Un alto índice de Omega-3 puede ayudar a reducir la mortalidad en el COVID-19

Una unidad de cuidados intensivos en un hospital de Wuhan durante la pandemia del coronavirus

China Daily via REUTERS

  • Un estudio piloto muestra que estos ácidos grasos marinos pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad grave.
  • La investigación revela que estos ácidos tienen "potente factor antiinflamatorio", lo que puede puede amortiguar la tormenta de citocinas que se dan en pacientes con COVID-19. 
  • El riesgo relativo de muerte fue aproximadamente 4 veces mayor en pacientes con un  índice de Omega-3 más bajo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cada vez se sabe más sobre los factores de riesgo que aumentan la gravedad de COVID-19, pero también de las circunstancias que pueden reducir el riesgo de mortalidad, es el caso de las personas con un alto índice de Omega-3 en sangre, así lo evidencia una investigación publicada en el medio de información científica EurekAlert!

Investigadores del Instituto de Investigación de Ácidos Grasos (FARI) y colaboradores del Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles y en el condado de Orange, en Estados Unidos, han publicado la primera evidencia directa de que niveles más altos de Omega-3 en sangre pueden reducir el riesgo de muerte por COVID-19.

El informe fue publicado en la revista PLEFA ( Prostaglandins, Leukotrienes and Essential Fatty Acids)  detalla que aunque hay varios artículos que plantean la hipótesis de que los ácidos grasos Omega-3 deberían tener efectos beneficiosos en pacientes con infección por COVID-19, hasta ahora no se había publicado estudios revisados que respaldaran esta teoría. 

Este estudio, en cuestión, incluyó a 100 pacientes ingresados

en el hospital con COVID-19
para los que se habían almacenado muestras de sangre. Se obtuvieron los resultados clínicos de estos pacientes y se analizó la sangre para determinar el índice de Omega-3. Catorce de los pacientes fallecieron.

Por qué el COVID-19 mata a más hombres que a mujeres: un estudio arroja nuevas claves

Estos 100 pacientes se agruparon en cuatro cuartiles (los tres elementos de un conjunto de datos ordenados que dividen el conjunto en cuatro partes iguales) según su O3I —un índice del Omega 3— con el 25% de los pacientes en cada cuartil. Hubo una muerte en el cuartil superior, con 13 muertes en los pacientes restantes. 

En los análisis de regresión ajustados por edad y sexo, se evidenció que los pacientes que se encontraban en el cuartil superior tenían un 75% menos de probabilidades de morir a causa del COVID-19, en comparación con los que estaban en los tres cuartiles inferiores.

En pacientes con un índice más bajo de Omega-3 el riesgo relativo de muerte fue aproximadamente 4 veces mayor 

Todo este barullo de datos se puede traducir en que el riesgo relativo de muerte fue aproximadamente 4 veces mayor en aquellos pacientes con un O3I más bajo —menos del 5,7%— , en comparación con aquellos con niveles más altos.

A tenor de estos datos, la investigación, que se trata de un estudio piloto, sugiere " fuertemente" los estos ácidos grasos marinos nutricionalmente disponibles pueden ayudar a reducir el riesgo de resultados adversos en COVID-19, aunque, explican los expertos, "se necesitan estudios más amplios para confirmar estos hallazgos preliminares". 

El Omega-3 pueden amortiguar la tormenta de citocinas en el COVID-19

Ya se sabe que en los pacientes graves de COVID-19 se produce una sobrecarga inflamatoria que se conoce como 'tormenta de citoquinas' y que acaba colapsando las defensas y dinamitando el funcionamiento de los pulmones, algo que, sin embargo, podría atenuar un alto índice de Omega-3. 

Una investigación sobre el daño pulmonar de los fallecidos por el coronavirus podría arrojar luz al misterio del COVID-19 persistente

Los ácidos grasos Omega-3 —concretamente el ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA)— tiene un "potente factor antiinflamatorio", con lo que el estudio sugiere que estos componentes pueden amortiguar la tormenta de citocinas en el COVID-19. 

Ahora, el equipo de investigación de FARI se encuentra en busca de financiación para ampliar estas observaciones preliminares, ante lo que anima a personas y organizaciones a apoyar un proyecto que puede ser fundamental en la lucha contra el COVID-19.

Otros artículos interesantes:

6 factores que debes tener en cuenta para determinar tu riesgo de contagiarte de coronavirus en cualquier situación

Un nuevo confinamiento domiciliario está cada vez más cerca, según Rafael Bengoa, exconsejero de Sanidad vasco

La OMS avisa de que lo peor del coronavirus "aún está por llegar" mientras cada vez más países anuncian medidas para levantar los confinamientos