Pasar al contenido principal

Profesores infiltrados en chats de alumnos para evitar plagios, falta de tiempo para acabar los exámenes y pésima gestión: los alumnos de la UPM, en pie de guerra contra la universidad

Un grupo de estudiantes se examinan en la prueba de acceso a la universidad
Reuters
  • Los alumnos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) viven jornadas difíciles debido a la falta de organización por parte del centro en cuanto al tema de los exámenes durante el confinamiento.
  • Algunos estudiantes han mostrado su indignación vía Twitter, donde se ha creado un hashtag, #UPMindignada, a modo de queja.
  • La cuestión es que los profesores no saben cómo hacer exámenes para que los alumnos no copien, lo que se traduce en que los alumnos afrontan pruebas con un tiempo demasiado justo o test imposibles de acabar.
  • Incluso, se ha llegado a dar el caso de docentes infiltrados en grupos de Discord de estudiantes de ingeniería para comprobar que no había plagios.
  • Los delegados se han visto obligados a enviar una carta al rectorado explicando la situación, pero no han conseguido solucionar el problema.
  • Business Insider España se ha puesto en contacto con la dirección de la UPM, pero hasta el momento no ha obtenido respuesta.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los alumnos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), fundada en 1971 y una de las más reconocidas en el ámbito de la ingeniería, sufren estos días el descontrol y la falta de organización del centro a la hora de abordar su evaluación. Y es que la cuarentena por el coronavirus ha provocado una sacudida sin precedentes en el sistema educativo que también está pasando factura a los universitarios.

Debido a la falta tiempo para fijas las medidas a seguir, los exámenes se han precipitado, los alumnos no han tenido tiempo para estudiar y los profesores, por miedo a que sus pupilos copien online, han acabado infiltrándose en sus chats.

Son más de 50 los grados que oferta esta universidad y, aunque no todos los alumnos se han visto directamente afectados por las diferentes polémicas que han envuelto al centro durante estas semanas, las quejas se han extendido entre los estudiantes. Concretamente, la UPM tiene capacidad para más de 35.000 estudiantes, según los últimos datos disponibles, del curso 2015-2016, y el claustro aglutina a casi 3.000 docentes.

Luis Ramón Núñez-Rivas
Luis Ramón Núñez-Rivas, UPM

YouTube

Todo este alboroto comenzó con una carta escrita el pasado 3 de abril por el director de la Escuela Técnica de Ingenieros Navales de la UPM, Luis Ramón Núñez Rivas, en la que se exponía que no había "ninguna obligación oficial" de hacer online los exámenes finales. De hecho, recomendaba más bien lo contrario, ya que las agencias de evaluación no creen que se garantice la adquisición de competencias con garantías.

Además, Núñez Rivas compartió que existía la posibilidad de que se pudieran llevar a cabo "actividades docentes presenciales, prácticas, seminarios e incluso clases limitando el número de alumnos", y aseguró que el curso académico 2019-2020 podría prolongarse hasta septiembre o incluso diciembre.

El problema surgió porque, lo que en un principio parecía ser una carta informativa para sus alumnos, terminó convirtiéndose en una forma de expresar su opinión que desató numerosas críticas en las redes desde su publicación por los contenidos que incluía.

"Por último, os voy a dar mi opinión, creo que en una universidad tecnológica seria, y la nuestra lo es, se debe acabar el curso de modo presencial y, si para ello es necesario prorrogarlo hasta el 31 de diciembre, que se haga", decía Núñez Rivas en la carta.

Su discurso terminaba desprestigiando otras carreras con comentarios negativos: "Comprendo que en otras facultades de otras universidades donde se licencian sociólogos que crean versos como 'la talla 38 me aprieta el choco' o 'los curas no nos dejan que nos coman las almejas' [...], se puede hacer todo online o, si se quiere, con señales de humo".

Exámenes que no dejan tiempo para la duda

Pero el problema va más allá de la citada carta. Los estudiantes de la UPM está en pie de guerra y han llevado sus críticas a las redes sociales a través del hashtag #UPMindignada. ¿La razón? Los exámenes a los que se enfrentan estos días.

Algunos estudiantes aseguran no disponer del tiempo suficiente para poder completar correctamente las tareas y achacan esta situación no solo a la pésima gestión de la universidad, sino a la falta de confianza por parte del profesorado y, también, a la complicada situación por el coronavirus.

Leer más: El plan de desescalada del Gobierno durará hasta finales de junio como mínimo y tendrá un ritmo distinto en cada territorio

"Los tiempos no te dan margen para dudar en más de una o 2 preguntas porque, si te permites ese tiempo, luego tienes que ir muy rápido en el resto", dice Álvaro Gutiérrez, estudiante de Ingeniería Mecánica en la UPM, a Business Insider España en relación a los exámenes. "Están pensados para que alguien que conoce perfectamente el temario marque todo a la primera sin dudar".

Aunque no son tiempos imposibles, los alumnos se quejan de la cantidad de exámenes —y trabajos— que tienen que hacer durante estos días, a los que se suman pruebas parciales que debían haber hecho previamente, durante las 3 primeras semanas de confinamiento. 

"El rector, en todos sus comunicados, recomienda reducir el temario a la parte más esencial y ningún profesor lo ha hecho", explica Gutiérrez. "De hecho, en una asignatura he dado más temario que el año pasado".

"Ha estado mandando comunicados vacíos, es decir, no decía absolutamente nada de los exámenes", explica Laura García, estudiante de Ingeniería Biomédica, a este medio en relación con las últimas declaraciones del rector.

Algunos profesores están impartiendo alguna clase online y ya se ha dejado claro en algunos comunicados, como el emitido por la delegación de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales vía Instagram, que se seguirán haciendo exámenes telemáticos hasta septiembre.

Algunos profesores están accediendo a chats de alumnos para evitar el plagio 

No solo el tiempo a disposición de los alumnos es una forma de controlar que no copien durante las pruebas. Algunos profesores han accedido, o intentado acceder, a los grupos de chats de algunos alumnos.

"Alumnos de tercero crearon un grupo en la plataforma Discord con demasiada gente y les acabaron pillando", dice un estudiante de Ingeniería Aeronáutica que prefiere mantener el anonimato. "No se sabe nada con certeza, pero se sospecha que alguien contactó con los profesores para informarles o que, debido a la enorme difusión del grupo, los docentes se acabaron enterando y consiguieron acceso".

Leer más: Un estudio detecta coronavirus en pequeñas gotas en el aire de 2 hospitales de Wuhan lo que podría apuntar a la necesidad de protegerse en espacios concurridos y poco ventilados

"En el grado de Telecomunicaciones, una profesora se percató de que algunos alumnos habían copiado en su examen online y quería ver conversaciones del grupo de clase", comenta García. "Eso es ilegal y no puede pedirlo, por lo que terminó discutiendo con ellos".

Los alumnos están contactando con la UPM para plantear una mejor organización

Ministro de Universidades, Manuel Castells.

El ministro de Universidades, Manuel Castells, aconseja que los centros educativos se pongan en contacto con los estudiantes para que el sistema funcione correctamente. Sin embargo, aunque las palabras inviten a la comunicación por ambas partes, en la UPM parece que aún no se ha conseguido.

El rectorado de la universidad ha dicho que mantener el contacto los estudiantes y e informarles debería incluir "hacerles partícipes de las reuniones y decisiones".

Pese a estas palabras, los delegados de las diferentes facultades han expresado su disconformidad a través de una carta tras no haber sido invitados a participar en las reuniones que se han realizado durante el último mes.

Leer más: Qué es la enfermedad de Kawasaki: la primera causa de cardiopatía adquirida en niños

Por ello, los estudiantes han recopilado quejas para hacérselas llegar a los directores de las distintas escuelas de la UPM, además de emitir su disconformidad públicamente.

El profesorado está encontrando complicaciones para adaptarse a la situación

"Los profesores están inseguros y muchos de ellos no se están adaptando a la situación, aunque alguno también está preocupado por cómo van a salir los exámenes, e insisten continuamente en ayudarnos con tutorías o lo que sea necesario con tal de prepararnos", cuenta García. "Otros no han hecho nunca test en la plataforma y la delegada de mi clase les ha tenido que explicar cómo se hacen. Creo que también es una situación nueva para ellos y sienten desconfianza, como la mayoría de nosotros".

Un delegado de la universidad, que ha preferido mantener el anonimato, cree que la UPM se está intentando poner al día en "muy poco tiempo" en lo que se refiere al mundo online para tener más capacidad. Incluso hay profesores que han montado pizarras en sus hogares para explicar la materia a los alumnos.

"A pesar de llevar más de 40 días de cuarentena, incluso la UNED está haciendo muchas pruebas", dice el delegado. "Si el sistema no esta funcionando, lo corregirán".

Y concluye que la Politécnica tiene la obligación de hacer los exámenes a las personas que no tengan acceso al canal online "cuando pase todo esto".

Business Insider España ha intentado ponerse en contacto con el rectorado de la UPM pero no ha recibido respuesta.

Y además