Pasar al contenido principal

Un estudio detecta coronavirus en pequeñas gotas en el aire de 2 hospitales de Wuhan lo que podría apuntar a la necesidad de protegerse en espacios concurridos y poco ventilados

un nuevo estudio encontra coronavirus en gotas de aire en hospitales de Wuhan
Un trabajador desinfecta el Hospital Wuhan No. 7 designado para pacientes con coronavirus (COVID-19), para prepararlo para la reanudación de su servicio normal en Wuhan, China, el 19 de marzo de 2020. Stringer/Reuters
  • Un nuevo estudio ha detectado coronavirus en pequeñas gotas en el aire en 2 hospitales de Wuhan.
  • El estudio, publicado en Nature, ha registrado niveles de ARN del nuevo patógeno en baños de pacientes mal ventilados así como en áreas públicas con tendencia a la aglomeración.
  • Los investigadores no han podido confirmar si el virus detectado era infeccioso por lo que no puede certificarse la propagación aérea.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Científicos chinos han detectado pequeñas gotas en el aire con coronavirus en 2 hospitales de Wuhan. Los hallazgos fueron publicados el pasado lunes en la revista Nature y suponen un paso más hacia el conocimiento de cómo el nuevo virus podría propagarse por el aire.

Hasta el momento se sabe que este patógeno se propaga a través de gotículas respiratorias humanas por contacto cercano. Dicho de otro modo, las pequeñas gotículas expulsadas por una persona infectada al toser, estornudar o hablar pueden llegar a otra que se encuentre a una distancia próxima y contagiarla

Así lo considera la Organización Mundial de la Salud (OMS) que hasta la fecha indica como principal vía de contagio de coronavirus “contacto directo con una persona infectada y, de forma indirecta, por contacto con superficies que se encuentren en su entorno inmediato”.

En cuanto a propagación aérea, si bien no existe confirmación como tal, cada vez es mayor la evidencia que apunta hacia la posibilidad de que el virus del COVID-19 pueda propagarse por el aire en pequeñas gotas conocidas como aerosoles, al menos en espacios concretos.

A este respecto, el nuevo estudio supone una evidencia en un entorno real. En este los científicos chinos analizaron diferentes áreas de 2 hospitales de Wuhan durante el brote entre febrero y marzo de 2020, encontrando pequeñas gotas en el aire que contenían marcadores genéticos (ARN) del nuevo coronavirus. 

Leer más: El coronavirus puede permanecer en el aire en zonas concurridas y habitaciones de hospital, pero es muy poco probable caminar a través de "nubes" de virus

La concentración del virus detectada en aerosoles en habitaciones bien ventiladas y en zonas públicas al aire libre era realmente baja. Si embargo los niveles registrados eran realmente elevados en baños de pacientes infectados en incluso en en áreas abiertas muy concurridas.

“La concentración de ARN del SARS-CoV-2 en aerosoles detectados en salas de aislamiento y habitaciones ventiladas de pacientes fue muy baja, pero fue elevada en las áreas de baño de los pacientes. Los niveles de ARN del SARS-CoV-2 en el aire en la mayoría de las áreas públicas eran indetectables, excepto en dos áreas propensas a la aglomeración”, remarca el estudio.

Asimismo los científicos también repararon en que ciertos espacios destinados al personal médico tenían altas concentraciones de coronavirus en las gotas del aire. Estos niveles descendieron después de incrementarse los procedimientos de desinfección, pero podría significar que el virus es capaz de permanecer en la ropa y pasar después al ambiente.

Pese a los resultados obtenidos, los investigadores no han podido saber si el virus en las muestras recogidas era infeccioso, por lo que no puede confirmarse la propagación de la enfermedad vía aérea. 

Leer más: El aire acondicionado podría favorecer la propagación del coronavirus  según un estudio en China que advierte de la necesidad de distanciar las mesas en los restaurante tras el fin del confinamiento

Hallazgos similares fueron señalados por una investigación previa llevada a cabo por científicos del Centro Médico de la Universidad de Nebraska. Para ello se recogieron muestras de aire y superficies de hasta 11 salas en las que se aisló a 13 casos confirmados. El estudio, que no ha sido aún confirmado por pares, detectó contaminaicón viral tanto en objetos de uso común como en instalaciones sanitarias y muestras de aire. 

Aunque  la propagación del coronavirus por el aire sigue siendo una de las cuestiones a resolver en torno al brote, estas evidencias parecen apuntar a la necesidad de tomar medidas de protección y desinfección en espacios pocos ventilados y con tendencia a la aglomeración. En este sentido las mascarillas podrían minimizar los riesgos.

Y además