Pasar al contenido principal

Donald Trump, primer presidente de los Estados Unidos en ser reprobado por racista por la Cámara de los Representantes

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. Reuters
  • Trump es el primer presidente estadounidense en la historia en ser reprobado por racista.
  • Atacó a cuatro parlamentarias demócratas en Twitter: "Volved a vuestro país".
  • El mandatario no se arrepiente, y defiende que no tiene "ni un hueso de racista en su cuerpo".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Cámara de los Representantes de los Estados Unidos ha reprobado este martes al presidente Donald Trump por sus mensajes racistas a varias parlamentarias del país. Es el primer mandatario estadounidense en ser interpelado por la Cámara por racismo.

En una sesión caótica, tal y como la describe el diario El País, la Cámara de los Representantes ha aprobado con 240 votos a favor y 187 en contra la resolución condenatoria por los mensajes de Trump. Esta Cámara, que cuenta con mayoría demócrata, contó con el voto favorable de hasta cuatro republicanos, el partido de Trump.

Nancy Pelosi es la portavoz de los demócratas en la Cámara y consideró que las palabras de Trump habían sido "vergonzosas y repugnantes", zanjando que se trataban de "comentarios racistas".

Trump, lejos de mostrar arrepentimiento, ha tuiteado a lo largo de este martes, antes y después de la sesión en la Cámara de los Representantes, que las cuatro parlamentarias a las que atacó "odian" a los Estados Unidos y que él no tiene "ni un hueso racista" en su cuerpo.

Pero, ¿qué es lo que había dicho Donald Trump?

Los mensajes reprobados de Trump

La polémica estallaba el pasado domingo cuando el mandatario estadounidense cargaba tinta contra cuatro parlamentarias del Partido Demócrata por su ascendencia. Ya entonces Pelosi rechazó el exabrupto del dirigente americano por "xenófobo".

Leer más: A Alexandria Ocasio-Cortez no le da miedo el ascenso de los robots, pero coincide con Bill Gates en que deberían pagar impuestos por destruir empleo

"Vuelvan a sus países", para no "decir al país más poderoso de la Tierra cómo debe gobernarse". Estas fueron las palabras que Trump propinó a las parlamentarias demócratas por su ascendencia. Todo a pesar de que las cuatro representantes americanas son estadounidenses de pleno derecho y tienen ascendencia foránea.

Las cuatro parlamentarias atacadas

Trump dedicó esas palabras a Alexandria Ocasio-Cortez, neoyorquina con origen puertoriqueño; Ayanna Pressley, de Cincinatti y Chicago y afroamericana; Rashida Tlaib, oriunda de Detroid y con familia palestina; e Ilhan Omar, que llegó a los Estados Unidos cuando era una niña procedente de Somalia.

A estas cuatro personas, que desde el entorno de la alt-right de Trump se las conoce como "el escuadrón" —'the squad', por su activismo— han protagonizado polémicas contra la propia líder de su partido en la Cámara, Nancy Pelosi. Las cuatro jóvenes y Pelosi representan las dos caras de los demócratas: la primera, la de la regeneración; la segunda, la de los rostros visibles y de trayectoria.

Aun con las controvertidas críticas que Ocasio-Cortez y Pelosi se han vertido —esta última, en una entrevista con el New York Times, adujo que el 'escuadrón' tenía su entorno de influencia solo a través de las redes sociales—, desde el Partido Demócrata no ha habido ningún atisbo de duda a la hora de salir en defensa de sus representantes.

Pelosi ha sido una de las voces más duras al criticar el exabrupto "racista" del presidente estadounidense.

Qué dice la reprobación aprobada por la Cámara de los Representantes

La Cámara ha conseguido aprobar, con cuatro votos favorables de republicanos, que los "comentarios racistas" de Trump en las redes sociales legitiman "el miedo y el odio hacia los nuevos estadounidenses y las personas de color".

El debate fue lo suficientemente tenso como para que en primera instancia los republicanos consiguieran que la portavoz de los demócratas, Pelosi, tuviera que retirar de su discurso la palabra "racista" —ya que el reglamento del parlamento impide descalificar a un presidente estadounidense—. Sin embargo, al imponerse los Demócratas en segunda votación, consiguieron recuperar el término, detalla la agencia EFE en un teletipo.

La reprobación también incide en que "los inmigrantes y sus descendientes han fotalecido a los EEUU" y la Cámara se ha comprometido a mantener el país abierto a quienes busquen "legalmente" refugio "de la violencia y la opresión", y para aquellos dispuestos a trabajar para "vivir el sueño americano".

Y además