Pasar al contenido principal

5 formas de rebajar lo que pagas por la hipoteca este mismo año

Una mujer utiliza una calculadora
Getty Images
  • Es posible reducir lo que pagas de hipoteca sin tener que cambiar de banco: la clave está en los productos asociados al préstamo.
  • Para rebajar el precio de la hipoteca se pueden negociar los seguros ligados a ella. 
  • Los planes de pensiones y fondos que contrataste con la hipoteca pueden no ser los mejores.
  • Puedes realizar una novación una subrogación para mejorar las condiciones del préstamo.

La vivienda acapara el 30,01%del gasto de las familias españolas según la encuesta de presupuestos generales del INE y la hipoteca tiene buena culpa. La mayoría de personas ve este préstamo como un gasto fijo innegociable que, en el mejor de los casos se mantendrá si el Euribor no cambia y en el peor, aumentará cuando llegue el momento de la revisión.

En realidad esto no tiene por qué ser así. Es posible reducir lo que pagas de hipoteca sin tener que cambiar de banco. La respuesta está en los productos asociados al préstamo. A excepción de la cuenta corriente, todos se pueden cancelar y renegociar.

En la mayoría de los casos es posible ahorrar dinero en la hipoteca al renegociar porque estos productos asociados no suelen estar entre los mejores del mercado, más bien al contrario. La clave para acertar es comparar ese ahorro al cambiar con la bonificación que puedes perder. Y es que todos estos productos ayudan a reducir el diferencial en las hipotecas a tipo variable.

Esto es lo que debes saber sobre cada uno de ellos para reducir lo que pagas de hipoteca.

Planes de pensiones y fondos de inversión ligados a la hipoteca

Aquí el potencial de ahorro es enorme y la culpa la tienen las comisiones del banco. Si no prestaste atención al elegir el plan de pensiones porque estabas más preocupado por la hipoteca es fácil que tengas uno caro que esté dándote un rendimiento inferior al que podrías obtener con otro.

A modo de ejemplo, según un estudio del profesor del IESE, Pablo Fernández, sólo 6 planes de pensiones han logrado superar la rentabilidad del Ibex 35 en los últimos 15 años. Si el tuyo no era uno de esos, estabas dejando de ganar dinero.

A esto se suman las comisiones, que pueden hacerte perder mucho dinero a largo plazo. A modo de ejemplo, un plan conservador en el que tengas 30.000 euros con 35 años por delante para invertir puede llevarse más de 15.000 euros en comisiones que se restarán directamente de tu rentabilidad.

La solución pasa primero por revisar la oferta del banco con quien tienes la hipoteca y la diferencia entre la rentabilidad y coste de sus mejores planes o fondos frente a los más rentables del mercado. Si esa diferencia es mayor que lo que se rebajará la hipoteca, cambiar podría suponer un ahorro.

Seguro de vida ligado a la hipoteca

La función del seguro de vida ligado a la hipoteca es asegurarte de que tu familia podrá hacer frente a la casa si te pasa algo y una garantía de pago para el banco. Este tipo de pólizas ligadas a un préstamo hipotecario suelen ser más caras que los seguros al uso que encontrarás en el mercado libre.

Para reducir lo que pagas de hipoteca puedes:

  • Renegociar el seguro del banco. Lo que pagas por tu seguro de vida va a cambiar a lo largo del tiempo. Conforme vayas amortizando capital, la cantidad asegurada será menor y por lo tanto también la prima. Si el banco no la reduce aduciendo que también eres más mayor, ve a la entidad a negociar.
  • Asegurar sólo una parte de la hipoteca. Muchas entidades mantendrán la bonificación aunque no asegures el 100% de la hipoteca pendiente por pagar. Puedes asegurar una parte con el banco y el resto con un seguro al uso, que normalmente será más barato.
  • Cambiar el seguro de la hipoteca a otra compañía. En este caso puedes calcular muy fácilmente lo que ahorrarás cada año y a lo largo de toda la vida del préstamo con el nuevo seguro y usar un simulador de hipotecas para estimar el ahorro en el préstamo.

Por supuesto, también puedes eliminar el seguro de vida. Sin embargo, hacerlo es un riesgo muy alto si todavía te queda mucha hipoteca por pagar.

Seguro de hogar ligado a la hipoteca

Con los seguros de hogar ligados a la hipoteca pasa algo parecido a lo que ocurre con el seguro de vida. La oferta del banco puede estar lejos de la mejor del mercado o de la más barata.

Lo que no podrás hacer en este caso es cancelar el seguro de hogar. Y es que toda vivienda hipoteca debe tener, por lo menos, un seguro contra incendio (una de las coberturas del seguro de hogar). Además, un seguro de hogar con la cobertura de Responsabilidad Civil puede sacarte de muchos apuros si, por ejemplo, se inunda tu casa y dañas la del vecino.

Para ahorrar con el seguro de vivienda ligado a la hipoteca puedes pedir al banco cambiar la modalidad de la póliza para quitar algunas de las coberturas que no te interesan y que encarecen el seguro. Por supuesto, también puedes cambiar de aseguradora, aunque deberás mantener siempre la cobertura contra incendio.

Cambia o cancela las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son otro de los productos estrella de las hipotecas. Puedes rebajar lo que pagas cancelando la tarjeta o pidiendo que eliminen algunas de las comisiones, empezando por la de emisión y mantenimiento.

La cuenta corriente no vas a poder cancelarla, aunque sí que puedes pedir que te dejen de cobrar comisiones.

Subrogación y novación: reduce el tipo de interés que pagas

También puedes recudir lo que pagas por el préstamo cambiando sus condiciones. Esta es una forma más integral de ahorrar con la hipoteca. Las dos formas de hacerlo es a través de una novación hipotecaria o de una subrogación hipotecaria.

Con una novación podrás cambiar el tipo de interés sin dejar tu banco, aunque tendrás que pagar el la comisión de novación y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD). También podrás cambiar tu hipoteca de tipo variable a tipo fijo.

Una subrogación hipotecaria sí puede implicar un cambio de banco. Básicamente consiste en buscar otra entidad financiera que mejore las condiciones de tu hipoteca actual. Tu banco podrá igualar esa oferta pero en cualquier caso, pagarás menos por tu hipoteca. Aquí puedes ver cuándo compensa una subrogación hipotecaria.

Y además