Pasar al contenido principal

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará a su paso el aire del centro de Madrid

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

  • Esta semana, Scoobic ha ganado el Reto Lehnica, un concurso de proyectos innovadores impulsado por Correos, que probará el vehículo en 2019.
  • No es el primer premio que gana este vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla es capaz de limpiar el aire a su paso, que también será testado en uso real por Carrefour. 
  • El supermercado dará a sus clientes una zirconita producto del carbono atrapado por Scoobic a su paso por el centro de Madrid gracias a un filtro patentado. 

Scoobic no ha nacido para ganar un concurso de elegancia, pero nadie se lo pedirá cuando este vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla, que probará Carrefour, empiece a rodar por Madrid y a limpiar el aire a su paso. El proyecto ha ganado esta semana el Reto Lehnica, un concurso de proyectos innovadores impulsado por Correos, lo que ha le ha valido 30.000 euros de premio y otro pedido para una pequeña flota de pruebas. 

Ahora mismo, en la nave de Passion Motorbicke Factory, la empresa de Dos Hermanas (Sevilla) que se creo en 2016 sobre este proyecto de Scoobic, un vehículo de reparto eléctrico que ya ha comenzado la fase de construcción en serie. No es para menos tras el éxito cosechado hace un mes en el Salón Internacional de Logística y de la Manutención de Barcelona, del que salieron con bastantes pedidos. 

José María Gómez, CEO y fundador de Passion Motorbike Factory, afirma para Business Insider: "Somos el eslabón perdido entre la moto y la furgoneta. Estamos en la fase de industrialización. La primera es la fabricación del chasis con una joint venture que tenemos en Asia y aquí los ensamblaremos. Esperamos crear 200 puestos de trabajo. Tenemos mucha gente interesada en este concepto. Nos ha sorprendido a todos."

El principal impulsor del proyecto continua: "Tenemos un enfoque muy personal, todo el mundo se empeña en la tecnología que todos los vehículos sean autónomos, conectados, compartidos y que vuelen, pero para eso hay que reimaginar todo el concepto automóvil. Sin embargo, los tamaños de estos vehículos hacen que el tráfico sea asqueroso, hay que rediseñarlos optimizando sus tallas, si reducimos el tamaño de los vehículos en un 30%, dejaría de haber atascos". 

Leer más Así es el coche autónomo del ejército español

La idea es que Soobic, además de quitar motos y furgonetas de reparto del interior de la ciudad, además sirva para pacificar el tráfico y para limpiar el aire, ya que lleva en su interior un filtro patentado que atrapa el carbono en el aire. Además, cada unidad llevará un desfibrilador. "Con 300 Squbic dando vueltas por Madrid, las probabilidades de que todo el que sufra un infarto, no tenga un desfibrilador cerca serían casi nulas", afirma José María Gómez. 

"Tenemos una app para localizar un infarto, que será de descarga gratuita y hará que el Scoobic más cercano pare el reparto y se dirija hasta allí. Vamos a hacer de los repartidor pase de ser el villano al héroe de las ciudades", asegura un José María exultante. Ya están fabricando las 100 unidades de Scoobic que probarán Correos y Carrefour desde la primavera de 2019 en Madrid. A continuación, todos sus detalles. 
 

Ahora se están fabricando 1.000 unidades para Carrefour, Correos y otros pedidos ya existentes para 2019, pero la idea es incrementar la producción a 3.000, 7.000, 21.000 y 80.000 unidades sucesivamente en los siguientes años

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

Una de las claves de Scoobic esá en que, al poder acceder a calles peatonales, no perderá entre un 20 y un 40% de su tiempo buscando un estacionamiento como sucede con las furgonetas

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

Dadas las características de Scoobic, que puede ser manejado como un elevador de supermercado, este es el único vehículo de reparto del mundo que podrá compartir espacio con los peatones

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

Esto le dará una gran ventaja operativa a la hora de distribuir mercancías en la última milla. Será más lento que una furgoneta o una moto, pero su capacidad de carga y capilaridad le permitirán hacer más en menos tiempo

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

Scoobic puede cargar 1.000 litros de volumen o 750 kg de peso y, gracias a sus características, podría ser más eficaz que una furgoneta

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

La posición del conductor es 20 centímetros más alto que en una moto para mejorar su visibilidad, seguridad y el manejo de la carga

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

Para que el Scoobic pueda moverse con tanto peso, el chasis se divide en dos para que el cajón pueda permanecer perpendicular al suelo durante las curvas

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

El sistema de inclinación del puesto del conductor de Scoobic ha sido desarrollado por los creadores del vehículo. Es una solución patentada para que pueda desplazar la gran carga que lleva para su tamaño

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

Otra de las tres patentes que tiene Scoobic es la de este filtro de iones que aspira las partículas de carbono en suspensión

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Scoobic

Según aseguran los creadores de Scoobic: "al final de la semana se extraerá ese carbono, se comprimirá y se convertirán en una zirconita que Carrefour te dará para que sepas cuánto has limpiado el aire de tu ciudad con tus repartos"

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Scoobic

El peso de Scoobic es de solo 245 kg y está homologado como una moto. Aunque su carga ya es alta, 750 kg, en un futuro podría llevar un remolque que cargaría otras dos cajas de 750 kg o 1.000 litros cada una

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Scoobic

Scoobic puede equipar hasta 10 baterías de 10 kg y unos 1.000 euros de precio cada una. El vehículo se entregará en su versión básica con una sola batería y otra para tener recargada, cambiarla en un minuto y que pueda seguir sin detenerse

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

Con todas sus pilas, Scoobic tendría una autonomía de 8 horas cargado al máximo. Sus fabricantes también han desarrollado el sistema de gestión inteligente de la baterías y de su carga

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

El CEO de la empresa tiene clara su estrategia comercial: "Propondremos a los posibles clientes: elija la peor ciudad donde usted esté haciendo repartos, y allí haremos un día yo con mi Soobic y usted con una furgoneta y tendremos pedido"

El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará el aire a su paso por el centro de Madrid

Youtube/Scoobic

Te puede interesar