Bomberos tratando de controlar los incendios en el Amazonas
Reuters
  • El cambio climático golpeará de forma más violenta unas zonas del planeta que otras, especialmente a los países en vías de desarrollo y las zonas más pobres. 
  • También impactará de forma especial a aquellas regiones desarrolladas que dependen de los recursos naturales.
  • Esta es la lista de los 6 lugares del mundo que sufrirán de forma más extrema las consecuencias del cambio climático. 

Ninguna zona del mundo quedará exenta de sufrir los efectos del cambio climático. Lo que sí es seguro es que unas zonas se verán más afectadas por su impacto bien sea por las, más frecuentes, catástrofes naturales, por la subida del nivel del mar, la pérdida de los ecosistemas marinos, los incendios o por razones económicas.

Los efectos del cambio climático golpearán de forma más violenta unas zonas del planeta que otras y resulta que los países en vías de desarrollo, las zonas más pobres y los países con gobiernos que no quieren ver los riesgos que implican son los más expuestos a sus amenazas.

Pero es cierto que no es del todo posible predecir cuáles serán los efectos del cambio climático, precisamente, porque se trata de una reacción en cadena dentro de un ciclo en el que todo está conectado. 

Leer más: Goldman Sachs lanza un análisis de 34 páginas sobre el impacto del cambio climático y los resultados son terroríficos

Los países con menos desarrollo económico serán los que se verán afectados de forma más dura, según explicó el experto en vulnerabilidad al cambio climático de la consultora Maplecroft, Niall Smith, en declaraciones a la revista Time. También se verán afectados los países desarrollados que dependan de los recursos naturales. 

La revista Time ha recopilado una lista de los seis lugares del mundo que sufrirán de forma más extrema los efectos del calentamiento global.

Lagos, Nigeria

Calles de Lagos, NigeriaCalles de Lagos, Nigeria
Calles de Lagos, Nigeria
Getty Images

La ciudad se encuentra en riesgo extremo de sufrir las consecuencias del cambio climático. Lagos no sólo es una de las ciudades de más rápido crecimiento de la región sino del mundo. Se prevé que su población se duplique en los próximos 15 años, alcanzando los 23,5 millones de habitantes.

La ciudad, con un PIB de 136.000 millones de dólares, concentra un tercio del PIB de toda Nigeria y es un punto de referencia por sus puertos, aeropuertos y localización de la industria tecnológica.

El experto de la consultora Maplecroft señala que los habitantes de la ciudad vivirán frecuentes sequías y olas de calor y todo ello podría poner en riesgo la economía de la ciudad. Su ubicación en el golfo de Guinea aumenta las posibilidades de verse afectada por la subida del nivel del mar. Esta subida provocará erosión en la costa, contaminará el agua potable, afectará a los campos de cultivo y a la industria pesquera. 

Leer más: Un colegio africano deja pagar a los niños con botellas de plástico para abordar los problemas de analfabetismo y contaminación

A todo eso se le añade que “cada vez más gente se muda del campo a Lagos, lo que podría implicar que toda la situación conllevará un mayor riesgo”, ha indicado Kelly Levin, del Instituto de Recursos Mundiales, en una entrevista con Time.

Manila

Reuters

La capital de Filipinas se encuentra en riesgo de sufrir desastres naturales como terremotos, tsunamis, huracanes e inundaciones. De hecho, se culpó a las malas infraestructuras y la mala gestión de sistemas sanitarios de las inundaciones que en 2009 sumergieron un 80% de la ciudad.

El país ha optado por poner en marcha una estrategia con medidas que lo preparen para los efectos del cambio climático, y parte de ello es una partida presupuestaria destinada a hacer los cultivos más resistentes a las posibles catástrofes pero también las infraestructuras de la ciudad como el metro.
 

Haití

Getty Images

La nación isleña está ubicada en una zona del Atlántico especialmente vulnerable a los huracanes. Si bien los científicos desconocen muchos aspectos de cómo afecta el cambio climático a los huracanes, varios estudios han sugerido que aumenta su frecuencia e intensidad por el cambio climático. 

Haití es un país especialmente pobre. Recuperarse de los desastres naturales y afrontar los próximos supone un gasto al que le cuesta hacer frente. Y como el paisaje es escarpado y montañoso, el terreno está especialmente expuesto a derrumbes.

Leer más: Por qué la lucha contra el cambio climático puede ser una de las grandes oportunidades de inversión de las próximas décadas

Pero además, Haití se verá afectada por la subida del nivel del mar, lo que podría llevar a afectar a los cultivos agrícolas podría contaminar el agua potable. 

Yemen

Getty Images

Yemen se ha enfrentado a hambrunas, saneamiento deficitario y falta de agua potable desde que estalló la guerra civil en 2015, un conflicto que además se llevó cientos de miles de vidas por delante. Según los datos de Naciones Unidas, 1,6 millones de niños en Yemen viven con malnutrición en 2019.  Y es que según la organización, las hambrunas actuales son el resultados de conflictos armados agravados por catástrofes naturales. 

Pero no sólo eso, resulta que la malaria comienza a convertirse en una enfermedad endémica de Yemen ayudada por las altas temperaturas. La subida del nivel del mar y la escasez de agua potable potenciarían los riesgos del cambio climático sobre el país.

Kiribati

Reuters

La isla podría verse inundada por completo en las próximas décadas y, por ello, ha comprado 20,2 kilómetros cuadrados de tierra en Fiji para reubicar a sus habitantes si fuera necesario. Y es que la isla se encuentra a tan sólo 1,8 metros sobre el nivel del mar lo que implica que la subida del nivel del mar podría llevarla por delante. 

Así es que la isla ha empezado a plantar manglares y construir muros de contención para el mar. Además la subida del nivel del mar podría contaminar el agua potable de la isla así como dañar un suelo que es fértil para la agricultura. El cambio en los océanos podría llevar a cambiar la estructura de los arrecifes de coral y cambiar la vida marina, teniendo en cuenta que la pesca es una actividad crucial para la zona. 

Emiratos Árabes Unidos

Una granja fotovoltaica en Emiratos ÁrabesUna granja fotovoltaica en Emiratos Árabes
Una granja fotovoltaica en Emiratos Árabes
Reuters

Como Yemen y otros países vecinos, la localización de Emiratos Árabes expone el país a los riesgos derivados de la falta de agua.
Pero, a diferencia de otros países, Emiratos Árabes es una economía próspera y puede movilizar inversiones como las que ya esta realizando: producir su propia agua potable, construir espacios donde la temperatura esté controlada, invertir en energía verde o desarrollar cultivos resistentes a las altas temperaturas. 

Leer más: 6 valores de crecimiento con gran potencial para tener en cartera el resto del año, según este gran banco de inversión

“La cuestión es  si estas inversiones se realizan a tiempo y si los países más pobres podrán disfrutar de las mismas comodidades que el resto de la población”, indicó Levin a la revista Time en referencia a Yemen.

LEER TAMBIÉN: "La puerta del infierno": un enorme cráter se está abriendo en Siberia debido al cambio climático y no hay manera de cerrarlo

LEER TAMBIÉN: Estas fotos muestran cómo se ve el terrible incendio que ha devastado Gran Canaria desde casi 800 kilómetros de altura

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España