Un estudio apunta a que quienes toman Viagra tienen un 70% menos de posibilidades de desarrollar alzhéimer

Viagra

Getty Images

  • Una nueva investigación de la Unidad de Medicina Genómica de la Clínica Cleveland publicada en Nature Aging establece un vínculo entre el consumo de Viagra y menos posibilidades de padecer alzhéimer.
  • Utilizando una red de mapeo de genes, los investigadores descubrieron que los usuarios de sildenafil, comercializado bajo el nombre de Viagra por la farmacéutica Pfizer, tenían casi un 70%% menos de posibilidades de padecer la enfermedad neurodegenerativa.
  • El estudio no demuestra una relación causal y se necesitarán ensayos clínicos aleatorios que involucren a ambos sexos con un control de placebo para determinar la eficacia del fármaco.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Un nuevo estudio apunta a un prometedor vínculo entre el consumo de Viagra y menores posibilidades de padecer alzhéimer. 

El sildenafilo (compuesto UK-92,480), comercializado bajo la marca Viagra, se trata de un fármaco utilizado para tratar la disfunción eréctil y la hipertensión arterial pulmonar (HPP). Desarrollado por científicos británicos y llevado al mercado por la farmacéutica Pfizer, inhibe una enzima que promueve la degradación del GMPc, que regula el flujo de sangre en el pene. 

Además de contribuir a la mejora de la vida sexual, la Viagra podría tener un inesperado beneficio que ya ha sido explorado en anteriores ocasiones por la ciencia: menores papeletas para padecer alzhéimer,  la forma de demencia más común en el mundo, y que afecta a más de 50 millones de personas. 

La investigación, dirigida por Feixong Cheng de la Unidad de Medicina Genómica de la Clínica Cleveland y publicada en la revista Nature Aging, se propuso establecer una nueva metodología para la detección de medicamentos preexistentes para tratar la enfermedad de Alzheimer. 

Para ello, su análisis puso el foco en solamente en el potencial de cada fármaco para interactuar con las proteínas amiloideas y tau tóxicas asociadas con la enfermedad, sino también en las redes más amplias de genes y proteínas relacionadas con el alzhéimer.

“Estudios recientes muestran que la interacción entre la proteína amiloide y la tau contribuye más al Alzheimer que cualquiera de ellas por sí solo”, explica el principal autor del estudio.

"Por lo tanto, planteamos la hipótesis de que los fármacos que se dirigen a la intersección de la red molecular de los endofenotipos amiloide y tau deberían tener el mayor potencial de éxito".

Estadística: Ingresos derivados de la comercialización del medicamento Viagra de la farmacéutica Pfizer a nivel mundial de 2003 a 2019 (en millones de dólares) | Statista,
,Encuentre más estadísticas en ,Statista

Desde la Clínica Cleveland examinaron más de 1.600 medicamentos aprobados por la FDA utilizando una gran red de mapeo de genes, concluyendo que el sildenafil, más conocido como Viagra, se trata del mejor candidato potencial. 

A continuación, examinaron datos del seguro médico de más de 7 millones de personas para determinar cualquier asociación entre el uso del fármaco para la disfunción eréctil y las tasas más bajas de enfermedad de Alzheimer.

Los usuarios de Viagra tenían un 69% de probabilidades de desarrollar alzhéimer, pero la relación causal no está demostrada

Su estudio reveló que los usuarios de Viagra tienen un 69% menos de posibilidades de desarrollar alzhéimer en comparación con quienes no consumen este fármaco. 

Además, en estudios de laboratorio posteriores realizados con células madre averiguaron que el medicamento puede aumentar el crecimiento de las células cerebrales y reducir ciertos signos patológicos de la enfermedad.

Los datos se suman a otras prometedoras evidencias de la relación entre Viagra y alzhéimer, con un estudio del año pasado de la Universidad de Harvard, el cual apunta que el medicamento puede reducir la acumulación de proteínas tóxicas asociadas con la enfermedad.

De todos modos, la investigación no apunta al uso de este fármaco como tratamiento preventivo diario, sino como inspiración para crear otros fármacos.

"Podría ser mejor estudiar la vía por la cual estos efectos beneficiosos del sildenafil están siendo mediados y luego alentar los factores del estilo de vida que se pueda demostrar que reducen el riesgo de la misma manera", anota Catherine Hall, de la Universidad de Sussex. 

Varios investigadores se preguntan si este estudio está detectando un vínculo causal real entre el uso de Viagra y el alzhéimer, o más bien apunta hacia la menos libido que caracteriza el comienzo de la patología.

Tara Spiers-Jones, de la Universidad de Edimburgo recuerda a New Atlas que el alzhéimer reduce el deseo sexual, por lo que sería posible que en las primeras fases de la enfermedad, caracterizadas por una libido menguante, impliquen un menor consumo de fármacos o búsqueda de recetas para la disfunción eréctil. 

"No me apresuraría a comenzar a tomar sildenafil como prevención para la enfermedad", advierte la científica. La investigación no prueba que sea responsable de reducir el riesgo de demencia.

Jack Auty, de la Universidad de Tasmania, se hace eco de esta limitación y señala que un amplio abanico de variables de estilo de vida podrían explicar el vínculo entre Viagra y tasas más bajas de alzhéimer, a pesar del mecanismo hipotético propuesto por el nuevo estudio. Por ejemplo, caminar más lento, ya que la velocidad está relacionada con la salud.

Dicho de otro modo, ya que una menor actividad sexual es uno de los primeros signos de la enfermedad, el uso de sildenafil podría ser una correlación falsa, que precisará que trabajos clínicos adicionales investiguen la relación. 

"Estamos planeando un ensayo mecánico y un ensayo clínico aleatorizado de fase II para probar la causalidad y confirmar los beneficios clínicos del sildenafil para los pacientes con alzhéimer", agrega Cheng. 

También se podrá extender la metodología para fármacos a otras patologías cerebrales. "Prevemos que nuestro enfoque se aplique a otras enfermedades neurodegenerativas, como el párkinson y la esclerosis lateral amiotrófica, para acelerar el proceso de descubrimiento de fármacos". 

"Ser capaz de reutilizar un medicamento que ya tiene licencia para otras afecciones de salud podría ayudar a acelerar el proceso de descubrimiento de medicamentos para la demencia", celebra por su lado Susan Kohlhaas, directora de investigación de Alzheimer's Research UK.

Otros artículos interesantes:

Esta molécula descubierta por casualidad en un laboratorio podría tener la llave para curar enfermedades como el alzhéimer, el párkinson o la ELA

Despega el ensayo clínico para probar la primera vacuna nasal contra el alzhéimer: la esperanza está en el sistema inmune

Un compuesto químico de la viagra podría ser de ayuda para curar a los pacientes de coronavirus, según un estudio

Te recomendamos

Y además