Trucos para planificar y compaginar la dieta mediterránea con tu rutina diaria

Planificar dieta mediterránea.
RossHelen

Getty Images

  • El doctor y dietista Ramón de Cangas explica en su guía Dieta Mediterránea, de la teoría la práctica algunos consejos útiles para planificar la dieta mediterránea y salir victorioso.
  • Apuntar a diario los alimentos que se van agotando en casa, tener en cuenta el número de comensales o establecer un menú son algunas de las claves para organizar tu dieta y obtener los máximos beneficios de ella.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Llevar un estilo de vida saludable no es tarea fácil, ya que en muchas ocasiones puedes pensar que los nuevos hábitos no pueden tener cabida en tu rutina diaria por el tiempo.

Generalmente es una cuestión de organización y voluntad propia. Los principios suelen ser complicados.

Si estás pensando en bajar de peso o simplemente en comer sano, la dieta mediterránea podría ser tu opción ideal. 

La pregunta es cómo hacer que este cambio de alimentación funcione. Basta con planificar, planificar y planificar.

6 consejos que te ayudarán a comer sano cuando tus obligaciones no te dejan tiempo para ello.

Ramón de Cangas, el doctor, dietista y presidente de la Fundación Alimenta tu Salud, ha recogido en su guía Dieta Mediterránea, de la teoría la práctica algunos consejos útiles para salir victorioso.

Comienza por apuntar durante la semana los productos que se vayan agotando para tener claro lo que necesitas comprar cuando llegue la hora de ir al supermercado.

Aprovecha las ofertas y compra en mayores cantidades si sale más económico, eso sí, solo si lo vas a consumir. Evita comprar cosas innecesarias.

De este modo, no solo te organizas mejor, sino que también contribuyes con el medio ambiente, ya que reduces el consumo de envases y no desperdicias comida.

Todos los motivos por los que la dieta mediterránea es considerada una de las mejores por la mayoría de nutricionistas.

Una vez en el supermercado acostúmbrate a leer bien las etiquetas de los alimentos, así evitarás bombas calóricas y resultados no deseados.

Generalmente es mejor optar por productos de temporada, ya que suelen ser más baratos en cuanto a relación calidad-precio y están muchísimo mejor.

Finalmente, no te olvides de pensar en los comensales, es decir, cuántas personas van a comer con lo que compres. Una buena idea es planificar en familia los menús semanales, así será mucho más fácil de controlar y preparar lo que consumes a diario.

La importancia del menú

Planificar dieta mediterránea.
AndreyPopov

Getty Images

Sin duda, lo más importante a la hora de llevar a cabo la dieta mediterránea es prestarle atención a lo que comes, es decir, al menú.

Por regla general, se trata de una dieta basada en alimentos de origen vegetal con limitaciones en los de origen animal.

Además de predominar el consumo abundante de frutas, también se suelen incluir cereales integrales, frutos secos y legumbres por sus innumerables beneficios.

Sin embargo, en esta dieta no hay lugar para productos ultraprocesados, al igual que es importante priorizar el aceite de oliva virgen extra frente al aceite de girasol.

Estos son los 10 alimentos que forman parte de la dieta mediterránea.

En el ámbito de las bebidas, se apuesta por un consumo predominante de agua, aunque bebidas fermentadas como el vino o la cerveza también son comunes, en menor medida, gracias a sus beneficios cardiovasculares y metabólicos.

A modo resumen, la guía propone un decálogo donde vienen recogidos todos los puntos más importantes para saber cómo organizarte con la comida de la dieta mediterránea:

  1. Consume diariamente 3 o más raciones de fruta.
  2. Incluye en tu menú diario 2 o más raciones de verduras y hortalizas.
  3. Las legumbres deben estar presentes en nuestro plato 3 o más veces por semana.
  4. Incluye alguna ración diaria de cereales integrales.
  5. Come frutos secos, de forma moderada, varias veces por semana.
  6. Consume semanalmente huevos y pescados, así como carnes blancas y minimiza las procesadas y rojas.
  7. Prioriza el aceite de oliva como aceite de cocinado y aliño y opta por técnicas culinarias sencillas como vapor, horno, crudo o guisos con poca grasa.
  8. Cocina con poca sal y sustitúyela por ajo, cebolla, especias o hierbas aromáticas.
  9. Da prioridad a las recetas tradicionales para facilitar la adhesión a la Dieta Mediterránea.
  10. Comer es un placer y la exageración y prohibición total sin fundamento solo dificulta la adherencia dietética al plan propuesto.

Otros artículos interesantes:

6 consejos que te ayudarán a comer sano cuando tus obligaciones no te dejan tiempo para ello

Todos los motivos por los que la dieta mediterránea es considerada una de las mejores por la mayoría de nutricionistas

Estos son los 10 alimentos que forman parte de la dieta mediterránea

Te recomendamos

Y además