Pasar al contenido principal

Los 3 motivos por los que Tesla está perdiendo su mayor mercado en Europa

Tesla Model X
Vicente Cano
  • Noruega ha sido el mayor mercado para Tesla en toda Europa, pero los usuarios están descontentos con la red de mantenimiento.  
  • Además, Tesla ha reducido la producción del Model S, su modelo de mayor volumen, en las últimas semanas. 
  • Los coches de Tesla deben pasar por una revisión anual o cada 20.000 km, como la mayoría de los coches de gasolina.

El principal motivo por el que Tesla está perdiendo su mayor mercado en Europa, que ha sido Noruega desde hace años, es que la presión de sus competidores está empezando a hacerse notar. Si antes el único modelo disponible en el mercado capaz de ahorrarles a los noruegos los cuantiosos impuestos que conlleva comprar un coche nuevo eran el Model S y el Model X, ahora las opciones empiezan a ser numerosas. 

Tanto que el mes de junio el Nissan Leaf no solo superó al Tesla Model X, sino que fue el coche más vendido de Noruega, modelos con motor de combustión incluidos. El país escandinavo ha pasado de tener un 55% de pentración de coches diésel en sus ventas en 2013 a menos del 15% en lo que va de año. Mientras, el porcentaje de coches eléctricos y el de híbridos enchufables han subido cada uno hasta el 25% en las cifras de ventas. 

Así, también el BMW i3 ha superado al primer coche de Tesla en el ranking de ventas de Noruega, en el que el mejor situado es el Model X, tercero, y el Tesla Model S cae hasta la novena posición, ya situado tras algunos modelos de tracción convencional. En algunos medios como Forbes se ha especulado con que esta caída de las entregas del Model S puede deberse a que le ha salido un competidor... el Model 3. 

Leer más Tesla alcanza su objetivo de producir 5.000 Model 3 a la semana

Y no solo puede que muchos o algunos de quienes estuvieran pensando en comprar un Model S hayan decidido cambiar al más barato Tesla Model 3, sino que Tesla puede estar volcando todos sus esfuerzos industriales para conseguir subir la producción de su berlina, lo que sería una de las claves en el descenso del 11,4% en las entregas del Model S a lo largo del segundo trimestre de 2018. 

Problemas con la red de talleres

Lo de que el éxito de Tesla solo podrá sostenerse si la empresa de Elon Musk gana la batalla contra el tiempo —en la que sus rivales tratan de poner el el mercado coches que igualen las características de sus modelos— es algo de lo que toda la industria está alerta desde hace años. Pero no así de las cosas que por el camino Tesla está viéndose obligada a no contemplar. 

Entre ellas está el crear una red de talleres de su marca para dar servicio a los usuarios de Tesla. No hay que olvidar que, aunque el Model S o el Model X sean coches eléctricos, al entregarlos su fabricante recuerda al propietario que deberá pasar por el taller para una revisión cada año o 20.000 km, lo que llegue antes. Exactamente igual que en los coches de gasolina o diésel de siempre. 

Hoy hay unos 26.000 vehículos de Tesla registrados en Noruega, lo que significa que este es el país con mayor concentración de coches de la marca por habitante. Sobre el papel, los noruegos disponen de una red de 11 centros de Tesla a los que llevar sus coches, pero los tiempos de espera están resultando extremadamente largos, algunas veces llegan a extenderse hasta cuatro meses, como le contó un propietario de un Tesla Model S a Electrek

Leer más La furgoneta española que Amazon va a utilizar en Alemania

Estos problemas con la red de mantenimiento de los Tesla han llevado a que la autoridad de consumo de Noruega recibiera hasta 118 quejas por parte de clientes de la marca en los primeros seis meses del año, cosa que ha hecho subir a la compañía de Elon Musk en el ranking de empresas que acumulan más reclamaciones desde el puesto 24 al cuarto, entre las habituales de estas listas aerolíneas y distribuidoras de energía. 

Solo en 2017, se vendieron 8.500 Teslas en el segundo mercado europeo de coches eléctricos tras Alemania y muchos de ellos tendrán pronto que acudir a un taller para llevar su coche a revisar. Esto llevó al propio Elon Musk a pedir perdón hace unos días a través de su cuenta de twitter. 


En el tweet, Elon Musk daba la razón a sus clientes de Noruega y explicaba que Tesla está teniendo problemas en su red de servicio, especialmente, en el entorno de Oslo. Aunque también aprovechaba para quejarse de que las normas del país impedían que pudieran resolver el problema con sus furgonetas taller. Viniendo de Musk, uno nunca sabe si esto sería la una idea genial para fabricar coches bajo una tienda de campaña o la última y elegante manera de echar balones fuera. 

Te puede interesar