Deja de tirar la piel de las patatas, tienen más beneficios para tu salud que el resto del tubérculo

personas pelando patatas

Reuters/  EDUARD KORNIYENKO

  • Aunque suene extraño, dejar de desechar la piel de las patatas y empezar a consumirla puede ser una forma más saludable de tomar este alimento.
  • En la piel de la patata se encuentran vitaminas, minerales y fibra en mayor proporción que en el resto de este tubérculo. Aunque para comerlas con piel siempre debes asegurarte de limpiarlas minuciosamente y eliminar brotes y zonas verdosas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La patata es uno de los alimentos más consumidos.

Forma parte de multitud de platos, ya sea como ingrediente o guarnición. Por ejemplo aquí pocos se resisten a unas buenas bravas o a la tortilla de patata. Además se encuentra con facilidad todo el año y su precio no es muy elevado. 

Por si esto fuera poco son extremadamente versátiles. Las patatas se pueden hervir, cocer al vapor, asar, hornear y freír, su versión con más seguidores. 

Pero sea como sea que cocines las patatas seguro que siempre haces algo igual. Lavarlas y quitarles la piel.

Pues este gesto está haciendo que elimines de este tubérculo gran parte de sus nutrientes.

La patata es un vegetal que aporta ciertas cantidades de potasio, vitamina C, B6 y carotenoides. A pesar de ello, su consumo es algo controvertido, ya que muchos médicos no lo ven con buenos ojos.

Este tubérculo es rico en hidratos de carbono, pero mientras que su aporte en fibra es discreto, se coloca como uno de los vegetales con mayor contenido en almidón. —Este no solo está detrás de su elevado aporte calórico (88 calorías por cada 100 gramos de patatas), además en el organismo, el amidón se convierte rápidamente en glucosa, lo que puede generar picos de azúcar en sangre—.

Una manera más saludable de comer patatas es cocerlas o al vapor, lo cual aportará menos grasas que fritas, y afectará menos a sus nutrientes. Otra forma saludable de comer patatas es consumirlas con la piel. Es decir dejándolas sin pelar y cociéndolas así.

Esto se debe a que en la piel de la patata residen buena parte de sus nutrientes. 

Esta parte contiene aproximadamente un 40% y un 50% de fibra, es fuente de compuestos fenólicos y de vitaminas como riboflavina, ácido ascórbico, ácido fólico y vitaminas B6.

Algunas investigaciones han apuntando a que estos compuestos fenólicos extraídos de la piel de la patata previenen la oxidación de lípidos  y podrían tener propiedades anticancerígenas. En animales se demostró que esta parte tiene propiedades hiperglucémicas y reductoras del colesterol. 

La dieta de la patata: ¿es recomendable? Qué dicen los expertos

Aunque si vas a consumirla así, es importante que sepas que las decoloraciones verdosas y los brotes pueden ser tóxicos por su alto contenido en solanina, un fungicida propio de la patata. Por lo que es necesario que siempre sean lavadas minuciosamente y elimines estas zonas. 

A continuación, algunos beneficios que puede conllevar consumir la piel de la patata.

Puede ayudar a mantener más saciado y tener mejores digestiones

Un chico con dolor de estómago

Además de ser baja en grasa y sodio, la piel de la patata contienen cantidades más elevadas de fibra que el resto del alimento.

La fibra es un elemento clave para mejorar tu tránsito intestinal.

No solo eso, además también parece favorecer la sensación de saciedad, lo que te ayudará a comer memos.

Podría contribuir a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca

Una mujer es atendida por problemas en el corazón.

La piel de la patata también aporta potasio, un mineral esencial para tu organismo que puede ayudar en la salud de tu corazón.

El potasio, es un electrolito, es decir es capaz de generar una pequeña carga eléctrica en tu cuerpo.

Como explican desde Harvard, "estas cargas hacen que las células nerviosas envíen señales para que el corazón lata con regularidad y los músculos se contraigan". 

El potasio también contrarresta los efectos del exceso de sodio en la dieta. Este mineral en exceso puede puede conducir a la acumulación de líquido en la sangre, ejerciendo presión sobre las paredes de los vasos sanguíneos y generando daños.

Asimismo la piel de la patata también contiene magnesio y calcio, minerales vinculados, a su vez, a la salud cardíaca.

El primero ayuda a relajar los vasos sanguíneos y desempeña un papel en el transporte de iones de calcio y potasio a través de las membranas celulares. Por su parte, el segundo también parece contribuir a regular la presión arterial.

Contiene compuestos que podría ayudar frente al cáncer

Un científico de GSK estudia células cancerígenas

La piel de la patata es rica en fitoquímicos que poseen una poderosa actividad antioxidante capaz de minimizar el daño de los radicales libres. 

Pero además, la piel de la patata tiene de tres a cuatro veces más ácido cologénico que el resto del tubérculo. Este ácido parece ayudar frente a las células tumorosas.

Capacidad antioxidante

Una mujer con mascarilla en una playa de Gran Canaria.

Unos 200 gramos de patata cocida con piel proporciona 6 miligramos de vitamina C, lo que supone el 10% de las necesidades diarias recomendadas.

En la piel también se concentra buena cantidad de otros antioxidantes como flavonoides, carotenoides y ácidos fenólicos.

Los antioxidantes son compuestos químicos que ayudan a nuestro cuerpo a luchar contra los radicales libres, causantes del envejecimiento celular y que se han asociado con graves enfermedades como aterosclerosis, artritis, y ciertas enfermedades degenerativas.

Podría mejorar el estado de tu piel

Mujer en el baño, cuidado de la piel, ojeras

La vitamina C contribuye a mejorar el aspecto de la piel durante el envejecimiento, según han sugerido algunas investigaciones. Además de ser un buen antioxidante, el conocido como ácido ascórbico sirve como cofactor de las enzimas esenciales para la síntesis y la estabilidad del colágeno.

Asimismo, algunos estudios apuntan a que esta vitamina puede ser un fotoprotector natural contra la radiación UV.

Esta es una de las vitaminas que puede encontrarse en mayor proporción en la patata cuando se consume con piel.

Otros artículos interesantes:

5 consejos que te ayudarán a preparar patatas fritas más saludables

La dieta de la patata: ¿es recomendable? Qué dicen los expertos

El truco definitivo para pelar patatas de forma rápida y sencilla que te permitirán ahorrar mucho tiempo

Te recomendamos