Pasar al contenido principal

Estos son los favoritos para ocupar los puestos de más poder en la Unión Europea que se renuevan este año

Los actuales presidentes del BCE, Mario Draghi, de la Eurocámara, Antonio Tajani, y de la Comisión, Jean-Claude Juncker
Los actuales presidentes del BCE, Mario Draghi, de la Eurocámara, Antonio Tajani, y de la Comisión, Jean-Claude Juncker Reuters
  • Este año toca renovar a los presidentes de la Comisión y Consejo Europeo, el de la Eurocámara y el del BCE y cada uno de estos puestos tiene bastantes pretendientes.
  • El mandato de los máximos dirigentes del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, y del Consejo Europeo, Donald Tusk, vence el 30 de junio.
  • Por su parte, el presidente del BCE, Mario Draghi, y el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, deben ceder su cargo el 31 de octubre.

2019 es un año de cambio de poder al frente de las instituciones europeas. En el segundo semestre toca renovar las presidencias de la Comisión y el Consejo Europeo, la Eurocámara y el BCE y la selección de nuevos altos cargos pondrá a prueba las alianzas y los equilibrios geopolíticos dentro de los 28. 

Tras la celebración de las Elecciones Europeas, la diplomacia comunitaria ya se ha puesto en marcha, especialmente en lo tocante al puesto más codiciado de todos, el del sustituto del luxemburgués Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea. 

De hecho, este viernes comienzan en Bruselas las negociaciones entre los 3 grupos parlamentarios que han obtenido más representación en la Eurocámara.

Pedro Sánchez participará en las negociaciones

Así, al grupo socialista lo representarán en estas negociaciones el presidente español, Pedro Sánchez, y el primer ministro portugués, Antonio Costa, mientras que los representantes liberales serán primeros ministros de Bélgica, Charles Michel y de Países Bajos, Mark Rutte, y los primeros ministros de Letonia, Arturs Karins, y Croacia, Andrej Plenkovic, como negociadores del Partido Popular Europeo.

Leer más: Quién será el presidente de la Comisión Europea tras las elecciones del 26 de mayo

Esta negociación a 6 bandas servirá para preparar la Cumbre Europea del 20 y 21 de junio, que estará dedicada a consensuar los nombres de los sustitutos de los presidentes de la Comisión, el Consejo y la Eurocámara. Aunque no se descarta un retraso en este proceso, el calendario ofrece poco margen ya que la primera sesión de la IX Legislatura del Parlamento Europeo se celebrará el 3 de julio.

Sin embargo, algunos líderes comunitarios han puesto en entredicho el propio proceso de elección del presidente del Consejo a través de cabezas de lista o spitzenkandidaten de cada grupo europarlamentarios. Concretamente, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha criticado la elección de estos candidatos por parte del Parlamento Europeo en lugar de por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE.

Cualquier decisión que se tome respecto al futuro presidente de la Comisión, afectará a los otros 3 puestos en liza. Así, varios pulsos definirán la nueva hornada de líderes comunitarios: entre Macron y la canciller alemana, Angela Merkel, por colocar a los candidatos de sus países; entre socialdemócratas y liberales contra populares; y entre los países fundadores de la UE y el Pacto de Visegrado.

Leer más: Estos son los 13 países más corruptos de la Unión Europea y España está entre ellos

Por otra parte, el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, también ha dejado claro que la nueva remesa de líderes de la UE debe incluir "al menos 2 mujeres" para poner fin a la vieja tradición comunitaria de excluir a las mujeres de sus altos cargos.

Estos son los 4 altos cargos de la UE que quedan vacantes este año y los principales aspirantes para hacerse con ellos, además de la fecha en la que está previsto que se produzca el relevo.

Presidente del Parlamento Europeo (30 de junio)

El presidente de la Eurocámara hasta el 30 de junio de 2019, Antonio Tajani
El presidente de la Eurocámara hasta el 30 de junio de 2019, Antonio Tajani Reuters

Uno de los primeros puestos que hay que cubrir es el del conservador italiano Antonio Tajani como presidente del Parlamento Europeo como consecuencia de las pasadas elecciones.

Este es posiblemente el cargo menos apetecible de todos los que afrontan renovación, dado que su mandato expira en la mitad de tiempo, en concreto 2 años y medio, y debe conseguir el apoyo de la mayoría de la cámara.

Tajani llegó al cargo como consecuencia de la gran coalición entre el grupo popular, al que pertenece, y el grupo socialdemócrata del que formaba para Martin Schulz, que presidió la Eurocámara la primera mitad de la legislatura anterior. 

A día de hoy, es complicado que se repita un acuerdo así, por lo que el cargo se decidirá probablemente como consecuencia de las negociaciones para los otros puestos comunitarios.

Solo un nombre parece despuntar para este puesto, para el que ningún candidato se ha postulado oficialmente hasta el momento, a pesar de que la Eurocámara debe decidirlo por votación el próximo 3 de julio:

Mairead McGuiness (Irlanda)

McGuiness es el único nombre que ha sonado en la prensa comunitaria como aspirante a presidir el Parlamento Europeo. A su favor, juega su experiencia en este terreno, ya que ha sido eurodiputada durante los últimos 15 años y es actualmente vicepresidenta primera de la Eurocámara, mientras que en su contra pesará el escaso peso de Irlanda en estas negociaciones multilaterales.

Esta política y periodista irlandesa pertenece el Partido Popular Europeo como representante del partido irlandés Fine Gael. En noviembre de 2016, intentó disputarle a Antonio Tajani la nominación del PPE como candidato a presidir la Eurocámara y perdió por apenas 37 votos. 3 años después, su candidatura podría sumar más apoyos, incluso fuera de su grupo parlamentario.

Presidente de la Comisión Europea (31 de octubre)

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea.
Reuters

Sin duda, la presidencia de la Comisión Europea es el cargo que más interés suscita y, como consecuencia, los acuerdos a los que se llegue para elegir al sucesor del conservador luxemburgués Jean-Claude Juncker repercutan en los procesos de elección de los demás altos cargos comunitarios.

En este caso, el próximo presidente de la Comisión será elegido por la Eurocámara en una votación que está prevista para mediados de julio. Posteriormente, el Parlamento Europeo confirmará su nombramiento a finales de octubre, junto con los de los comisarios que compondrán la CE durante esta IX Legislatura.

Para elegir al presidente de la CE, cada grupo parlamentario europeo presenta a un cabeza de lista o spitzenkadidaten. Además, tras las críticas de Emmanuel Macron y del primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, también suenan para el cargo otros nombres más allá de los candidatos designados por los grupos.

Hasta el momento, 5 candidatos destacan en la carrera para ocupar el cargo:

Manfred Weber (Alemania)

El spitzenkandidaten del Partido Popular Europeo partía como favorito en las apuestas para ocupar la presidencia de la CE. Sin embargo, los malos resultados de su grupo, que sigue siendo el más votado pero pierde 38 eurodiputados, hacen poco probable que reciba el apoyo del Partido Socialista Europeo y la Alianza de Liberales y Demócratas, como se daba por hecho hace unas semanas.

Weber es además el candidato alemán, por lo que cuenta con el apoyo y la influencia de su Gobierno como baza en la negociación. Sin embargo, las aspiraciones del también alemán Jens Weidmann para presidir el BCE podrían jugar en su contra, dado que Berlín podría centrar sus esfuerzos en presidir la institución monetaria de la eurozona, donde rivaliza con dos candidatos franceses.

Frans Timmermans (Países Bajos)

El cabeza de lista del Partido Socialista Europeo presume en su currículum de una amplia experiencia en asuntos comunitarios, primero como ministro de Exteriores de su país, posteriormente como comisario europeo y hasta ahora como vicepresidente primero de la Comisión.

Las aspiraciones de Timmermans pasan por ganarse el apoyo de los eurodiputados populares que no quieran apoyar a Weber y conseguir convencer al grupo parlamentario verde y al de la izquierda de que retiren a sus candidatos a la presidencia, la alemana Ska Keller y el belga de origen español Nico Cue, respectivamente, y le otorguen su apoyo.

Margrethe Vestager (Dinamarca)

La elegida por el grupo europarlamentario liberal es la que parte con menos apoyos de salida, ya que su grupo es el tercero con más representantes de la Eurocámara, pero sus buenos resultados en las pasadas elecciones han aumentado las posibilidades de Vestager de alcanzar la presidencia de la CE.

Leer más: Europa tiene que seguir apostando por una competencia justa para diferenciarse de EE.UU. y China, según la comisaria de Competencia de la UE

Vestager se ha hecho un nombre en las instituciones europeas por su labor como comisaria europea de Competencia, un puesto desde el que no ha dudado en enfrentarse a megacorporaciones estadounidenses como Google, a la que ha multado repetidas veces por saltarse las normas comunitarias, como a los líderes europeos, como sucedió cuando frenó la fusión entre la francesa Alston y la alemana Siemens.

Michel Barnier (Francia)

El actual jefe negociador de la UE para el Brexit no ha sido propuesto por ningún partido, pero eso no ha frenado las especulaciones sobre su posible candidatura para la presidencia de la Comisión. A sus méritos en la negociación con Reino Unido, se suma su experiencia previa como comisario europeo y su condición de miembro del PPE, que cuenta con el mayor número de eurodiputados.

Más allá de su dilatado currículum en Bruselas, su nombre se ha ligado a las críticas del presidente francés Emmanuel Macron al sistema de elección del presidente de la CE a través de la Eurocámara. Por ello, podría ser que, a pesar de sus diferencias políticas, Macron apoye la candidatura de Barnier como freno a las aspiraciones alemanas y como señal de ruptura con el proceso de selección de líderes europeos.

Kristalina Georgieva (Bulgaria)

La última en aparecer en las quinielas de Bruselas es la excomisaria, ex vicepresidenta de la Comisión y actual directora general del Banco Mundial, Kristalina Georgieva. Sobre el papel, su candidatura reúne muchas bazas a su favor, por ser mujer, miembro del PPE y procedente de Europa del Este.

Según Bloomberg, varios líderes europeos propusieron su nombre para presidir la Comisión en la última Cumbre Europea. Sin embargo, queda la duda de si Georgieva querría abandonar su cargo en el Banco Mundial, uno de los más importantes que ostenta una mujer a nivel global, por la incierta promesa de una nueva etapa en Bruselas.

Presidente del Banco Central Europeo (31 de octubre)

Mario Draghi, presidente del BCE
Mario Draghi, presidente del BCE. Reuters

En el caso del BCE, la lista de sucesores del italiano Mario Draghi es ampliamente conocida y refleja la batalla a tres bandas entre Berlín, París y los países del Norte de la UE. De hecho, el resultado de la elección del presidente de la Comisión Europea podría influir en la sucesión en el BCE, dado que hay países como Alemania que aspiran a colocar a uno de los suyos en alguno de los dos puestos.

Leer más: Ahorro e inversión: así te afectan las decisiones del BCE

En este caso, la elección corresponde a los miembros del Consejo Europeo, por lo que las negociaciones alcanzarán a todos los países comunitarios en busca de un sucesor que suscite el máximo consenso. Los principales candidatos son:

Jens Weidmann (Alemania)

Considerado un halcón en política monetaria, lo que le ha granjeado el rechazo del Sur de Europa, el presidente del Bundesbank es desde hace años el sempiterno aspirante a presidir el BCE. La diplomacia alemana no ha jugado a su favor, priorizando otros puestos comunitarios sobre este, lo que podría volver a suceder si Berlín echa el resto para convertir a Weber en próximo presidente de la Comisión Europea. 

François Villeroy de Galhau (Francia)

El gobernador del Banco de Francia se encuentra en una situación similar a la de Weidmann, ya que el Gobierno galo no ha manifestado demasiado interés en gastar favores para ayudarle a liderar el BCE. Además, la institución monetaria ya ha tenido un presidente francés, Jean-Claude Trichet, el predecesor de Draghi.

Benoît Cœuré (Francia)

Francés como Villeroy, Cœuré pertenece desde hace 7 años al Consejo de Gobierno del BCE y el mandato de su cargo expira el 1 de enero de 2020. Su experiencia en Frankfurt le ha alejado de los partidarios de una política monetaria laxa, llegando a defender la retirada de estímulos del BCE. Para aspirar al puesto de Draghi, debería renunciar antes al Consejo de Gobierno.

Erkki Liikanen (Finlandia)

El ex gobernador del banco central finlandés cuenta con una amplia experiencia en el terreno diplomático y monetario y podría ser el favorito de los países escandinavos y bálticos para dar un giro a las políticas del BCE. Sin embargo, es el candidato de más edad, con 68 años, lo que podría enfriar sus posibilidades.

Olli Rehn (Finlandia)

El otro candidato de los países del Norte de Europa es también finlandés y cuenta en su haber con una amplia experiencia comunitaria, dado que fue comisario económico entre 2010 y 2014, en plena crisis financiera. El año pasado, sucedió a Liikanen como gobernador del Banco de Finlandia, tras haber sido ministro de Economía de su país desde su retorno de Bruselas.

Presidente del Consejo Europeo (30 de noviembre)

Donald Tusk
Donald Tusk REUTERS

De forma similar a lo que sucede en el Parlamento Europeo, la carrera para suceder al conservador polaco Donald Tusk todavía no ha comenzado, al menos públicamente. La elección del próximo presidente del Consejo Europeo se realiza por votación dentro de la propia institución, que componen los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 estados miembros.

A pesar de que Tusk está siendo el encargado de supervisar el proceso de elección de los nuevos altos cargos comunitarios, su puesto no es de los más codiciados, dado que no tiene poderes ejecutivos, sino que su faceta es la de mediar entre los líderes de los países miembros de la UE y representar a la Unión en sus relaciones internacionales. 

A la espera de que se decidan los cargos de la Comisión y la Eurocámara, la única candidata que ha sonado para el puesto es:

Dalia Grybauskaitė (Lituania)

La todavía presidenta de Lituania deja el cargo el próximo 12 de julio y en Bruselas su nombre ha sonado para sustituir a Donald Tusk, según fuentes cercanas a las instituciones comunitarias.

No solo se trata de la primera mujer en presidir su país o el primer jefe de Estado lituano en ser reelegido, sino que acumula experiencia en Bruselas, donde fue comisaria de Educación y posteriormente de Presupuestos.

Si finalmente decide dar el salto a la Comisión, jugará a su favor su condición de mujer y el hecho de que proceda de Europa del Este, que históricamente ha estado infrarrepresentada en las instituciones comunitarias desde la entrada de varios países del antiguo Pacto de Varsovia en la UE en 2004.

Y además