Pasar al contenido principal

Mi abuela de 81 años ha probado por primera vez un smartphone: este es su veredicto del Doro, un móvil diseñado para mayores

Doro 8035, el móvil para personas mayores
El Doro 8035 es un móvil sueco específico para personas mayores. A. A.

El Doro 8035 es un móvil de la sueca Doro AB que se presenta como un terminal diseñado específicamente para personas mayores, y por eso he decidido que debía probarlo mi abuela Ana, que tiene 81 años.

Una abuela en la publicidad del Doro.
Una abuela en la publicidad del Doro. A. A.

El smartphone se define como una herramienta muy útil para personas muy mayores (con el pelo blanquísimo en las fotos de la marca), y la publi reza el siguiente mensaje: "vive en casa durante más tiempo: con la ayuda de los servicios de seguridad de Doro, tú y tus seres queridos podréis descansar tranquilos".  

Es decir, aparenta ser el dispositivo definitivo con la que una persona mayor, que quizá no se ha adaptado aún al mundo smartphone, podrá manejarse en él.

Es justo lo que le pasa a mi abuela, aún anclada en su fijo y su móvil de teclas que apenas usa (solo para llamar cuando está en la calle) a pesar de que desde hace un tiempo está deseando aprender a utilizar Whatsapp, sobre todo, para recibir fotos de su familia y así no tener que esperar a que alguien vaya a visitarle para enseñárselas.

Tristemente, el Doro se queda en un quiero y no puedo. Seremos justos: no cumple con las expectativas que genera, ya que es incapaz de salvar la brecha digital que pretende resolver ("¿Es la primera vez que usas un smartphone?", plantea al encenderse por primera vez). 

Sin embargo, sí puede ser un buen teléfono para otro tipo de usuarios, mayores, pero no tanto, y algo fuera del mundo smartphone, pero no completamente.

Abuela, seguiremos intentándolo.

Lo básico: el Doro 8035 es un móvil inteligente sueco de 200 euros

Doro 8035, el móvil para personas mayores
A. A.

En Amazon vale 178 euros, tiene una pantalla de 5 pulgadas y pesa 171 gramos. 

Tiene una memoria interna de 16 gigas y se puede utilizar con micro SD de 2 gigas, tiene 4G y usa Android 7.1.

Que se distingue principalmente por el tamaño de sus iconos y su interfaz, que busca resultar más fácil de usar que los smartphones corrientes

 

Los iconos del menú son grandes, pero los de los ajustes son pequeños (que en caso de mi abuela requieren que se ponga unas gafas de cerca, diferentes a las que lleva el resto del tiempo), y el móvil utiliza un teclado Qwerty, el habitual, que mi abuela jamás había utilizado.

 

Por eso, tendía a dejar las teclas más pulsadas de lo debido, así que se le desplegaban los ajustes de Google (en un tamaño muy inferior al de los ajustes habituales del móvil) constantemente.

Aunque también destaca en su sonido, mayor que el de los móviles convencionales, y su robustez: parece resistente a todo

Doro 8035, el móvil para personas mayores
A. A.

Viene con unos auriculares, aunque estos no destacan: son normales y corrientes.

Y en que cuenta con un botón de asistencia o emergencias, que envía un SMS a la persona que hayas indicado si se pulsa tres veces

E incluso puede enviar también tu ubicación.

También tiene un par de botones físicos

Doro 8035, el móvil para personas mayores
A. A.

Con los que puede resultar más fácil utilizar el teléfono y percibir que se han pulsado.

El de desbloqueo está en la parte de arriba

Doro 8035, el móvil para personas mayores
A. A.

Eso es interesante porque evitas que pueda pulsarse sin querer al ir a hacer una foto, como le pasa a veces a mi abuela con móviles que lo tienen en el lado al cogerlos en horizontal.    

Trae una base de carga, una buenísima idea  

Que creo que aumenta la durabilidad del móvil, ya que una vez que mi abuela aprendió a utilizarla podía cargar el móvil sola, mientras que encajar el cargador en la clavija normal (micro USB) le resultaba mucho más complicado.

La decepción de Doro llega al querer que todos estos cambios sean suficientes para que un mayor aprenda a utilizar un smartphone por primera vez

Doro 8035, el móvil para personas mayores
A. A.

El móvil arranca con un tutorial que explica algunas cosas básicas del uso del teléfono (pero al que no se puede volver acceder después) para familiarizar al usuario con la interfaz.

Te enseña a cómo deslizar el dedo sobre una pantalla táctil, a usar los botones físicos, te ajusta el volumen y el tamaño de la letra y explica cómo configurar el teléfono... pero después debes aceptar los términos y condiciones de Google con el nivel de complejidad léxica habitual (mayor para una persona que nunca haya usado algo parecido).

(Entendemos que un paso difícil o imposible de modificar si el sistema operativo es Android, pero no por ello es menos molesto).

Por eso, a mi abuela el tutorial se le quedó corto en algunos sentidos, porque no llegó a enseñarle muchas otras cosas que luego preguntaba (como que debe deslizar el dedo hacia abajo para conseguir ver las notificaciones, por ejemplo); y en otros le resultó demasiado complejo.

Aparte, es sumamente lento.

Por lo que resulta muy difícil que consiga su propósito, aunque puede ser de ayuda para personas menos mayores

Doro 8035, el móvil para personas mayores
A. A.

Si el propósito de este Doro es conseguir que personas mayores que jamás han tocado un smartphone aprendan a hacerlo, no lo consigue. Quizá sí en caso excepcionales, tras mucho tiempo y paciencia, pero me parecería hasta milagroso. 

En cambio, si es ser el móvil de la tercera edad de personas que ven u oyen peor que antes, y que ya están acostumbrados a este universo, puede ser una buena idea, siempre y cuando consigan que funcione con mucha mayor agilidad.

Pero sin duda el Doro es un buen esfuerzo para orientarse a un público concreto, simplemente es que se enfrenta a escollos que no se pueden salvar, como a la brecha digital entre generaciones (no es un móvil que se pueda utilizar de primeras sin alguien que te enseñe al lado, por lo que no serviría a personas mayores solas si no han utilizado un smartphone antes) y al ecosistema de Google, que no está adaptado a su público.

Será una buena opción para usuarios pacientes y que busquen smartphones muy simples, aunque me resulta difícil pensar en un consumidor que prefiera este móvil a uno convencional, teniendo este muchas menos opciones, si ya sabe utilizarlos (y por 200 euros), que no compensan solo por tener iconos más grandes y una base de carga cómoda.

En cualquier caso, estoy segura de que el Doro debería venderse como un móvil muy fácil de utilizar, más que como un smartphone para personas mayores o muy mayores.

 

Aviso: En Business Insider trabajamos para ofrecerte recomendaciones que te resulten interesantes y útiles. En ciertos casos, gracias a nuestros acuerdos con distintos socios, percibimos un porcentaje por las compras que realices, sin un coste adicional para ti.
 

 

Y además