Todo lo que sabemos sobre las muertes de ancianos en Noruega tras recibir la vacuna del coronavirus

Administración de la vacuna de Pfizer contra COVID-19 en España.

REUTERS/Sergio Perez

  • La preocupación por la seguridad de la vacuna de Pfizer y BioNTech aumenta a medida que Noruega informa de más muertes. 
  • Ahora mismo hay 29 fallecimientos producidos tras administrarse la primera inoculación y todos se han producido en pacientes muy mayores y ya afectados por otros trastornos graves. 
  • Pfizer ha asegurado que "el número de incidentes hasta ahora no es alarmante, y está en línea con las expectativas". 
  • Por su parte, la Agencia Noruega del Medicamento ha declarado que "es posible que los efectos secundarios comunes y conocidos de las vacunas puedan haber contribuido a la muerte". 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La preocupación por la seguridad de la vacuna de Pfizer y BioNTech aumenta a medida que Noruega informa de más muertes posiblemente relacionadas con los efectos adversos tras la primera dosis en los pacientes más frágiles, según informa Bloomberg. 

Las autoridades sanitarias del país han empezado a advertir de que están detectando fallecimientos en un perfil concreto de pacientes después de recibir la primera dosis y que podría deberse a que tienen una reacción más severa a los efectos adversos de la vacuna. 

"Para aquellos con la fragilidad más severa, incluso los efectos secundarios relativamente leves de la vacuna pueden tener consecuencias graves", señaló el Instituto Noruego de Salud Pública en una publicación anterior también recogida por Bloomberg. 

Esto es todo lo que se sabe hasta ahora. 

Por qué se están retrasando los envíos de la vacuna de Pfizer a España

Cuántos fallecimientos hay relacionados con la vacuna y qué tipo de pacientes son

Ahora mismo hay 29 fallecimientos producidos tras administrarse la primera inoculación y los pacientes tenían todos más de 75 años. Esto supone 6 muertes más de las ya conocidas y rebaja la edad de los fallecidos, que antes superaba los 80. 

"Hay 13 muertes que han sido evaluadas, y tenemos conocimiento de otras 16 muertes que están siendo evaluadas actualmente", ha declarado la Agencia Noruega del Medicamento a Bloomberg. 

El organismo ha subrayado que las muertes se han producido en personas mayores que ya padecían de algún otro trastorno grave. 

Las personas que han superado el coronavirus tienen un grado de inmunidad similar a las que han recibido la vacuna, según un nuevo estudio

¿Qué puede haber causado los fallecimientos? 

Las autoridades son cautelosas a la hora de establecer una reacción causal entre la administración de la vacuna y la muerte. 

De esas muertes, 13 han sido sometidas hasta ahora a una autopsia y los resultados sugieren que los efectos secundarios pueden haber contribuido a reacciones graves en personas frágiles y de edad avanzada, según la Agencia Noruega de Medicamentos.

El órgano  ha emitido la siguiente valoración: "La Agencia Noruega de Medicamentos ha comunicado, antes de la vacunación, que al vacunar a los más mayores y enfermos, se espera que las muertes se produzcan en un contexto temporal coincidente con la vacunación. Esto no significa que exista un vínculo causal entre la vacunación y la muerte. También hemos comunicado, en relación con las muertes notificadas, que es posible que los efectos secundarios comunes y conocidos de las vacunas puedan haber contribuido a la muerte"

Los efectos secundarios de la vacuna de Pfizer son leves y breves, pero la teoría de las autoridades noruegas es que han podido tener un efecto mayor en personas ya de por sí frágiles. 

8 cosas que no se saben de las vacunas de COVID-19 sobre las que la ciencia tiene dudas

¿Era previsible? 

Cuando una vacuna se empieza a administrar por primera vez al público general, se establecen sistemas de fármaco vigilancia para detectar consecuencias inesperadas. 

Las farmacéuticas colaboran con los órganos gubernamentales en esta labor y, en una declaración remitida a Bloomberg, Pfizer ha asegurado que "el número de incidentes hasta ahora no es alarmante, y está en línea con las expectativas".

La agencia regulatoria competente en materia de salud en Reino Unido ya advirtió que, basándose en las campañas de vacunación anteriores, podrían esperarse entre 50.000 y 100.000 informes de posibles efectos secundarios por cada 100 millones de dosis en un período de 6 a 12 meses.

Sin embargo, aseguró que todas las vacunas, incluyendo la del coronavirus, son sometidas a rigurosas pruebas y que la mayoría de las reacciones serán leves y a corto plazo.

Quiénes se quedarán fuera de la inmunidad de rebaño: los grupos de población a los que no se recomendará la vacunación

¿Cambia esto las recomendaciones sobre la administración de la vacuna? 

Hace unos días, el doctor Steinar Madsen, director médico de la Agencia Noruega del Medicamento, declaró: "No vemos nada alarmante con estas cifras. Todas las muertes se producen en personas mayores y frágiles con enfermedades subyacentes".

Sin embargo, el Instituto Noruego de Salud Pública considera que "para los que son más frágiles, incluso los efectos secundarios relativamente leves de la vacuna pueden tener consecuencias graves. Para aquellos a los que les queda poca esperanza de vida de todos modos, el beneficio de la vacuna puede ser marginal o irrelevante".

El país ha adaptado su guía sobre vacunación, recomendando que aquellos pacientes muy enfermos o muy al final de su vida deben ser vacunados solo tras una valoración individual. 

A pesar de todo, las autoridades insisten en que muchas otras personas con enfermedades crónicas o también mayores han recibido la vacuna sin ningún tipo de problema. 

Por qué el resultado de un test de coronavirus no significa nada si no te aíslas antes y después de la prueba

¿Qué está pasando en otros países?

Noruega no es el único país que ya ha arrancado su campaña de vacunación comenzando por las personas mayores, consideradas más de riesgo. 

Alemania también está investigando 10 muertes ocurridas tras la administración de la primera dosis, pero todavía no se han emitido valoraciones. 

Según la experta médica a cargo de la evaluación, los fallecidos tenían entre 79 y 93 años de edad, todos con enfermedades antecedentes. El tiempo entre la vacunación y la muerte oscilaba entre varias horas y cuatro días.

"Somos conscientes de que también se han notificado muertes en otros países, pero todavía no tenemos detalles completos de esto", ha respondido a Bloomberg la Agencia Noruega de Medicamentos. 

LEER TAMBIÉN: Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

LEER TAMBIÉN: Algenex, la biotecnológica española que lleva años desarrollando una nueva forma de hacer vacunas a partir de insectos, podría ser la solución en futuras pandemias

LEER TAMBIÉN: La vacuna monodosis de Johnson & Johnson podría aprobarse en febrero, pero existen dudas sobre si llegarán los 1.000 millones de dosis prometidas para 2021 que acelerarían el fin de la pandemia

VER AHORA: Joan Jordi Vallverdú, CEO de OmnicomMediaGroup: “La principal herramienta que tenemos es el talento de las personas”