Pasar al contenido principal

Apple pagará unos 25 dólares a cada usuario para resolver una demanda que acusa a la empresa de ralentizar los iPhone intencionadamente

Apple, iphone
Usuarios de Apple en una de sus tiendas observando en funcionamiento de un iPhone. Reuters
  • Apple ha acordado pagar hasta 500 millones de dólares (unos 450 millones de euros) para resolver una demanda que le acusa de ralentizar intencionadamente ciertos modelos de iPhone, según informa Reuters.
  • La demanda colectiva afirmaba que Apple limitó el rendimiento de los iPhones más antiguos para animar a los consumidores a comprar uno nuevo.
  • Apple declaró que sus actualizaciones estaban destinadas a evitar que las baterías viejas perjudicaran el funcionamiento de los teléfonos.
  • La compañía se enfrentó a una intensa crítica en 2017 después de admitir que las actualizaciones ralentizaban los teléfonos, y se ha enfrentado multas anteriormente por el mismo asunto.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Apple pagará hasta 500 millones de dólares (unos 450 millones de euros) para resolver una demanda en la que se alega que la empresa ralentizó deliberadamente los iPhone con el fin de animar a los clientes a comprar otros nuevos modelos, según informa Reuters.

El acuerdo propuesto, que fue revelado el viernes, pide que Apple pague 25 dólares (algo más de 20 euros) por iPhone y un mínimo de 3 millones de dólares (2,7 millones de euros), aunque todavía tiene que ser aprobado por un juez en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Norte de California.

En la demanda colectiva, los clientes acusaban a la compañía de engañarlos usando actualizaciones de software para limitar el rendimiento de los modelos de iPhone 6, iPhone 7 y iPhone SE sin notificarlo, haciendo que asumieran que su móvil — en lugar de solo la baterías — debía ser reemplazado.

Apple negó que hubiera habido alguna irregularidad, diciendo que las actualizaciones estaban destinadas a evitar que los dispositivos trataran de consumir demasiada energía de las baterías viejas, lo que podría perjudicar el funcionamiento de los dispositivos. 

Leer más: Apple quiere frenar la publicación de un libro sobre la App Store que promete desvelar secretos de la compañía

Los clientes de Apple sospechaban desde hace tiempo que la compañía estaba deliberadamente reduciendo la velocidad de los viejos iPhone, una práctica conocida como "estrangulamiento". En 2017, después de que los usuarios de Reddit señalaran que reemplazar las baterías parecía aumentar el rendimiento, un hallazgo respaldado por pruebas, Apple admitió que eso era lo que estaba sucediendo.

En respuesta al escándalo, que se conoció como "batterygate", Apple ofreció reemplazar las baterías de los clientes por 29 dólares en lugar de los 79 dólares que normalmente cuesta el servicio. En 2018, más de 11 millones de personas se aprovecharon de la oferta: más de 10 veces más que en años anteriores.

Leer más: Apple te hará creer que hay un problema con la batería de tu iPhone si la cambias tu mismo

Sin embargo, el reconocimiento de la compañía aún llevó a los clientes furiosos a presentar más de 60 demandas (que finalmente se consolidaron en el caso resuelto el viernes), y provocó que la Comisión de Valores y Bolsa y el Departamento de Justicia abrieran una investigación sobre las actividades de Apple.

A principios de 2019, Apple dijo que había comenzado a reservar fondos en previsión de posibles multas y acuerdos. Hasta ahora, esas han incluido una multa de 25 millones de euros impuesta por los reguladores en Francia a principios de este mes y una multa de 5 millones de euros de los reguladores italianos en 2018.

Mientras que el acuerdo propuesto el viernes requiere que Apple pague una cantidad mucho más alta que en los acuerdos anteriores, la multa sigue siendo sólo una fracción de los ingresos de Apple — aproximadamente equivalente a los beneficios que Apple obtiene en poco más de 2 días, según su último informe trimestral de ganancias.

Y además