Pasar al contenido principal

8 trucos sencillos para ayudarte a beber más agua, incluso en invierno

Mujer tomando agua después de correr.
Getty Images
  • Al menos el 70% del cuerpo de un adulto está formado de agua.
  • Cada día resulta esencial hidratar el cuerpo para mantenernos sanos. Lo recomendable en adultos es beber entre 2 litros y 2,5 litros de agua al día.
  • Si no te resulta muy fácil esto, te damos 8 consejos sencillos para ayudarte a beber más agua.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Todos sabemos lo importante que es el agua para la vida. 

Es precisamente la presencia de este elemento en nuestro planeta el que ha facilitado la existencia de tanto organismos vivos en él.

Pero a nivel menos gigantesco, el agua también ocupa un papel fundamental en la biología humana.

Somos al rededor de un 70% agua.

Y de forma más concreta esta sustancia supone un 73% del cerebro y del corazón y hasta un 83% de los pulmones. La piel, los músculos e incluso los huesos son otras partes del cuerpo que contienen porcentajes elevados de este elemento.

El agua en nuestro cuerpo permite,entre otras funciones, metabolizar y transportar carbohidratos y proteínas en el torrente sanguíneo sin olvidar su papel en el transporte de los desechos fuera del organismo.

Importancia de beber agua

Por todo esto, las personas deben asegurarse de consumir las cantidades de agua diarias necesarias.

Y es que nuestro cuerpo pierde agua cada día a través, por ejemplo, de la orina o el sudor. Según la Fundación Española del Corazón "sin realizar actividad física alguna nuestro organismo pierde entre dos y tres litros de líquido al día".

Para mantenernos sanos, debemos recuperar estas perdidas, manteniendo los niveles de hidratación óptimos.

Aunque las cantidades de agua necesarias varían en función de la edad y el sexo, en adultos la ingesta oscila entre los 2 litros y los 2,5 litros diarios.

Todo el agua que necesitamos no llega solo de ingerir este líquido, ya que los alimentos aportan también hidratación al cuerpo. A pesar de ello, los expertos recalcan que “de la cantidad necesaria de líquido que necesita el cuerpo, al menos, un 80% debe aportarse en agua".

Leer más: Este es el número de días que podrías sobrevivir sin agua

El problema es que a no todo el mundo le resulta igual de sencillo consumir este líquido, a pesar de su relevancia.

Si eres una de esas personas, aquí tienes 8 trucos sencillos que te ayudarán a beber más agua, incluso en la época fría que llega.

Conoce por qué es importante hidratarse

Beber agua
Getty Images

La mejor forma de motivarte a beber agua es conociendo las razones por las que resulta vital mantenerse hidratado. 

Ya hemos indicado ciertos datos por los cuales el agua es fundamental para la vida.

Otras cifras que quizá te interese conocer es que este elemento representa "el 85% de la sangre, el 80% de la masa muscular y un cuarto de la masa ósea", según indican desde Sanitas. 

La pérdida de agua también puede afectar a nuestras capacidades congnitivas. Así lo demostraba un estudio en 2011 que determinaba que una deshidratación leve, en torno al 2%, en hombres afectó a su atención, memoria , aumentando su ansiedad y fatiga.

Y a mayores proporciones de pérdida de agua, peores consecuencias.

Faltas de agua de más de 3% pueden conllevar fuertes dolores de cabeza y desorientación, mientras que por encima del 6% se reduce la memoria a corto plazo y pueden aparecer incluso delirios.

Por otro lado, tendemos a olvidar el papel que las bebidas juegan en una dieta saludable.

La ingesta de bebidas azucaradas y calóricas está relacionada con múltiples y serios riesgos en nuestra salud.  Sustituir estas por agua, que no aporta ni azúcar ni calorías ayudará a mantener los niveles de glucosa en sangre y a evitar la obesidad.

Y tras todo esto es importante también saber que, como indican los expertos, no debes esperar a tener sed para beber, ya que esta es la señal del cuerpo que "indica un inicio de deshidratación". 

Ponte un objetivo y rétate

Tres gadgets para filtrar el agua del grifo de impurezas y de cal

Getty Images

Tras empezar a contabilizar los pasos dados, mucha gente ha hecho el esfuerzo de obligarse a caminar un poco más cada día.

Y es que poco hay más efectivo que la capacidad de demostrarse a uno mismo de lo que se es capaz.

De manera parecida, fijarte un objetivo de agua a ingerir diariamente pude llevarte a beber más agua, por el simple hecho de retarte a conseguirlo.

Para ello, observa cuánto agua bebes cada día y ve marcando objetivos sencillos de manera gradual. Puedes establecerlos en mililitros o en vasos. Tú decides lo que te resulta más sencillo de cuantificar.

El objetivo final será conseguir los 2,5 litros diarios recomendados, pero si estás lejos de ello, es más conveniente ir poco a poco que comenzar de golpe, sentirse incapaz y abandonar.

Lleva agua contigo todo el tiempo

trucos para beber más agua
CoWomen/Unplash

Un truco sencillo para ayudarte a beber más agua que suele resultar es tener siempre a mano un poco de este líquido a la vista. 

Hacerte con una botella para llevar por la calle (evita en lo posible el plástico, por salud y por medio ambiente), dejarte un vaso de agua junto a la cama, o tener agua cerca en tu mesa de trabajo, es una forma directa y fácil de decirte en todo momento "es hora de hidratarte" 

Añade sabor al agua para hacerla menos aburrida

consejos para hacerte beber más agua
Kaizen Nguyễn/Unplash

Añadir un toque de sabor al agua, puede hacer que sientas más motivación a la hora de mantenerte hidratado

Para ello, lo ideal es preparar una jarra de agua a la que añadir ciertos alimentos que sin aportar demasiado sabor, den un toque diferente al insípido líquido. Puedes probar a añadir trozos de fruta, verduras o incluso hierbas.

Las rodajas de limón o de pepino son las más populares, pero existen muchas otras combinaciones. La web Self propone hasta 27 posibilidades diferentes para dar con tu preferida y ayudarte así a beber más agua cada día.

Crea un hábito ligado a beber un vaso de agua

Máquina de café.
Si tomas mucho café o té, puedes obligarte a beber un vaso de agua por cada taza.

Getty Images

Una manera de incitarte a beber agua es crear un hábito. Para ello, escoge una actividad o momento concreto y asócialo con hidratarte.

Por ejemplo, puedes obligarte a tomar un vaso de agua cada vez que te levantes de tu mesa de trabajo. ¿Tomas mucho café? pues bebe un poco de agua por cada taza que tomes.

La idea es crear una rutina bajo la cual asocies beber agua con algo concreto y que esto te haga aumentar tu hidratación.

Haz uso de una aplicación para motivarte a beber agua

aplicaciones para ayudarte a beber agua
WaterMinder App/Facebook

En pleno siglo XXI muchas de las soluciones a nuestros problemas vienen en forma de app. 

Y como no, ayudarte a beber agua es uno de ellos.

Y es que en el mercado digital, son varias las aplicaciones que existen orientadas a incentivar el consumo de agua. 

Daily Water - Drink Reminder, por ejemplo, permite registrar lo que bebemos y cuenta con alertas para recordarnos que debemos tomar agua. 

Otras apps que ayudan a beber agua son Recordatorio para beber agua, nombrada mejor app de 2016, o WaterMinder con la que podrás marcar tus propios objetivos de hidratación.

Por otro lado, si no quieres cargar a tu móvil con una aplicación más, un truco sencillo para hacerte beber más agua es simplemente establecer alarmas que te recuerden que toca beber.

Toma un vaso de agua antes de cada comida

trucos para beber más agua
Andrik Langfield/Unplash

De manera similar a crear un hábito, obligarte a tomar un vaso de agua antes de cada comida es otra manera sencilla de aumentar tu consumo de agua.

No solo te asegurarás tomar al menos de 3 a 4 vasos extra cada día, dependiendo del número de comidas que hagas. Además según algunos estudios un poco de agua antes de comer puede reducir la sensación de hambre, y ayudarte si estás intentando controlar tu peso.

Toma alimentos con alto contenido en agua

La sandía cortada es buena para los perros [RE]
Eric Thayer/Getty Images

Si a pesar de todo, beber más agua se te hace complicado, puedes probar a tomar alimentos ricos en agua, para asegurarte un estado de hidratación adecuado.

La sandía, el pepino o la lechuga son algunos de los más pueden ayudarte con tu objetivo, según Healthline.

Y además