Pasar al contenido principal

La jefa de Amazon en España cree que es una buena noticia que Google y Facebook se adentren en la guerra del comercio electrónico: "Cuánta más competencia, más innovación"

Mariangela Marseglia
La vicepresidenta de Amazon y 'country manager' en Italia y España, Mariangela Marseglia. Amazon

"Cuánta más competencia, más innovación y mejor será el resultado para el consumidor". Así resume Mariangela Marseglia, vicepresidenta de Amazon y country manager en Italia y España, el escenario del comercio electrónico en el que cada vez más actores están irrumpiendo. 

La responsable de Amazon España cree que el aumento de la competencia es bueno para la industria del comercio electrónico—un negocio que podría generar unas ventas de 6,54 billones de dólares en tres años—y asegura que dan la bienvenida a cualquier nuevo actor en todos los sectores en los que operan. 

"Creo que es lo mejor para los consumidores", asegura Marseglia, que reconoce que las grandes tecnológicas tienen un interés en el negocio. 

Facebook ha elegido el escenario del COVID-19 para lanzarse de lleno en el mundo del comercio electrónico. La compañía ha anunciado recientemente sus 'Shops' para que los negocios puedan vender en su plataforma y que los consumidores hagan compras desde su red social. 

Según un análisis de Deutsche Bank, el nuevo comercio electrónico de Facebook podría aportarle más de 27.000 millones de euros en ingresos anuales.

En comparación, el gigante de Jeff Bezos obtuvo 75.500 millones de dólares en ingresos en el primer trimestre de 2020, según anunció en su presentación de ingresos a finales de abril. 

Leer más: La responsable de Amazon España reconoce que han tenido que eliminar miles de productos por la subida injustificada de precios durante la pandemia del coronavirus

Tras la revelación de Facebook Shops, las acciones de la compañía de Mark Zuckerberg se dispararon en bolsa y aumentaron su valor en un 6%. 

Por su parte, Google ya ha iniciado algunas tentativas de meterse en el negocio del comercio electrónico y lanzó en 2019 Google Shopping, una herramienta permite conectar vendedores con usuarios interesados en la compra de un producto.

La herramienta es de pago, pero Google también ha decidido dar un paso más en el comercio electrónico con la pandemia como telón de fondo y la compañía ha abierto Google Shopping a los resultados gratuitos. 

Aunque el gigante de las búsquedas rechazó en su momento definir su plataforma como un marketplace, analistas consultados por Business Insider aseguraron que Google está en condiciones de prestar batalla a Amazon en su territorio. 

La responsable de Amazon asegura que, de ser ella la competencia, explotaría sus mejores armas. "Facebook tienen miles de millones de usuarios en su plataforma, usarán eso. Y lo mismo ocurre con Google", reconoce. 

"Aprovecharán sus activos de la mejor manera posible", predice.

Actualmente, Amazon domina el mercado y compite contra el gigante chino Alibaba—que está reforzando sus esfuerzos por aumentar su presencia en el mercado internacional—y contra eBay. 

Leer más: Mariangela Marseglia, responsable de Amazon en España, lamenta que Hacienda quiera adelantar el cobro de la tasa Google: "El mercado no es solo un país, necesitamos normas globales"

Amazon también quiere ganar terreno a Facebook en otro campo de batalla: el publicitario 

Por su parte, Amazon intenta también expandir su sitio en un mercado en el que ocupa el tercer puesto por detrás de Google y Facebook: el publicitario. 

Mientras Facebook prueba las aguas en el comercio electrónico, Amazon refuerza su publicidad online. En el trimestre más reciente de la compañía, el segmento de negocios "Otros"—compuesto en gran parte por su división de publicidad—, experimentó un crecimiento del 44%, alcanzando los 3.900 millones de dólares.

Aunque queda muy lejos de los 17.400 millones de dólares de ingresos publicitarios de Facebook en el primer trimestre de 2020, consolida el crecimiento anual de la publicidad de Amazon—que  ha estado en torno al 40% en los últimos cinco trimestres—y refuerza la rivalidad entre ambas compañías. 

Y además