7 beneficios secretos de las patatas avalados por la ciencia que te harán comerlas más

Patatas beneficios

Getty Images

  • Las patatas han sufrido durante muchos años una injusta mala reputación. Sin embargo, estos tubérculos ofrecen muchas ventajas para tu salud, especialmente si las preparas cocidas o asadas, dejándoles la piel. 
  • Conoce los 7 principales beneficios de las patatas para tu cuerpo, desde su riqueza en vitaminas y potasio a su potencial como fuente de carbohidratos para tener combustible energético en el día a día. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Un viejo proverbio español dice que "la patata cocida alarga la vida". El refranero siempre acierta, pese a que en los últimos años estas hortalizas económicas, sabrosas, duraderas y cargadas de energía hayan sido demonizadas como enemigas del control de peso o categorizadas como alimentos poco saludables. 

Nada más lejos de la realidad: las patatas son sanas y su consumo está recomendado por los principales organismos sanitarios. Lo que sí es importante es cocinarlas adecuadamente, vigilar los acompañamientos como las salsas, tener cuidado con el aceite y dejarles la piel para aprovechar toda su carga de nutrientes.

Conocida como solanum tuberosum y procedente de América, la patata comenzó a cultivarse en la Península Ibérica desde 1573 según datos de la FAO. Durante siglos fue uno de los principales alimentos en las despensas europeas. Por error o desinformación, en los años más recientes se ha calificado a las patatas de insalubres, pese a que preparadas de forma saludable y en las cantidades recomendadas, ni engordan ni son perjudiciales. 

Trucos para pelar patatas de forma rápida y sencilla que te permitirán ahorrar mucho tiempo

La mala fama de estos tubérculos subterráneos en realidad tiene que ver con las patatas fritas, mucho menos sanas que cocidas o al horno debido a la fritura, el uso de aceites recalentados, exceso de sal y acompañamientos como aderezos y salsas industriales. Lo ideal es dejarles la piel y asarlas para que conserven todo su valor nutricional. 

Una patata mediana contiene cerca de 160 calorías, 0,2 gramos de grasa, 4,3 gramos de proteína, 36,6 gramos de carbohidratos y 3,8 gramos de fibra. Destaca su proporción de vitamina C (un 28% de la cantidad diaria recomendada), B6 (27%), potasio (26%), manganeso (19%), magnesio (12%), fósforo (12%) y niacina (12%).

Descubre 7 importantes beneficios de las patatas que te harán adorarlas de nuevo y no quitarles ese preciado hueco en tu dieta habitual.

Cuidan tu sistema inmune gracias a la vitamina C

Dependiendo de su tamaño, una patata puede brindarte entre el 15% y el 30% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, un potente antioxidante que cuida tu sistema inmune y además, resulta clave para mantener la estructura de los vasos sanguíneos

Tal y como apuntan desde Science Alert, la vitamina C también resulta esencial para la formación del tejido conectivo, que ayuda a que funcionen las articulaciones y mantiene los dientes en su lugar.

Contribuyen a tu salud mental

La vitamina B6 ayuda a que más de 100 enzimas del cuerpo funcionen correctamente, lo que les permite descomponer las proteínas y regular el sistema nervioso. Ese nutriente se ha vinculado en diversos estudios con una buena salud mental.

Comiendo una patata pequeña al día cubrirás una cuarta parte de la ingesta recomendada de vitamina B6.

Potasio para tus músculos, corazón y nervios

Este metal alcalino es fundamental para la función nerviosa, muscular y cardíaca. Además, contrarresta los efectos negativos del exceso de sodio y permite expulsar desechos. La Organización Mundial de la Salud recomienda tomar 3.510 mg diarios de potasio. 

Las patatas son una excelente fuente de potasio. Cocidas tienen menos, porque alrededor de la mitad se filtra al agua. Sin embargo, una patata asada te proporciona un tercio de la cantidad diaria recomendada de este nutriente. 

Mejoran tu estado de ánimo y protegen tu cerebro

La colina es necesaria para cerebro y el sistema nervioso, ya que regula la memoria y el estado de ánimo. También es necesaria para el control muscular y la formación de las membranas celulares, según muestra en este documento el National Institutes of Health.

Las patatas son uno de los alimentos más ricos en colina después de la soja, las legumbres o la carne.  Las mujeres mayores de 19 años deben consumir 425 miligramos de colina diaria, 550 miligramos en el caso de los hombres adultos. 

Una patata asada contiene alrededor del 10% de las necesidades diarias de colina de una persona. El nutriente es particularmente importante durante el embarazo, ya que el bebé produce muchas células y órganos nuevos.

Mantienen sano el intestino

Plato de patatas

cleo stracuzza/Unsplash

Cocinar y enfriar las patatas antes de comerlas permite que se forme un almidón resistente que puede actuar como prebiótico, esencial para un microbioma intestinal sano. 

Lo que hacen las bacterias de nuestro colon es fermentar estos almidones, produciendo butirato de ácido graso de cadena corta claves para el intestino y también para el metabolismo, ayudando a reducir la grasa y el azúcar en sangre, tal y como muestra esta investigación. El butirato también se ha vinculado en este estudio realizado con animales con menor riesgo de cáncer colorrectal. 

Regulan tu peso y te quitan el hambre

Aunque el mito diga lo contrario, las patatas contribuyen a regular el peso y a adelgazar. Tienen bajo contenido en grasa y alto contenido de agua. 

Tomándolas hervidas o al vapor tienes a mano un alimento bajo en calorías, rico en nutrientes y capaz de saciarte, algo que se ve reforzado por la proteína conocida como inhibidor de proteinasa de patata 2 (PI2). Se ha estudiado que esta mejora la liberación de colecistoquinina (CCK), la hormona que estimula la sensación de saciedad.

Cabe destacar que también son un plato ideal apto para personas celíacas, puesto que no contienen gluten. 

Alargan tu vida

Las patatas son ricas en antioxidantes como flavonoides, carotenoides y ácidos fenólicos, capaces de neutralizar moléculas potencialmente dañinas como los radicales libres, responsables del envejecimiento y del estrés oxidativo. Estos compuestos te ayudan a prevenir numerosas enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer.

LEER TAMBIÉN: Deja de tirar la piel de las patatas, tienen más beneficios para tu salud que el resto del tubérculo

LEER TAMBIÉN: Trucos para planificar y compaginar la dieta mediterránea con tu rutina diaria

LEER TAMBIÉN: Esta es la forma correcta de almacenar tomates frescos

VER AHORA: Los expertos analizan los modelos de trabajo, la regulación y la ciberseguridad en los nuevos espacios híbridos en el evento Next Now