Pasar al contenido principal

Borrell, Calviño y Luis Planas, los ministros de Pedro Sánchez que aspiran a hacerse con un alto cargo en la UE: qué tienen a favor y en contra

La ministra de Economía española, Nadia Calviño, y su homólogo alemán, Olaf Scholz
La ministra de Economía española, Nadia Calviño, y su homólogo alemán, Olaf Scholz Reuters
  • Los ministros Luis Planas, Josep Borrell o Nadia Calviño son algunos de los políticos que podrían conseguir que España vuelva a tener representación al más alto nivel en las instituciones comunitarias.
  • Actualmente, España solo cuenta con un representante en la Comisión Europea, el comisario de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, que abandonará su puesto el 30 de junio.
  • El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, busca rentabilizar sus buenos resultados electorales para conseguir que España cuente con algún representante más que el que le corresponde actualmente.

Tras las Elecciones al Parlamento Europeo del pasado 26 de mayo, toca renovar a los principales altos cargos del Consejo, la Comisión Europea y la Eurocámara, aunque también con la vista puesta en la sucesión de Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo, que se producirá el próximo 31 de octubre.

De este modo, en los próximos días, los líderes de los 28 deben consensuar los nombres de los nuevos presidentes del Parlamento Europeo, de la Comisión y del Consejo Europeo, además de las respectivas vicepresidencias y del cuerpo de comisarios comunitarios, para los próximos 5 años. 

Leer más: Sánchez ya está en Bruselas para asistir al Consejo Europeo: 4 claves de la reunión que marcará el futuro de la UE

En total, hay que repartir 28 cargos en la Comisión, uno por cada país miembro, por lo menos hasta que se consume el Brexit. Y España aspira, al menos, a revalidar el puesto que le corresponde y a sumar uno o dos más altos cargos en las instituciones europeas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, busca rentabilizar sus buenos resultados en los comicios europeos para conseguir que España aumente su presencia en Bruselas. Además, se ha reunido recientemente con su homólogo francés, Emmanuel Macron, en un encuentro en el que podrían haber acercado posturas en ese sentido.

Actualmente, representan a España en las instituciones europeas Luis de Guindos, como vicepresidente del BCE, y Miguel Arias Cañete, como comisario de Energía y Clima. El Gobierno español da por sentado que otro español ocupará el lugar de Cañete en la Comisión, aunque sea con otra cartera, pero sus aspiraciones no acaban ahí.

En la última década, varios gobiernos han criticado que Bruselas ofrezca menos representación a España de la que se otorga a países de tamaño similar, como Italia, que cuenta con Mario Draghi y Andrea Enria en el BCE y, hasta las elecciones, con Antonio Tajani al frente del Parlamento Europeo y Federica Mogherini como representante diplomática europea.

Estos son los 3 políticos españoles que aspiran a hacerse con un alto cargo en la UE en las próximas semanas:

Josep Borrell, posible vicepresidente económico de la Comisión o alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

Josep Borrell
Josep Borrell Reuters
  • Cargo actual: ministro en funciones de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación
  • Edad: 72 años
  • Experiencia en la UE: miembro de la Convención Europea que redactó el proyecto de Constitución Europea entre 1999 y 2002, presidente del Parlamento Europeo entre 2004 y 2007, presidente de la Comisión de Ayuda al Desarrollo de 2007 a 2009, además de haber sido presidente de la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea y copresidente de la Asamblea Parlamentaria Euro Latinoamericana.
  • A su favor: fue cabeza de lista del PSOE a las Elecciones Europeas, por lo que el Gobierno podría centrar en él sus esfuerzos diplomáticos para que sea jefe de la diplomacia europea o, como apunta un informe del Real Instituto Elcano, para hacerse con la vicepresidencia económica de la Comisión.
  • En su contra: es el candidato español a un puesto europeo de más edad y, paradójicamente, el que menos años de servicio tiene en Bruselas de los 3.

Nadia Calviño, como posible comisaria de Asuntos Económicos

La ministra española de Economía, Nadia Calviño, saluda a su homólogo alemán, Olaf Schulz, en el Eurogrupo
La ministra española de Economía, Nadia Calviño, saluda a su homólogo alemán, Olaf Schulz, en el Eurogrupo Reuters
  • Cargo actual: ministra en funciones de Economía y Empresa
  • Edad: 50 años
  • Experiencia en la UE: directora general adjunta de Fusiones y Antitrust de la Comisión Europea entre 2006 y 2010 y de Regulación Financiera de 2010 a 2014, para pasar a ser directora general de Presupuestos hasta su nombramiento como ministra en junio de 2018.
  • A su favor: ha ocupado puestos de responsabilidad económica en Bruselas durante 12 años, donde conserva contactos y una buena reputación, además de las estrechas relaciones que ha forjado con sus homólogos francés y alemán en el Eurogrupo. El Real Instituto Elcano considera que también puede aspirar a la vicepresidencia de la Comisión, aunque con menos opciones que Borrell.
  • En su contra: su perfil, más técnico que político, podría suponer un problema a la hora de reunir apoyos.

Luís Planas, como posible comisario de Agricultura y Desarrollo Rural

El ministro de Agricultura, Luis Planas, y el comisario europeo del ramo, Phil Hogan
A la derecha de la imagen, el ministro de Agricultura, Luis Planas, junto al comisario europeo del ramo, Phil Hogan Reuters
  • Cargo actual: ministro en funciones de Agricultura, Pesca y Alimentación
  • Edad: 66 años
  • Experiencia en la UE: europarlamentario entre 1986 y 1993, director de Gabinete del vicepresidente de la Comisión, Manuel Marín, y responsable de las relaciones con el Mediterráneo, América Latina y Asia entre 1996 y 1999, director de Gabinete del comisario económico Pedro Solbes, entre 1999 y 2004, y embajador permanente de España ante la UE entre 2010 y 2011.
  • A su favor: cuenta con una amplia trayectoria en las instituciones europeas, especialmente en puestos de perfil técnico y diplomático.
  • En su contra: a pesar de su experiencia en Bruselas, tiene un perfil mucho más bajo que el de sus 2 competidores, tanto en Europa como en su propio país.

Y además