9 aberraciones que te hacen gastar más luz (y dinero) en la factura

Mujer estresada, con luces de Navidad

Getty Images

Los precios de la electricidad, la inflación en alimentos y otros productos, la amenaza de recesión económica...: hay varios frentes abiertos que pueden acabar abriendo un agujero en el bolsillo de las familias.

Estas tienen poco que decir respecto a varios de ellos, ya que la evolución de los precios o el desarrollo de la invasión rusa en Ucrania no depende de los consumidores, pero sí tienen el poder de ahorrar en la factura de la luz y de influir en el importe final que les acaba llegando —al menos, en parte—, lo que repercute positivamente a nivel económico y en el medio ambiente.

Ya sea por desconocimiento, por pereza, por las prisas, por olvido o por restar importancia a algunas acciones que cuentan más de lo que se piensa, en muchos casos se pueden cometer errores que suponen un mayor gasto de luz y que cuestan mucho dinero:

Desaprovechar las horas de sol

2 personas trabajan con el ordenador a la luz de los flexos.

Lo mejor para ahorrar en la factura de la luz es encender menos la luz. Esta perogrullada se puede 'traducir' de forma más precisa: no usar la electricidad cuando, en realidad, no la necesitas.

No encender la luz o apagarla cuando hay suficiente luz natural, o buscar una parte del hogar mejor iluminada por el sol son algunas acciones que te ayudarán a pagar menos luz artificial y ahorrar algo de dinero.

Climatización sin límites 

Aparatos de aire acondicionado en el distrito financiero de Singapur

La climatización, es decir, el uso del aire acondicionado y la calefacción, supone en general el mayor consumo energético en los hogares, informa BBC Mundo.

"En un hogar medio en España, y en otros países parecidos en cuanto a desarrollo, aproximadamente el 45%-47% del consumo eléctrico se va en la climatización y la luz, sobre todo, en la climatización", explica Enrique García, desde la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), al medio.

Cómo ahorrar en la factura de la luz: consejos para gastar menos en electricidad en 2022

Si la climatización es eléctrica, "lo importante es tener un buen aislamiento" en la vivienda, lo que pasa por poner ventanas y cortinas que aíslen bien, añadir burletes o cinta adhesiva y cerrar las puertas.

Además, hay que controlar la temperatura de la calefacción y del aire acondicionado: de entre 20 °C y 23 °C en invierno a unos 25 °C en verano, aproximadamente. La ventilación, la ropa y la purga de los radiadores son otros trucos para gastar menos calefacción en invierno, mientras que el aire acondicionado debería estar a unos 8 °C por debajo de la temperatura exterior, según la OCU.

No acogerte a las ayudas gubernamentales

Una mujer contando dinero en casa

El Consejo de Ministros ha aprobado en octubre un Real Decreto por el que se regulan varias medidas del Plan Más Seguridad Energética anunciado por el Gobierno para "proteger más a los consumidores de la crisis energética". No suponen un ahorro de luz en realidad, pero sí de dinero en las facturas energéticas.

Entre estas se encuentran una reducción del 50% en la factura de la calefacción de hogares con calderas comunitarias (1,7 millones de casas), un nuevo bono de justicia energética con descuentos del 40% en la factura de la luz, descuentos del bono social eléctrico para los consumidores más vulnerables (de hasta el 65% u 80%) y ayudas para el bono social térmico (hasta una media de 375 euros por beneficiario).

Poner tus electrodomésticos a cualquier hora

Una niña intenta cerrar un lavavajillas.

Si eres de las personas que, cuando ve el lavaplatos o la lavadora medio llenos, decide ponerlos en ese momento, estás cometiendo un error que te puede salir caro en la factura de la luz. En realidad, 2 errores.

Por un lado, es muy recomendable adaptarse a las horas en las que la electricidad es más barata, ya que supondrá un importante ahorro de dinero a final de mes. Para ello, Business Insider España te informa cada día sobre cuál es el precio de la luz, de forma que sepas cuándo te costará menos poner una lavadora o encender el horno, por ejemplo.

Los electrodomésticos y aparatos electrónicos que más electricidad consumen (y qué hacer para reducir su gasto)

Como a veces a esas horas estás durmiendo, hasta arriba de trabajo o preocupaciones o fuera de casa, es importante saber cómo puedes programar tus electrodomésticos y aparatos eléctricos de diferentes formas.

En segundo lugar, yendo al ejemplo de arriba, uno de los consejos más destacados para hacer un uso eficiente de los electrodomésticos es ponerlos cuando tengan la carga llena, además de tener en cuenta los programas y las temperaturas que más ahorran y comprarlos con alta eficiencia energética, entre otros.

"Stand-by, ¿qué es eso?"

Botón de standby en un mando a distancia

Otro error que no deberías cometer si quieres ahorrar en la factura de la luz es no saber qué es el stand-by, o saberlo pero minimizar su importancia o desentenderte de sus efectos.

El stand-by (modo de espera, o en reposo) es el estado en el que se encuentran muchos aparatos cuando no están siendo usados pero tampoco están desconectados del todo, como puede ocurrir con tu televisor. Se trata de un 'consumo fantasma' que sale caro: eliminarlo se traduce en un ahorro de electricidad de hasta un 10%.

Para ello, desde la OCU recomiendan usar regletas para apagar todos los aparatos electrónicos a la vez, o comprar modelos "inteligentes" que detectan si el aparato principal se encuentra en stand-by, en cuyo caso apagan todos los que estén conectados a este en ese momento.

Huir de aplicaciones y otros aparatos que te ayudarían a ahorrar luz

Una mujer con un móvil pone la lavadora

Además de dispositivos para programar electrodomésticos o para reducir el consumo fantasma, tienes a tu alcance aplicaciones móviles, gadgets y otros aparatos que te ayudarán a gastar menos luz en casa. 

Estos te permiten visualizar los niveles de gasto de energía, centralizar multitud de dispositivos y gestionar la iluminación inteligente, entre otras ventajas.

Contratar la primera tarifa que veas 

Cómo funciona la tarifa de luz regulada

La tarifa de la luz que tengas no está grabada en piedra: se puede cambiar, y tienes varias opciones, cada una con sus precios, beneficios e inconvenientes. No es lo mismo el mercado regulado (sus tarifas permiten el bono social eléctrico) que el libre, ni una compañía que otra. La mejor tarifa de luz será la que más se adapte a ti.

Por eso, la OCU y otras organizaciones y plataformas (Rastreator, Selectra, KeListo...) ofrecen comparadores de tarifas de luz para 2022 que explican los diferentes costes y condiciones de cada una.

Además, recuerda que también puedes ajustar la potencia que tienes contratada (la cantidad de kilovatios que pueden estar en funcionamiento de manera simultánea), para que solo gastes en función de lo que de verdad necesites.

"Pon ahí la nevera, que queda más bonita"

Nevera

Si tu criterio para decidir dónde poner la nevera en casa es estético, piensa de nuevo, porque te llevará a cometer un error y gastar más luz (y dinero) de lo que es necesario. Además, el impacto es mayor teniendo en cuenta que la nevera es el electrodoméstico que más energía consume.

Como informa BBC Mundo a partir del experto de la OCU, el frigorífico debe colocarse en un lugar que se encuentre lejos de las fuentes de calor (como el horno) y donde no le dé la luz solar directamente. Además, debe quedar un hueco entre su parte trasera y la pared, para que se mantenga ventilada y sin polvo.

También es importante evitar que acumule escarcha o hielo, no meter alimentos cuando estén calientes y colocarlos bien (con espacio entre ellos), así como abrirlo lo menos posible.

No renovar tus bombillas antiguas, o dejar la luz encendida cuando salgas de la habitación (con excepciones)

Como funcionan la tarifa de luz regulada y libre

Finalmente, un buen consejo para ahorrar en la factura de la luz es sustituir tus electrodomésticos antiguos por otros más eficientes y reemplazar tus bombillas tradicionales, si aún las tienes, por bombillas LED: mucho más eficientes energéticamente que el resto, además de más ecológicas, más resistentes a los golpes y más rápidas en alcanzar la máxima intensidad.

Aunque parezca obvio, ahorrar luz pasa por algo tan sencillo como apagarla cada vez que salgas de la habitación, aunque tiene sus excepciones: depende del tipo de bombilla que tengas en casa, del objetivo que se persiga y del tiempo que vayas a estar fuera de la estancia.

Por último, también hay diferencias cuando ves la televisión: un televisor con tecnología LED consume un 25% menos que los LCD y un 40% menos que las pantallas de plasma.

Otros artículos interesantes:

Los electrodomésticos y aparatos electrónicos que más electricidad consumen (y qué hacer para reducir su gasto)

Cómo ahorrar en la factura de la luz: consejos para gastar menos en electricidad en 2022

16 aberraciones con las que malgastas agua todos los días y agravan la situación de sequía

Te recomendamos