Pasar al contenido principal

Facebook advierte antes de que empiece la campaña que los partidos no podrán utilizar WhatsApp para hacer envíos masivos de mensajes electorales

Pablo Iglesias y parte de su equipo en una sesión parlamentaria de 2017.
Pablo Iglesias y parte de su equipo en una sesión parlamentaria de 2017. Podemos
  • Facebook ha convocado a los partidos para dar consejos sobre cómo utilizar sus herramientas y también ha advertido que WhatsApp no es una herramienta electoral.
  • Lo hace a pocos días de que empiece la campaña para evitar equívocos como el del último ciclo electoral: la compañía le cerró a Podemos un canal en WhatsApp a días de las elecciones.
  • El País ha constatado que esta reunión con responsables de Facebook en España tuvo lugar el pasado lunes 14 de octubre.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

No quieren más equívocos: Facebook ha convocado una reunión con los partidos que concurrirán a las elecciones generales del 10-N y les ha adelantado que WhatsApp no podrá ser utilizada como herramienta en campaña electoral.

Después de que en abril Podemos denunciase que Facebook le había retirado su canal de WhatsApp a menos de cinco días de la cita con las urnas, la firma responsable de la red social ha decidido aclarar términos antes de que comience de forma oficial la campaña.

El País ha recibido la confirmación oficial de la empresa de Mark Zuckerberg de que esta reunión preelectoral a puerta cerrada se mantuvo el pasado lunes 14 de octubre entre responsables de la compañía y portavoces de los principales partidos nacionales, incluyendo Más País o el PNV.

En dicho comunicado remitido a este diario, Facebook advertía que el encuentro sirvió para ofrecer "formación en cómo usar nuestras herramientas, cómo actualizar sus ajustes de seguridad y también discutir y recibir feedback sobre cómo mejorar nuestros sistemas".

Leer más: La Junta Electoral exige a Podemos que retire sus anuncios pagados de Facebook porque todavía no ha empezado la campaña electoral

Este mismo periódico ha confirmado con cinco representantes de estos grupos políticos que el encuentro también sirvió para esclarecer qué sucedería con el uso electoral de WhatsApp.

Sucedió, en concreto, durante unos canapés que se sirvieron en la cita: los representantes políticos rodearon a la directora de asuntos públicos de Facebook, Natalia Basterrechea, para que arrojara luz al tema.

Con todo, este es un asunto que la firma pretendía rehuir. Ya en abril Unidas Podemos denunció que se había cerrado su servicio de envío de mensajes por WhatsApp —donde contaban con más de 60.000 suscriptores— por motivos ideológicos.

La cuenta de Podemos en WhatsApp se cerró el 21 de abril, a siete días de las generales. Representantes de la organización morada advirtieron entonces de la "discriminación" que sufrían, como cita La Vanguardia, al ver cómo otras organizaciones mantenían este servicio en activo.

No obstante, el resto de partidos vieron cómo WhatsApp cerraba sus canales días después. En abril, la Junta Electoral Central recibió una respuesta de WhatsApp Irlanda, recoge El País. En ella, la compañía incidía en que no se permiten este tipo de envíos en la plataforma durante una campaña.

Leer más: La nueva arma de WhatsApp para luchar contra los bulos y las fake news

Consejos para partidos: los candidatos pueden mentir en Facebook

El País también abunda en que la reunión sirvió para que los representantes políticos recogieran algunos consejos de empleados angloparlantes de la compañía. De incluir subtítulos en sus vídeos a que sus producciones sean en vertical porque es un formato de moda.

Lo que desconocían los representantes es que sus candidatos podrán mentir en las redes sociales, a tenor de lo que sucedió este mes en Estados Unidos.

La aspirante a ser candidata presidencial por el Partido Demócrata, Elizabeth Warren, lanzó un anuncio falso y lo promocionó con dinero real en Facebook. En el mismo, advertía que el CEO de la compañía, Mark Zuckerberg, se había sumado a la campaña de primarias del adversario republicano, el todavía presidente Donald Trump.

Leer más: Así están utilizando las empresas (y los partidos políticos) los datos para influir en las elecciones, según una abogada del equipo legal que asesora a Julian Assange

A pesar de que era algo eminentemente falso, lo que pretendía Warren con esta promoción era demostrar cómo Facebook cobraba por anuncios aunque dijesen mentiras, y no combatía la desinformación en su red social.

Este movimiento provocó, como explica la periodista Lauren Frias en la edición estadounidense de Business Insider, que un portavoz de Facebook saliese al paso advirtiendo que lo que hace la plataforma es proteger la libertad de expresión, y que por ese mismo motivo no iban a censurar su propio anuncio falso.

Y además