El Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra acusa a una empresa mallorquina de ser una intermediaria para colgar reseñas falsas de productos de Amazon

Interior de un centro logístico de Amazon.
Interior de un centro logístico de Amazon.
REUTERS/Ralph D. Freso
  • Un juzgado británico ha tumbado la web en Reino Unido de una empresa de Mallorca que actuaba como intermediaria para ofrecer reseñas falsas de productos de Amazon.
  • La empresa española animaba a los interesados a adquirir productos y dejar una reseña positiva sobre los mismos para después recibir una devolución del importe con una pequeña compensación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tester Job es una compañía con sede en Mallorca que ofrecía a los usuarios la posibilidad de adquirir productos de Amazon y recibir una devolución por su importe íntegro, más unos pocos euros, a cambio de que dejasen una reseña positiva en la plataforma de comercio electrónico. Así se reflejaba en una entrada a este blog o en una denuncia que se elevaba ante la Organización de Consumidores.

Por este motivo, la firma se ha visto afectada por una actuación del Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y Gales, que ha desmantelado toda una red de reseñas falsas que circulaban por toda Europa. Tester Job ofrecía los mismos servicios que en España a través de una web, testerjob.co.uk, que ya no está disponible.

The Telegraph es el periódico que recoge la resolución judicial, que señala a esta firma mallorquina como una de las participantes de este entramado. Aparece en la resolución del juzgado británico, que ha iniciado su actuación a instancias precisamente del gigante del comercio electrónico.

Amazon crea una nueva sociedad en España para gestionar de manera independiente Prime Video, en su apuesta por los mercados internacionales

Junto con Tester Job, el Tribunal ha suspendido las operaciones de otras dos firmas. Una de ellas se llama AMZTigers y está radicada en suelo maltés. Con su decisión, el juzgado prohíbe a estas firmas de marketing de ofrecerse como intermediarias para conseguir estas reseñas en Amazon en Reino Unido.

Quien quebrante esa orden podría ver cómo acaba en prisión, sancionado económicamente y con sus bienes embargados, advierte la sentencia judicial.

El responsable de Amazon en Reino Unido, John Boumphrey, explica en declaraciones a The Telegraph que la multinacional destina "importantes recursos" para evitar que aparezcan reseñas falsas o patrocinadas en la plataforma. "Nos es crucial para ganarnos la confianza de nuestros clientes".

Por ello, Boumphrey considera que esta resolución judicial "dejará claro que no se tolera estos fraudes en nuestra plataforma". "No dudaremos en perseguir a los intermediarios de reseñas falsas a través de los tribunales de Reino Unido".

Que la resolución haya llegado de Reino Unido no es casual. Un regulador británico abrió una investigación a mediados del año pasado contra la multinacional que fundó Jeff Bezos: en su análisis se quiere determinar si estas firmas han hecho o están haciendo lo suficiente para frenar este fenómeno.

Correos invierte más de 1.200 millones de euros para adelantar a Amazon en el negocio de la entrega de paquetería en la última milla

Hace un año, Business Insider España contó cómo era el proceso de aceptar productos y artículos gratis de Amazon a cambio de reseñas falsas tras entrevistar a algunos de los usuarios que se dedican a esta práctica. Tras publicarla, contaban que "a los tres días" tenían el dinero en sus cuentas. Entre los detalles que compartieron está una serie de consejos para detectar reseñas falsas.

A mediados del año pasado, un periodista de ComputerHoy logró infiltrarse en este mundo de las reseñas falsas, y pudo comprobar en primera persona cómo en muchas plataformas es relativamente sencillo acceder a la posibilidad de enviar estas reseñas a cambio de artículos gratis e incluso compensaciones económicas o vales descuento.

En mayo, una brecha de datos reveló que había una red global de defraudadores que escribían estas reseñas falsas y en la que habría más de 200.000 personas involucradas. Amazon, por su parte, siempre ha acusado a las redes sociales de este problema: alegan que muchas de estas plataformas deberían invertir más dinero para perseguir los grupos fraudulentos en los que se organizan.

Fuentes de Amazon España han aseverado que las reseñas son una parte vital de su plataforma, ya que "ayudan a los clientes a tomar decisiones de compra". Pero las mismas "siempre deben reflejar con precisión la experiencia de una persona con un producto". "Las reseñas falsas engañan a consumidores, perjudican a vendedores y fomentan una economía sumergida".

Por esta razón la multinacional cuenta con más de 10.000 trabajadores en todo el globo dedicados a proteger la tienda de fraudes, entre los que se tipifican estas reseñas falsas. Amazon recibe más de 30 millones de reseñas cada semana y las analiza todas mediante técnicas de aprendizaje automático (machine learning) y el análisis de sus investigadores.

En 2020 Amazon logró detener más de 200 millones de presuntas reseñas falsas antes de que un cliente las viera. En caso de que alguna se hubiera logrado publicar, la plataforma recuerda a sus clientes que pueden pulsar el botón de Informar de un abuso siempre y cuando sospechen de la veracidad de una de esas reseñas.

Otros artículos interesantes:

Prepárate para una subida en tu cuota de Amazon Prime: varios expertos explican por qué la compañía seguirá la senda de Netflix con un aumento de precios

Google le está comiendo cada vez más terreno a Amazon en un aspecto clave del comercio electrónico, según los últimos datos disponibles

Qué es Amazon Style, la nueva tienda física de Amazon que llega en 2022 y en la que se elegirá la ropa con el móvil

Te recomendamos