11 síntomas que alertan de que tienes estrés y que está 'dañando' tu cuerpo

Señales de estrés

Getty Images

  • El estrés se manifiesta en tu cuerpo de múltiples formas, afectando negativamente a tu salud física y mental. Si perdura en el tiempo, puede llegar a hacerse crónico. 
  • Estos los síntomas para detectar el estrés. Al saber reconocerlo puedes poner en marcha técnicas y formas de prevenirlo y paliarlo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

¿Sabes cómo detectar el estrés en tu cuerpo?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el estrés como "el conjunto de reacciones fisiológicas que prepara el organismo para la acción". Aunque es un sistema biológico de alerta diseñado para la supervivencia humana, sentirlo gran parte del tiempo no es natural y acarrea numerosas consecuencias malas para la salud.

Dicho de otro modo, sentir estrés en momentos puntuales es normal, pero si es prolongado y habitual puede generar enfermedades y problemas crónicos, contribuir a un cuadro de depresión, reducir la motivación y la concentración, causar conflictos e incluso reducir la esperanza de vida. 

Estos 7 remedios naturales pueden ayudarte a combatir el estrés y la ansiedad, según la ciencia

¿Cómo puedes reconocerlo? Estos son algunos síntomas que indican que tienes estrés. Los hay cognitivos como físicos, emocionales y de comportamiento. 

Según reflejan análisis como el recabado por Medical News Today, el estrés afecta a todos los sistemas de nuestro cuerpo: el nervioso central, el inmune, el digestivo, el cardiovascular, el reproductivo, el muscular y esquelético, el endocrino o el respiratorio.

Existen diferentes técnicas para luchar contra el estrés como practicar yoga, meditar, hacer deporte con frecuencia, acostarse siempre a la misma hora, realizar actividades manuales y creativas, cocinar o incluir en la dieta alimentos ricos en en Omega-3, hierro, zinc, vitaminas C y D, ácido fólico o triptófano. 

Primero, comprueba cómo saber que sufres estrés. Estos son los once principales indicadores. 

Siempre estás cansado

fatiga

Getty Images

Si te encuentras fatigado incluso tras el fin de semana de descanso o durmiendo la suficiente cantidad de horas, el estrés puede ser el culpable. Te resta fuerza y provoca una profunda sensación de cansancio. 

Duermes mal

insomnio en una pareja de jóvenes
Gettyimages

El insomnio y el sueño entrecortado son indicadores de estrés. Las preocupaciones económicas, laborales, personales y de salud no permiten que la mente que se relaje para dormir bien. Son muchas las investigaciones que profundizan en este problema, según detalla la Sleep Foundation

Concentrarte es imposible

Hombre desconcentrado durante el teletrabajo.
filadendron

Getty Images

El estrés afecta mucho a los proyectos personales y profesionales, mermando la concentración, la productividad y la motivación. Si no eres capaz de centrarte en una tarea, tienes fallos de memoria y olvidos de objetos o no rindes bien en el trabajo, seguramente estés estresado. 

Mareos y dolor de cabeza frecuente

Chico con mareo y dolor de cabeza.

Getty

Entre los síntomas físicos del estrés, los dolores de cabeza, jaquecas, migrañas, bajadas de tensión y mareos son de los más comunes. De hecho, se denomina dolor de cabeza tensional al causado específicamente por esta causa. 

Te sientes irascible

Mujer gritando en un coche.
Getty

El mal humor, los cambios en el estado de ánimo y la irritabilidad también se asocian al estrés. Si te sientes furioso, saltas a la mínima, contestas mal a tus seres querido o te enfadas sin motivo, el estrés te está convirtiendo en una cafetera a punto de estallar. 

Te pones enfermo más a menudo

Resfriado
Getty Images

Cuando estás estresado durante un período de tiempo prolongado, tu sistema inmune se ve afectado, y eres más propenso a pillar resfriados, gripes o virus. También te encontrarás más débil. 

Incapacidad para disfrutar de las cosas

Depresión.
Getty Images

Si para ti el vaso está siempre medio vacío y te asolan los pensamientos negativos, el estrés puede tornarte más pesimista e incluso apoderarse de ti hasta causar anhedonia o incapacidad para disfrutar de las cosas. Lo notarás en que no puedes desconectar durante tu tiempo libre o si las actividades que te generaban placer ya no lo hacen. 

Cambios bruscos de apetito

Chica comiendo hamburguesa

Getty Images

A algunas personas el estrés les provoca hambre y se dan atracones de alimentos poco saludables, en especial carbohidratos refinados, azúcares y grasas saturadas. Otras pierden el apetito o incluso experimentan bruscas variaciones en sus patrones alimentarios. 

Abuso de tabaco, alcohol y drogas

resaca, alcohol

Getty Images

Si fumas mucho más de lo habitual, bebes a diario o con conducta de riesgo o recurres a otras sustancias peligrosas para el organismo, podrías estar buscando evasión ante una situación estresante. De este modo, agravas las consecuencias nefastas para el organismo.

Ansiedad

Ansiedad.
Getty Images

La ansiedad tiene mucha relación con el estrés y se manifiesta a través de taquicardia, alteraciones alimenticias, palpitaciones, opresión en el pecho y falta de aire, temblor, sudoración, molestias digestivas, náuseas, vómitos, rigidez muscular o trastorno de despersonalización-desrealización. 

Hormigueo en extremidades

manos

Luis Quintero/Pexels

La parestesia por ansiedad es una sensación táctil anómala que se describe como hormigueo o pinchazos, sobre todo en las extremidades. 

LEER TAMBIÉN: Cómo hacer la respiración de caja: la técnica para reducir el estrés en 5 minutos que emplean los Navy SEALs y el yoga

LEER TAMBIÉN: Estas 11 cosas podrían estar estresando a tu perro sin que lo sepas

LEER TAMBIÉN: Las 6 mejores infusiones para la ansiedad

VER AHORA: Domingo Mirón, presidente de Accenture en España, Portugal e Israel: “La colaboración público-privada y la multisectorial serán clave en la gestión de los fondos europeos”