Los bancos europeos se suben a la ola de fusiones que ha iniciado España: así se está desarrollando la concentración bancaria en Alemania, Francia e Italia

Los logotipos de Bankia y CaixaBank

REUTERS/ Albert Gea

  • La fusión entre CaixaBank y Bankia y las posibles operaciones entre Banco Sabadell y Kutxabank o BBVA y de Unicaja con Liberbank han reactivado el interés del sector bancario europeo por este tipo de operaciones en varios países.
  • La caída de la rentabilidad de la banca de la eurozona y el apoyo del Banco Central Europeo a la concentración del sector podría dar lugar a fusiones entre Deustche Bank y UBS o entre Société Générale y BNP Paribas, entre otras.
  • En Italia el proceso ya ha comenzado, Nexi ha comprado SIA para crear uno de los mayores proveedores de pagos de Europa e Intesa San Paolo completará su fusión con Unione di Banchi Italiane a lo largo de este año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un fantasma recorre Europa, el fantasma de la concentración bancaria, aunque en este caso, a diferencia de lo sucedido durante la anterior crisis, no se trata de evitar la quiebra de entidades en problemas sino de aumentar la rentabilidad y eficacia de los bancos europeos y acelerar su proceso de digitalización.

Así lo aseguró recientemente la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, destacando el sector bancario es uno de los pilares en los que se basará la recuperación de la pandemia, por lo que considera que es necesario continuar impulsando fusiones entre entidades de la eurozona para reforzarse ante competidores exteriores, según recoge Cinco Días

Leer más: Los bancos europeos podrían sufrir pérdidas de hasta 800.000 millones de euros en el peor de los casos, según la consultora Oliver Wyman

Lagarde señaló que ese refuerzo parte de "una mayor digitalización y consolidación, nacional o interfronteriza" y lo justificó aludiendo a la ratio de coste frente a eficiencia de las entidades europeas, que supera en 10 puntos al de los bancos estadounidenses o de los países nórdicos.

Del mismo modo, el BCE también ha aludido al aumento de la rentabilidad como argumento a favor de la concentración bancaria en la eurozona, asegurando que su retorno sobre capital se desplomó al 0,01% en el segundo trimestre del año debido al impacto del coronavirus, lo que supone 6 puntos menos que hace 12 meses y muy lejos del 14,4% de sus rivales en EEUU, según The Economist.

Digitalización, consolidación, eficiencia y rentabilidad son algunos de los argumentos que han citado las directivas de CaixaBank y Bankia entre las ventajas de su fusión, que ha supuesto el pistoletazo de salida para el proceso de concentración del sector, tanto en España, con las posibles operaciones entre Banco Sabadell y Kutxabank o BBVA y de Unicaja con Liberbank, como en el resto de Europa.

Deutsche Bank mira al exterior tras el fracaso con Commerzbank

A diferencia de cómo se está realizando la consolidación bancaria en España, donde el proceso es por el momento exclusivamente local, en el resto de Europa sí se están planteando fusiones entre entidades de distintos países, incluso con bancos de países extracomunitarios como Suiza o Reino Unido

Este es el caso de Deutsche Bank, que lleva buscando socio desde que se frustró en 2019 su proyecto de fusión con Commerzbank, la segunda mayor entidad alemana, debido a los riesgos y exigencias de la operación y del escepticismo en los mercados ante sus posibles resultados.

Este fracaso no ha acabado con la intención del mayor banco alemán de protagonizar una gran operación de fusión, como ha reconocido recientemente su consejero delegado, Christian Sewing, que aseguró que no se podía descartar una operación similar a lo largo de 2021 ante el impacto del coronavirus en su actividad y el plan de reestructuración en el que está inmerso el banco, según Private Equity News.

Entre los posibles candidatos a sumar fuerzas con Deutsche Bank se encuentra el banco suizo UBS, que lleva planificando una fusión con la entidad suiza desde hace una década con el fin de crear un gran banco europeo que pueda competir con garantías con sus rivales estadounidenses, según Bloomberg.

No obstante, Deutsche Bank no es el único candidato en la lista de UBS, que incluye a Commerzbank, a la entidad gala BNP Paribas, a las británicas Barclays y Lloyds Banking o a su competidor local Credit Suisse, aunque esta última opción está prácticamente descartada debido a que los obstáculos regulatorios de la normativa financiera suiza, según Finews.

Francia e Italia, fusiones locales y transfronterizas

En Francia, el proceso de consolidación bancaria también mira dentro y fuera de las fronteras del país vecino. Sin embargo, la fusión más importante que podría estarse fraguando en la banca gala es la de BNP Paribas, uno de los candidatos a asociarse con UBS, y Société Générale, que podría crear la mayor entidad bancaria del mundo, según Capital.

Otro de los grandes bancos franceses, Crédit Agricole, está estudiando una fusión transfronteriza con la tercera mayor entidad de Italia, Banco BPM, según desveló Il Messagero, que adelantó a principios de octubre que ambas entidades habían firmado un acuerdo de confidencialidad sobre sus negociaciones después de que el banco galo abandonase su proyecto de comprar Credito Valtellinese.

Además, Banco BPM ya había protagonizado rumores de fusión, en este caso a escala estatal, a lo largo del verano con Banca Monte dei Paschi di Siena (MPS), en el que el Estado italiano ostenta un 68% de su capital, aunque en las últimas semanas Unicredit, el mayor banco del país por número de clientes, ha tomado ventaja a BPM para hacerse con la entidad nacionalizada.

Sin embargo, en el país transalpino ha sido Intesa San Paolo, el principal banco italiano por capitalización bursátil, el que ha dado el primer paso hacia la consolidación tras anunciar en septiembre su fusión con Unione dei Banchi Italiane, que se completará a lo largo del año próximo.

Además, la entidad italiana Nexi ha anunciado la compra de la entidad pública SIA por 4.500 millones de euros, una operación con la que prevé crear uno de los mayores proveedores de pagos de Europa, lo que demuestra que la intención del sector es la de sumar para crecer en un entorno dominado por bancos extracomunitarios y amenazado por el crecimiento de las fintech.

LEER TAMBIÉN: Banco Sabadell estudia fusionarse con BBVA o Kutxabank pese a los riesgos de ambas opciones: podría diluirse o perder el control del accionariado

LEER TAMBIÉN: 62 bancos intervenidos en la UE: los 15 países europeos que más bancos han tenido que rescatar

LEER TAMBIÉN: CaixaBank y Bankia culminarán su fusión en 2021 y defienden que es una "buena decisión", con "independencia de que la recuperación" del rescate "sea mayor o menor"

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”