Pasar al contenido principal

Estas son las reducciones, deducciones y exenciones fiscales con las que más dinero deja de ingresar el Estado

Dos jóvenes salen de una oficina de la Agencia Tributaria
Reuters
  • En total existen 52 tipos diferentes de deducciones, reducciones y exenciones que los contribuyentes pueden aplicarse para reducir impuestos.
  • En 2018, las arcas del Estado dejaron de ingresar 7.846 millones de euros por estas ventajas fiscales que se aplican sobre el IRPF, unos 56 millones de euros más que en 2017.
  • Las ventajas fiscales que más merman la recaudación fiscal son la reducción por tributación conjunta, la deducción por familia numerosa y el régimen transitorio de la deducción por inversión en vivienda habitual.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En teoría, todos somos iguales ante Hacienda pero, en la práctica, hay muchas excepciones. Y no nos referimos a la evasión fiscal, sino a las deducciones, reducciones y exenciones que los contribuyentes pueden aplicarse para reducir los impuestos que paga en el IRPF y que, por tanto, merman la recaudación tributaria que financia al Estado.

Además, según el informe anual Declaración de Renta y Patrimonio 2018, elaborado por el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) del Consejo General de Economistas (CGE) de España, esos beneficios fiscales han sido un 0,7% mayores en 2018 que el año anterior, hasta un total de 7.846.450.000 euros menos en las arcas del Estado.

Leer más: Estos son los 29 países en los que las empresas dedican un mayor porcentaje de su beneficio a pagar impuestos

Eso supone un 9,5% del total de dinero recaudado por el Impuesto sobre la Renta, que aportó el año pasado 82.859 millones de euros. Desde el CGE, su presidente Valentín Pich destaca en el informe el peso creciente de estas exenciones y hace "un llamamiento a los responsables autonómicos para que seleccionen los incentivos que aprueban, más de 220 en 2019". 

Pich señala que estos incentivos "representan, en su conjunto, menos del 4% de la recaudación autonómica", mientras que cifra el volumen de los beneficios aplicados a escala estatal en el 10,55% de la recaudación.

Pero, aunque estos beneficios limiten la cantidad de dinero que recauda Hacienda y, por tanto, el presupuesto que el Estado reinvierte en la sociedad, parte de esos fondos no dejan de aportar al bien común. El CGE señala que algunas ventajas, como las de maternidad, familia numerosa o discapacidad, implican cargar a "la recaudación del IRPF con unos verdaderos gastos sociales".

Estos son las 12 deducciones, reducciones y exenciones con las que más dinero deja de ingresar el Estado, ordenadas de menor a mayor cuantía y teniendo en cuenta solo a aquellas ventajas de las 52 que existen en total que supongan más de un 2% del total exento de IRPF. Conjuntamente, estas 12 deducciones suponen el 91,4% del total.

#12– Exención por reinversión de la vivienda habitual: 190,1 millones de euros (2,42%)

Una pareja escoge un color para pintar una pared en una reforma
Getty Images

La Agencia Tributaria establece que las ganancias patrimoniales obtenidas en la venta de la vivienda habitual, es decir, con residencia continuada durante 3 años, pueden resultar exentas, siempre que el dinero obtenido se reinvierta en la adquisición o rehabilitación de otra vivienda habitual.

Pese a que es una de las deducciones con menor peso en la recaudación total, el dinero que ha restado a las arcas del Estado se ha incrementado en un 21% a tono con la recuperación del mercado inmobiliario.

#11– Exención de la pensión de invalidez: 203,5 millones de euros (2,59%)

Una mujer en silla de ruedas
Getty Images

Las pensiones de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez están exentas de tributación en el IRPF, hasta el máximo de prestación que conceda la Seguridad Social, que actualmente sería el doble del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), por lo que este año sería de 15.360 euros. Toda cantidad que supere ese tope se grava como rendimientos del trabajo.

#10– Deducción por donativos: 231,2 millones de euros (2,95%)

Miembros de una ONG en un banco de alimentos
Getty Images

Uno de los ahorros fiscales más comunes es el que se refiere a los gastos filantrópicos, asociativos o de participación política. Así, es posible desgravar las donaciones a ONG, concretamente un 75% de los primeros 150 euros donados y un 30% de las cantidades que sobrepasen esta cifra, aunque a partir del tercer año de donaciones este porcentaje se eleva al 35%.

También pueden desgravarse los gastos de defensa jurídica contra el empleador, hasta un límite de 300 euros, y las cuotas sindicales o de los colegios profesionales de inscripción obligatoria, en este caso hasta 500 euros. Mientras, las cuotas de afiliación y aportaciones a los partidos políticos cuentan con una deducción del 20% hasta un límite de 600 euros.

#9– Especialidades de las anualidades por alimentos: 271,4 millones de euros (3,46%)

Padre e hijos dormidos en el suelo
Getty Images

Las personas que paguen pensión a sus hijos en concepto de alimentación, siempre que se haya establecido por decisión judicial, pueden reducirse un máximo de 1.980 euros anuales de la base liquidable general, siempre y cuando no tengan derecho al mínimo por descendientes de esos hijos.

#8– Reducción por arrendamientos de viviendas: 341 millones de euros (4,35%)

Una mujer prepara la mudanza tras comprar una vivienda nueva.
Getty Images

Existe una reducción del IRPF por alquiler de vivienda del 60% del rendimiento neto positivo conseguido como pago mensual por parte de los inquilinos. Esta reducción se aplica siempre que el arrendamiento no sea una actividad económica del casero y siempre que se trate de un alquiler de larga duración, es decir, ni turístico ni vacacional.

Leer más: Cómo tributan los ingresos del alquiler de vivienda en la declaración de la Renta

#7– Exenciones de determinadas loterías y apuestas: 396,5 millones de euros (5,05%)

Anuncio Lotería Navidad 2018
YouTube

Hasta 2017, Hacienda se quedaba con un 20% de todos los premios de Loterías y Apuestas del Estado que excediesen de 2.500 euros. En 2018, la cantidad exenta subió a 10.000 euros, situándose en 20.000 euros en 2019 y en 40.000 euros en 2020.

Estos cambios fiscales han provocado que el dinero que deja de ingresar el Estado por esta exención crezca un 3,5% entre 2017 y 2018, una cantidad que subirá drásticamente en 2019 y 2020 por el aumento de la cantidad exenta de impuestos.

#6– Reducción por rendimientos del trabajo: 731,1 millones de euros (9,32%)

Trabajadores en la fábrica de Seat en Martorell
REUTERS/Albert Gea

Esta ventaja se aplica a los trabajadores que ganen menos de 14.450 euros anuales, siempre que no tengan rentas de otro tipo que superen los 6.500 euros. El importe de la reducción es de:

  • Para contribuyentes con rendimientos netos del trabajo iguales o inferiores a 11.250 euros anuales: 3.700 euros
  • Para contribuyentes con rendimientos entre 11.250 y 14.450 euros: 3.700 euros menos el resultado de multiplicar por 1,15625 la diferencia entre los ingresos laborales y el máximo de 11.250 euros anuales.

#5– Reducción por aportación a sistemas de previsión social: 770,9 millones de euros (9,82%)

Dos jubilados paseando
Pixabay

Aportar dinero a un plan de pensiones, mutualidades de previsión social, planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial o seguros privados permite desgravar impuestos. Concretamente, mediante una reducción de la base imponible equivalente al dinero que se aporta por lo que, dado que el IRPF es un impuesto progresivo, termina resultando en el pago de menos impuestos.

El límite fiscal conjunto de reducción por aportaciones es el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas, hasta un máximo de 8.000 euros anuales. En el caso de los seguros colectivos de dependencia, el tope son 5.000 euros anuales.

#4– Deducción por maternidad: 781,7 millones de euros (9,96%)

Bebé recién nacido
Getty Images

La Agencia Tributaria ofrece una deducción de hasta 1.200 euros al año a las madres por cada hijo nacido o adoptado en territorio español menor de 3 años. La reducción de la natalidad en España en 2018 y en los años anteriores justifica la caída de casi 4 décimas en las cantidades beneficiadas por esta deducción.

Leer más: Cómo reclamar la devolución del IRPF por maternidad y paternidad a través del formulario de Hacienda

#3– Deducción por inversión en vivienda habitual anterior a 2013: 1.034,7 millones de euros (13,19%)

Quienes comprasen su casa antes de 2013, pueden deducirse todavía los gastos
Quienes comprasen su casa antes de 2013, pueden deducirse todavía los gastos Getty Images

La deducción estatal de hasta un 15% de las cantidades invertidas en la compra de vivienda habitual, a pesar de que está derogada, continúa siendo aplicable en régimen transitorio para aquellos que la compraron o que realizaron algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013.

A estos contribuyentes, Hacienda les mantiene el derecho a la desgravación en 2013 y años sucesivos, siempre que se hayan deducido por esa vivienda en 2012 o en años anteriores. El límite a deducir es de 9.040 euros.

Leer más: Qué vivienda te puedes comprar por 150.000 euros

#2– Deducción por familia numerosa o con discapacidad: 1.102 millones de euros (14,05%)

Una familia de turistas pasea por el centro de Palma de Mallorca
Una familia de turistas pasea por el centro de Palma de Mallorca Getty Images

La Agencia Tributaria contempla una deducción de 1.200 euros anuales para ascendientes o hermanos huérfanos de padre y madre que formen parte de una familia numerosa, es decir, de 3 o 4 hijos, elevándolo a 2.400 euros si tiene categoría especial, es decir, con 5 o más hijos.

Además, hay una deducción extra de 600 euros anuales por cada hijo que supere el mínimo para ser considerada familia numerosa general o especial, aunque en el ejercicio 2018, solo fue posible deducir 250 euros adicionales, debido a que su entrada en vigor tuvo lugar en agosto.

#1– Reducción por tributación conjunta: 1.117,4 millones de euros (14,24%)

Dos jubilados revisan su contabilidad
Getty Images

En el caso de familias monoparentales con hijos que no reciben rentas y matrimonios en los que uno de los cónyuges no recibe ingresos o no superan los 3.400 euros anuales, la declaración conjunta ofrece ventajas:

  • Una reducción de 2.150 euros anuales para familias monoparentales compuestas por un cónyuge no casado, viudo o separado legalmente con hijos menores o mayores pero incapacitados judicialmente y con los que conviva. 
  • Una reducción de la base imponible a 8.950 euros anuales para matrimonios.