Agua del grifo o embotellada, esto es lo que dicen los expertos sobre cuál deberías beber

Brad Pitt, beber agua
Handout/ Reuters
  • El agua del grifo y el agua mineral cumplen por igual las necesidades de hidratación del cuerpo.
  • Nuestro país cuenta con rigurosos sistemas de vigilancia y de control analítico, por lo que el agua que llega a tu casa es potable y segura.
  • Las aguas duras, es decir, ricas en minerales sobre todo calcio y magnesio, pueden hacer que el sabor sea desagradable y que por ello las personas prefieran agua embotellada baja en mineralización.
  • Por otro lado el agua mineral no es tratada químicamente para su embotellamiento como sí lo es la que llega a tu hogar.
  • Pero ya que el agua del grifo es segura, más barata y genera menos residuos se coloca como la mejor opción.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Que hay que beber agua y mantenerse hidratado es algo que todo el mundo sabe.

Este elemento es un componente bastante abundante en el organismo: supone un 73% del cerebro y del corazón y hasta un 83% de los pulmones. La piel, los músculos y los huesos son otras partes del cuerpo que contienen porcentajes elevados de esta sustancia.

El agua en nuestro cuerpo además permite realizar diversas funciones, entre ellas, metabolizar y transportar ciertos nutrientes en el torrente sanguíneo o ayudar a mover los desechos fuera del organismo.

Sin embargo quizá no esté tan claro si resulta más conveniente beber agua del grifo o agua embotellada.

Nuestro país cuenta con rigurosos sistemas de vigilancia y de control analítico para asegurar que el agua que llega a tu casa sea segura para su consumo. "Para ello, el agua se somete previamente a un tratamiento de potabilización y a diversos controles sanitarios", indica un documento del ministerio de Sanidad.

De acuerdo a este mismo documento, el 99,5% del agua que sale por los grifos españoles es segura. Mientras que en el 0,5% de los casos en los que no es potable el suministro se corta.

Leer más: Esta es la cantidad de agua que debes beber al día, según la ciencia

"En principio todas las aguas potables, y el agua del grifo lo es, son aptas para hidratar. Por tanto la misión principal, que es cubrir nuestras necesidades de agua la puede hacer cualquiera de las dos" resume a Business Insider España la nutricionista Magda Carlas, autora del libro Más claro que el agua: Todo lo que deberías saber del agua mineral natural y nunca te han contado.

Entonces, si el agua del grifo es segura e hidrata de la misma manera que el agua embotellada, ¿por qué que decantarse por esta segunda, si supone una opción más cara y menos sostenible?

¿Cuándo puede ser recomendable consumir agua embotellada?

Todo el mundo aprendió en la escuela que el agua es incolora e insabora. Pero lo cierto es que eso está lejos de ser verdad. Y de hecho, el sabor es uno de los motivos que puede llevar a consumir agua embotellada.

La cantidad de minerales que contiene el agua, principalmente calcio y magensio, determina la dureza de esta. Así las aguas más duras, serán más ricas en minerales y las blandas más pobres. 

A su vez a más dureza, más sabor, sobre todo cuando son ricas en calcio. Un mineral que se nota bastante en el paladar y que puede hacer que para muchas personas ese agua no sepa bien.

Uno de los principales motivos para optar por comprar agua embotellada.

Las aguas duras no conllevan riesgo para la salud

Existe también la creencia generalizada que las aguas de mineralización baja son más saludables, sobre todo para aquellas personas que padecen cálculos renales (cuya formación se ve favorecida por un exceso de calcio).

Es entendible que las personas aquejadas de esta afección busquen beber agua de mineralización baja para asegurar una menor ingesta de calcio. Aunque se debería tener en cuenta que la formación de cálculos renales viene determinada por muchos factores, incluyendo la dieta, por lo que el agua que bebas tampoco supondrá demasiada diferencia.

Leer más: ¿Funciona beber agua para la resaca?

Hasta el momento la Organización Mundial de la Salud no ha hallado evidencias científicas convincentes de que la dureza del agua cause efectos adversos en humanos, por lo que para el resto de la sociedad tampoco debería suponer un riesgo beber aguas más ricas en minerales.

El agua mineral no conlleva tratamiento químico ni microbiológico para su consumo

No todas las aguas embotelladas son lo mismo. Existen varios tipos, como explica la OCU.

  • Agua mineral natural: agua subterránea, pura en origen. Su composición mineral es constante, siempre la misma. Las aguas minerales deben presentar análisis periódicos para demostrar la constancia de su composición.
  • Agua de manantial: agua subterránea, pura en ori­gen. Su composición mineral no es constante, puede variar. Sólo deben ser analizadas una vez, antes de comercializarse.

El agua mineral natural no solo tiene un origen conocido y una composición estable. Además al ser embotellada no puede ser manipulada ni tratada por ningún agente externo, por lo que no necesita de ningún tratamiento químico ni microbiológico para su consumo, lo que sí sucede con el agua del grifo, y que  puede llevar a muchas personas a desconfiar de esta.

Aún así es importante saber que las cantidades de químicos, por ejemplo de cloro, añadidas al agua para su potabilidad no representan riesgo alguno para tu salud. 

LEER TAMBIÉN: Qué tienen de especial las mascarillas españolas del CSIC y por qué se han agotado en 10 días

LEER TAMBIÉN: 8 secuelas que podrían sufrir los pacientes asintomáticos de COVID-19, según alertan los expertos

LEER TAMBIÉN: Así vive y gasta su dinero Quim Torra: de ser el presidente autonómico con el mayor sueldo de España a inhabilitado por el Supremo

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Salud
  2. Ciencia
  3. Alimentación
  4. Top
  5. Trending