Un estudio destapa que 1 de cada 10 suplementos de omega-3 de aceite de pescado están rancios

Suplementos omega 3

Getty Images

  • Una investigación independiente de Labdoor revela que algunos aceites de pescado registraron niveles 11 veces superiores a los límites recomendados de rancidez.
  • La rancidez en las grasas y aceites está caracterizada por la aparición de olor y sabor desagradable por la presencia de sustancias volátiles como aldehídos, cetonas e hidrocarburos, generadas por la oxidación.
  • El aceite de pescado es particularmente susceptible a la oxidación, que se acelera al exponerse al calor, el aire o la luz.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Una investigación independiente publicada por Labdoor alerta sobre elevados niveles de rancidez detectados en suplementos omega-3 comunes, elaborados con aceite de pescado. 

En concreto, 10 de los probados en 60 grandes marcas minoristas se detectaron rancios, y cerca de la mitad están justo por debajo del límite máximo recomendado.

La rancidez surge cuando un producto se oxida. En el caso de los aceites de pescado, puede implicar un fuerte sabor a pescado y olor a podrido.

Labdoor se trata de una compañía independiente analiza vitaminas y suplementos nutricionales tras ponderar la exactitud del etiquetado nutricional, la pureza del producto, el valor nutricional, la seguridad de los ingredientes y la predicción de su eficacia, situándolos en una clasificación. 

Midiendo los aceites de pescado más destacados de marcas estadounidenses, y comercializados en todo el mundo, detectaron que más de uno de cada 10 no cumplen con los estándares voluntarios internacionales de rancidez. 

"Hay al menos una posibilidad entre cinco de que consumas un aceite más oxidado que los niveles deseables", dice Ben Albert de la Universidad de Auckland. En Estados Unidos, un tercio de la población recurre a los suplementos nutricionales.

Según The Guardian, algunos de estos suplementos tienen niveles 11 veces superiores a los límites recomendados.

Para disfrazar el enranciamiento, los fabricantes suelen recurrir a saborizantes, que reducen el fuerte olor o sabor a pescado. 

Este es el límite recomendado de oxidación 

La Organización Global para EPA y DHA Omega-3 (GOED, por sus siglas en inglés), un organismo de la industria con 170 miembros cuyo propósito es incrementar el consumo de omega-3 en la población, creó límites voluntarios para la calidad oxidativa.

El omega-3 contribuye a mantener los niveles de colesterol normales, combatir la depresión y el estrés, mejorar la función cognitiva, regular la coagulación sanguínea, proteger el corazón y cuidar el metabolismo

El límite recomendado se estableció en 26, el punto de referencia mundial más común y estricto para la calidad del aceite de pescado. A la hora de comprar un suplemento, cuanto mayor sea el número, más rancio será el aceite. El parámetro alude a la calidad, y no a la seguridad del producto.

Desde GOED apuntan a que la mayoría de los productos de aceite de pescado de sus miembros están dentro de los límites recomendados. 

Sin embargo, el estudio de Labdoor recalca que marcas como Carlson Labs y Puritan's Pride tienen grados de rancidez significativamente más altos que los límites sugeridos. En concreto, 281,8 para el aceite de hígado de bacalao Carlson's Norwegian, y 37,1 para el aceite de pescado de gel suave de Puritan Pride.

Otros artículos de aceite de pescado suspensos por sus altos niveles de oxidación fueron Oceanblue, con un valor de oxidación de 73,9, y Nature's Answer, que probó 34,4. La mitad de todos los productos probados por Labdoor rozaron los límites, con un promedio de 24,4.

El aceite de pescado es de los más propensos a la oxidación, en parte también debido a la larga cadena de suministro. El epicentro delas capturas es Perú, cuyas capturas anuales superan 4 millones de toneladas, con una cantidad estimada de 38.000 toneladas de aceite de anchoa extraídas para suplementos, según GOED.

Los suplementos dan muchas vueltas en su recorrido logístico hasta llegar a manos del consumidor: muchas veces se extrae y destila en China, y vuelve para ser empaquetado en Europa o Norteamérica.

La clave para conservar este tipo de aceites reside en conservarlo a temperaturas frescas y manipularlo con rapidez. "Cuando el aceite se oxida no se puede restaurar su frescura", alerta Bo Martinsen, cofundador de la compañía Omega3 Innovations.

Aunque queda mucha investigación por delante, algunos estudios han puesto el foco en los efectos negativos de la oxidación, generando un impacto dañino en los niveles de colesterol, o efectos tóxicos demostrados en animales que consumieron altas dosis. Otros especialistas creen que el aceite rancio pierde efectividad con respecto al pescado fresco. 

Desde el GOED llevan años rechazando las críticas. “No creo que la gente deba preocuparse por la oxidación. El nivel del que estamos hablando es muy bajo. Incluso si el producto está ligeramente oxidado, es muy poco probable que perjudique nuestra salud”, declara a The Guardian Gerard Bannenberg, director de cumplimiento técnico de la organización. 

No es el único estudio reciente con resultados similares: una revisión de estudios globales desde 2015 publicada en Nutrition Reviews mostró que un promedio del 20% de los productos de aceite de pescado tienen un exceso de oxidación. Otros datos señalan que el 92% de los suplementos en Nueva Zelanda sobrepasan el umbral recomendado.

Otros artículos interesantes:

Investigadores de Harvard descubren la cantidad de aceite de oliva que podría reducir el riesgo de muerte por todas las causas, incluyendo por Alzheimer

Estos son los pescados azules con menor cantidad de mercurio y que deberías comer al menos 2 veces por semana por su alto contenido en omega-3

5 alimentos ricos en omega-6 y qué equilibrio debe tener con el omega-3 para no causar problemas de salud

Te recomendamos