Pasar al contenido principal

Los partidos políticos no se ponen de acuerdo ni a la hora de firmar un documento para ahorrar costes en la próxima campaña electoral

Una imagen de la campaña electoral del PSOE en Barcelona en 2015.
Una imagen de la campaña electoral del PSOE en Barcelona en 2015. David Ramos / Getty
  • El PNV no ha firmado el acuerdo que propuso el PSOE para ahorrar costes en campaña.
  • El documento propone suprimir la publicidad exterior y el uso de carteles y banderolas en la calle de 1 al 8 de noviembre.
  • El problema es que el documento notarial incide en que será necesaria la firma de "todas y cada una" de los partidos.
  • El PSOE ha confirmado que sí cumplirá con el acuerdo a pesar de que no lo han firmado todos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los partidos políticos tendrán que ahorrar costes en campaña electoral, pero no porque ellos quieran. La reforma de la Ley Electoral de 2016 ya comprendía que en caso de que las elecciones fueran después de una legislatura fallida, la campaña duraría la mitad y las subvenciones a partidos serían menores.

A pesar de ello, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, anunció hace días la posibilidad de que los partidos con representación en las Cortes acordasen un paquete de medidas para ahorrar todavía más dinero en campaña. Por ejemplo, no utilizar publicidad exterior, como carteles o banderolas.

El acuerdo, que debían haber suscrito las organizaciones políticas antes de las 18.00 horas de este miércoles, según detalla la cadena Ser, no ha contado con la rúbrica de algunas formaciones. La emisora señala, en particular, a Podemos.

Según Europa Press, Unidas Podemos sí ha rubricado este documento, a pesar de las matizaciones que hace del mismo.

Leer más: Cuánto dinero costará exactamente repetir elecciones generales en noviembre

La formación de Pablo Iglesias enmienda el texto propuesto por el PSOE porque considera que se debe garantizar la celebración de al menos dos debates televisados entre los principales líderes políticos, algo que también ha compartido Ciudadanos.

Aunque la Ser ha dicho una cosa y Europa Press la contraria, Unidas Podemos no ha respondido todavía a un correo electrónico de Business Insider en el que se le pedía que aclarase su postura.

Sin embargo, la rúbrica —o ausencia de la misma— de Unidas Podemos no es el único escollo.

El documento espera una firma de PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos, Vox, ERC, PSC, PDeCat, PNV, Compromís, IU, En Comú y el PRC. Y según la misma agencia de noticias, Europa Press, el PNV no ha aceptado firmarlo con el argumento de que, de no contar con publicidad exterior, no podrían competir con un partido nacional.

Los partidos tenían hasta las 18.00 de este miércoles para rubricar ante notario este documento que ha filtrado la cadena Ser. La misma notaría no ha querido atender a Business Insider.

La clave es el siguiente párrafo del texto: "El presente acuerdo será elevado a escritura pública. Obligará y será vinculante para las formaciones políticas que lo han negociado -relacionadas a continuación- siempre y cuando se produzca la ratificación por vía notarial del mismo por todas y cada una de las mismas".

En otras palabras: si no firman todas, no hay acuerdo.

El PSOE defiende que sí cumplirá

Este jueves, en una reunión de su Comité Electoral, los socialistas han confirmado que ellos cumplirán con el acuerdo alcanzado ante notario, a pesar de que finalmente el PNV no firmó, según explica Europa Press.

En un comunicado remitido a los medios, el PSOE ha defendido que sí se ha alcanzado "unanimidad" a pesar de la vía de escape que planteaba el acuerdo en caso de que no ratificaran el texto todas las organizaciones.

Con la medida de retirar las banderolas, la campaña del PSOE reducirá sus costes en dos millones de euros con respecto al 28 de abril, ha explicado el partido en un comunicado.

Así mismo, el PSOE ha criticado a Ciudadanos y a Unidas Podemos por no haber concretado la propuesta de realizar un mailing único con las papeletas de todos los partidos.

Y además