7 alimentos y nutrientes que pueden ayudarte frente al cáncer de ovario

Mujer mirando el interior de un frigorífico
Getty Images

Tener una correcta alimentación es crucial para mantener la salud.

Y lo es también para prevenir el cáncer.

Si bien es cierto, que en muchas ocasiones este está ligado a la genética y factores hereditarios, también el estilo de vida de una persona puede incrementar o reducir los riesgos de padecer esta enfermedad

Algunas investigaciones han estimado que hasta un 30% o 40% de los cánceres podrían prevenirse con un estilo de vida saludable y ciertas medidas dietéticas.

Se ha demostrado que las comidas con bajo aporte en nutrientes y ricas en azúcares concentrados y harinas refinadas (como los ultraprocesados), el exceso de carne roja y una alimentación pobre en fibra puede aumentar las posibilidades de padecerlo.

De manera más concreta, en lo que se refiere al cáncer de ovarios, una dieta rica en frutas y verduras y baja en grasas animales, alimentos fritos y ahumados puede ayudar a prevenir o combatir esta seria enfermedad, según ciertas evidencias científicas.

Cabe entender que no existen alimentos milagrosos capaces de ofrecer una barrera completa frente a ningún tipo de enfermedad y mucho menos frente al cáncer.

Pero como se ha dicho, seguir una dieta rica, variada y saludable, con predominio de frutas y verduras puede reducir las probabilidades de padecer cáncer de ovarios en buena medida.

Y no solo esto, además, como recogen algunas investigaciones, incluso este tipo de alimentación puede incrementar las probabilidades de sobrevivir en los años posteriores tras un diagnóstico de cáncer de ovarios.

Leer más: 6 alimentos que podrían ayudarte a combatir enfermedades

A continuación mostramos algunos nutrientes y alimentos señalados por la ciencia por su efecto beneficioso frente al cáncer de ovarios.

El brócoli y otros vegetales crucíferos

Getty Images

Los vegetales crucíferos, como  el brócoli, la coliflor, la col rizada, las coles de Bruselas o el repollo entre otros, contienen isotiocianatos elementos que parecen contribuir  a reducir el riesgo de padecer ciertos tipos de cánceres.

De manera más concreta, un estudio de 2007 encontró que de forma más concreta, el sulforafano presente en estos alimentos, especialmente en el brócolí, favorecía la inhibición de la capacidad clonogénica de las células en el cáncer de ovario.

Alimentos ricos en flavonoides

Just eat an apple.Just eat an apple.
Just eat an apple.
Paula Bronstein/Getty

Paula Bronstein/Getty

Los flavonoides son un potente compuesto antioxidante presente en varias verduras y frutas, tales como los frutos del bosque, las espinacas, el brócoli, los frutos secos además de en el té y el cacao.

Según las evidencias científicas algunos tipos de flavonoides, juegan un papel importante frente al cáncer de ovarios. Como ha demostrado la investigación, la combinación de quercetina y genisteína puede prevenir el crecimiento de células de carcinoma de ovario al modificar diferentes etapas del ciclo celular.

Otro estudio, publicado en 2007, detectó que cierto tipo de estos antioxidantes podría reducir el riesgo de padecer cáncer de ovarios.

Tras llevar a cabo un seguimiento en pacientes que estuvieron ingiriendo hasta 5 tipos de flavonoides (miricetina, kaempferol, quercetina, luteolina y apigenina), se encontró una disminución significativa del 40% en la incidencia de cáncer de ovarios en aquellos con un mayor percentil de kaempferol, que puede encontrarse en el brócolí, las uvas, la manzana o el pomelo entre otros.

Vitamina D

Pixabay

Un estudio en 1994 encontraba indicios sobre el papel de la vitamina D, producida a través de la exposición al sol de nuestra piel, como protectora frente a la mortalidad en el cáncer de ovario.

Otra investigación centrada en el papel de esta vitamina en ciertos cánceres, afirmaba entre sus resultados que la vitamina D podría utilizarse para la prevención o la terapia frente a "carcinomas cervicales, el cáncer de mama y el cáncer de ovario".

Si bien en nuestro país la exposición al sol no es algo problemático, cabe saber que la vitamina D también se encuentra en alimentos como el pescado graso, tipo salmón. 

 

Alimentos ricos en selenio

Pixabay

Se ha demostrado que el selenio tiene efectos positivos sobre las pacientes de cáncer de ovarios que estás recibiendo quimioterapia. Ayuda en aspectos relacionados con el cabello, el aumento de eritrocitos, y de los glóbulos blancos.

Incluir selenio y vitamina E, junto a otros antioxidantes parece reducir la toxicidad de la quimioterapia en los pacientes sometidos a ella.

Las nueces de Brasil, las avellanas o el champiñón son alimentos ricos en este mineral.

Cúrcuma

Pixabay

La cúrcuma y su derivado, la curcumina, un colorante muy utilizado en la India, sobre todo en el curry, parece ser un gran aliado de nuestra salud. 

"Es probable, según mi conocimiento, el antiinflamatorio natural más potente", declaraba con anterioridad Ajay Goel, biofísico investigador del cáncer, a la edición estadounidense de Business Inisider.

Además, la cúrcuma también puede resultar eficaz a la hora de combatir el cáncer, ya que de acuerdo a ciertos estudios es capaz de retrasar el crecimiento tumoral e incluso parece bloquear células cancerosas. Aunque sus efectos se han notado de forma más eficaz en el cáncer de colón, de mama y próstata.

Verduras de hoja verde

chiara conti/ Unplash

De acuerdo a una investigación publicada en Nature y centrada en el papel que puede desempeñar la dieta a la hora de afrontar un cáncer, se encontró que una mayor ingesta de verduras de hoja verde podía vincularse con una mayor superviviencia para las enfermas de cáncer de ovarios.

Puede deberse a que estos alimentos, en especial las espinacas, son rica en betacaroteno, luteína - zeaxantina y otras vitaminas y minerales. Algunos estudios han relacionado efectos positivos de la luteína sobre el cáncer de ovarios.

Alimentos ricos en fibra

Getty Images

Una dieta rica en fibra también ha sido vinculado a una menor mortalidad frente al cáncer de ovarios.

De acuerdo a una revisión de trece estudios con un total de 142.189 participantes y un total de 5.777 casos de cáncer de ovario, se determinó que un ingesta alta de fibra pude estar asociada a un menor riesgo de padecer este.

Las legumbres, las semillas de chía, el salvado de trigo o las almendras son algunos de los alimentos más ricos en fibra.

LEER TAMBIÉN: Los 8 mejores alimentos para incorporar fibra a nuestra dieta

LEER TAMBIÉN: 8 alimentos ricos en antioxidantes que te ayudarán a combatir el envejecimiento celular

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Salud
  2. Vida sana
  3. Alimentación
  4. Top
  5. Listas