10 criptomonedas muertas como la de ‘El juego del calamar’

Un bitcoin sobre un smartphone con una cruz blanca.

gettyimages

  • Según Coinopsy, hay más de 2.300 criptomonedas muertas. Incluso alertan de alguna que todavía se puede comprar y es una estafa, tal y como ha sucedido con la divisa de El juego del calamar.
  • La moneda digital inspirada en la serie de Netflix creció un 234.000% justo antes de caer en picado.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Se calcula (es difícil ir más allá de una mera estimación) que en la actualidad hay alrededor de 10.000 proyectos de criptomonedas activos en el mercado. A la vez, según la web Coinopsy –que analiza el fondo el sector–, existen 2.311 criptodivisas muertas

Es importante diferenciar entre criptomonedas desaparecidas, que son aquellas que ya ni aparecen en los exchanges, que no han dejado rastro; y las criptomonedas muertas, que, aunque con precios ínfimos, todavía se listan en ciertas plataformas de intercambio.

Un usuario de Coinbase pierde más de 10 millones de euros en criptomonedas en 10 minutos tras caer en una estafa

En los últimos días se ha visto un buen ejemplo de la muerte de una divisa digital, en concreto de la criptomoneda de El juego del calamar, que después de tener un bestial crecimiento, que llegó a ser del 234.000%, cayó en picado y, acto seguido, su web oficial y sus redes sociales desaparecieron. 

En el caso del token inspirado en la serie de Netflix, está claro que fue una estafa, pero no siempre es así: hay proyectos que fracasan, otros que son un chiste o un meme (algunos como dogecoin o shiba inu se encuentran entre las 10 criptomonedas mayores por capitalización de mercado) y los hay, también, que son auténticos fraudes. 

10 criptomonedas muertas

En Coinopsy se indica el nombre de la criptomoneda, la fecha de inicio, la fecha de su final, el nombre de su creador (en caso de que fuera conocido) y el motivo de su defunción, que se divide en 3 categorías: “Broma o sin propósito”, “Estafa u otras cuestiones” y “Abandonado o sin volumen”.

GetGems

El logo de Telegram en 3D.

Reuters

Una de estas criptomonedas que fracasaron fue GetGems, fundada en 2015 por Daniel Peled y perecida en 2017. 

Se lanzó al mercado como una plataforma de mensajería social, que permitía enviar divisas digitales.  Pero no sólo eso, sino que también prometían regalar monedas a los usuarios. Un Telegram de las criptomonedas. El negocio no fue sostenible. 

SpaceBIT

Varias monedas de bitcoin.

Pixabay

SpaceBIT no aparece en Coinopsy, lo que hace pensar que esa cantidad de empresas criptográficas que fracasaron es mayor del listado expuesto en dicha página. 

Se creó en 2014 y, como apuntan en varias webs especializadas, fue un proyecto realmente ambicioso, cuyo objetivo era lanzar satélites al Espacio para pergeñar una cadena de bloques accesible mundialmente. Pero esa pretensión se fue desvaneciendo y SpaceBIT se deshizo como un azucarillo.

OneCoin

Carlo Ponzi fue un delincuente italiano, que estafó a un buen número de personas en los años 20 en Estados Unidos. Su acción no pasó, ni mucho menos, desapercibida; de hecho, incluso dio nombre a una estafa: el esquema Ponzi

En el blog de BBVA lo definen como “un fraude con el que los estafadores consiguen pagan los intereses de una inversión mediante el mismo dinero invertido o con el dinero de nuevos inversores”.

Los expertos en criptomonedas anticipan que shiba inu sufrirá pronto un bajón y no superará a dogecoin: estas 3 'altcoins' están en el radar por su alto rendimiento

Las estafas más habituales en las criptomonedas son piramidales o Ponzi. Dentro de las segundas, paradigmático es el caso de OneCoin. 

Creada en 2018 por la economista búlgara Ruja Ignatova, se calcula que llego a acumular 3.461 millones de euros (4.000 millones de dólares). Presentó el proyecto por todo lo alto en Wembley en 2016. Un año después, desapareció.

NanoHealthCare Token

“Abandonado o sin volumen”, es la calificación que le dan en Coinopsy a la muerte de NanoHealthCare Token, una criptomoneda creada en 2018 por Manish Ranjan y perecida en 2020. Apuntan en dicha web que no fue listada en ningún exchange. 

Lo vendían como una blockchain para crear un ecosistema de salud y bienestar global descentralizado

BitConnect

El 21 de julio de 2014, el precio de BitConnect era de 0,1634 euros. El 29 de diciembre del mismo año alcanzó un máximo de 388,06 euros. Es decir, un crecimiento del 237.390%. El 14 de febrero de 2018 estaba en 3,0187 euros y, en la actualidad (sigue siendo visible en CoinMarketCap), su valor es de 0,5884.

Fundada por Ken Fitzsimmons, aún no tiene fecha de defunción, pero todo apunta a que BitConnect es otra estafa Ponzi con criptomonedas

The DAO

Una persona sujeta una criptomoneda ethereum.

Pixabay

Tal y como apuntan en este artículo de LinkedIn, The DAO (Digital Decentralized Autonomous Organization) fue un proyecto en el que participaron unas 15.000 personas. “Consistía en un fondo de inversión dirigido por un smart contract, donde los participantes podían aportar sus ether, y se iban invirtiendo en distintos proyectos de la comunidad de Ethereum”.

El destino de esos fondos se decidía mediante una votación y, señalan, se llegó a invertir un 14% del capital total de la plataforma de Ethereum. Se calcula que llegó a recaudar alrededor de 168 millones de dólares.

En 2016 llegó su fin, cuando, “debido a un error de programación, un hacker empezó a explotar una vulnerabilidad en el código y consiguió retirar de los fondos almacenados unos 50 millones de dólares. Todavía no se sabe quién fue el autor o autora de este robo”.

El cofundador de Apple, Steve Wozniak, advierte de que los gobiernos nunca cederán el control de las criptomonedas

Para poder recuperar los fondos que aún no habían sido robados, explican, un grupo de white hackers explotaron la misma vulnerabilidad consiguiendo así salvar una gran parte del capital invertido. 

Finalmente, y tras numerosos debates, la decisión final (con un 89% de votos positivos de los poseedores de Ether) fue devolver a la cadena al momento justo antes de que robaran los fondos de los inversores. Pero algunos estaban en contra. 

Por ello, concluyen, en la actualidad hay 2 plataformas de Ethereum distintas: Ethereum, la red modificada para que los afectados pudieran recuperar sus fondos, y Ethereum Classic, la primera versión de la red donde los fondos ya habían sido robados.

BoringCoin

Logo de BoringCoin en Twitter.

Twitter

En 2014 nació y en 2014 murió esta criptomoneda cuya causa de fallecimiento en Coinopsy es “Broma o sin propósito”. En su web de Wordpress se presentaban como un proyecto, entre otras cosas, “sin promesas vacías, sin vulgaridad, sin celebridades, sin abogados, sin política, sin exageraciones... Y afirmaban algo: ‘No es broma’”. Al final sólo fue ‘sin criptomoneda’.

Universe Coin

Un grupo de personas juntan las manos y los pies.

Pixabay

Recuerdan en Coinopsy que en la web Bitcointalk definían Universe Coin (UNC) como “la moneda diseñada para las masas, con un total de 7.000 millones de monedas producidas, 1 por cada persona en nuestro Universo. UNC utiliza el algoritmo X11 para ayudar a la gente común a extraerla, en lugar de seleccionar a unos pocos que invirtieron en ASIC. Universe Coin solo usará Pruebas de Trabajo (Proof of Work –PoW–)”.

Nació en 2014 y no llegó al año de vida. 

Baby Yooshi

Una mujer se lleva las manos a la cabeza mientras mira el ordenador.

gettyimages

Para finalizar este listado de criptomonedas que murieron a imagen y semejanza de la divisa inspirada en El juego del calamar, 2 que se han dado por fallecidas en 2021. De hecho, faltaría la confirmación.

El primer caso es el de Baby Yooshi (BABYYO). En Coinopsy anotan que no tiene sitio web y ha estado sin interacciones en redes sociales durante 3 meses (aunque en el recién terminado mes de octubre de 2021 han hecho algunos retuits). 

5 consejos para invertir en criptomonedas de Enrique Moris, que con 28 años tiene un patrimonio de 10 millones de euros

Aseguran, además, que “cuando intentas ponerte en contacto con ellos a través de Twitter, no responden. Se pueden comprar monedas en el exchange PancakeSwap, pero no es posible vender posteriormente”.

Y hacen una clara advertencia: “Esto es una estafa y la gente todavía está invirtiendo”.

Supermoon Token

La silueta de un gato sobre un árbol se refleja en la luna.

Pixabay

La última criptomoneda muerta es Supermoon Token (OSM). Fundada por Haris Khan, se la ha dado por desaparecida en 2021.

En CoinMarketCap –donde aún aparece– se subraya que “fue lanzada en mayo de 2020 con 1 cuatrillón de tokens en circulación. El 50% del suministro total se quemó en el lanzamiento, dejando 500 billones de tokens en circulación”.

Otros artículos interesantes:

Las ballenas del bitcoin: un tercio de las criptomonedas en circulación están controladas por sólo 10.000 personas

Así sería la segunda temporada de 'El juego del calamar', según su creador

Shiba Inu lleva un mes de locura en el mercado de las criptomonedas: cuánto dinero habrías ganado al invertir 1.000 euros

Te recomendamos

Y además