¿Por qué bostezamos excesivamente? Así es como puedes evitarlo

Chico bostezando frente a libros

Getty Images

Bostezar es algo que todo el mundo hace. Esta acción involuntaria suele relacionarse con la falta de sueño. A veces también es una señal de hambre. E incluso, en ocasiones, se bosteza después de ver a otra persona hacerlo.

Bostezos los hay de muchas clases: largos, cortos, con suspiro incluido, o con ojos llorosos. Lo que no está claro es por qué la gente bosteza exactamente. Hay teorías que dicen que son un mecanismo de enfriamiento del cerebro. Pero a día de hoy no se ha demostrado a ciencia cierta qué son los bostezos.

A lo largo del día la gente bosteza varias veces. Y es normal. Sin embargo, cuando estos bostezos se vuelven demasiado recurrentes —como bostezar varias veces por minuto—, puede indicar un problema médico.

Cuáles son las causas de bostezar mucho

A día de hoy se desconoce la causa exacta por la que se bosteza de forma excesiva. Sin embargo, puede ocurrir como resultado de diversos problemas como la somnolencia, trastornos del sueño, efectos secundarios de ciertos medicamentos u otras afecciones relacionadas con el corazón, según MedlinePlus.

También, aunque se da en menos casos, puede indicar un accidente cerebrovascular, epilepsia, esclerosis múltiple o un infarto, entre otras cosas. Si sientes que tus bostezos han aumentado considerablemente de repente, acude a tu médico, de esta manera intentará la manera de hallar una explicación.

9 trucos para concentrarse en el trabajo: lo que tienes que hacer para no procrastinar en la oficina

Qué puedes hacer para no bostezar tanto

Cuando el aumento de los bostezos viene dado como efecto secundario de un medicamento, el médico te podrá recomendar una dosis inferior, si es posible. Esto solo puede dictarlo un especialista por lo que deberás abstenerte a la hora de modificarte la dosis por tu cuenta.

Si el problema viene dado por problemas de sueño, tu doctor te recetará algún medicamento para dormir o incluso te incite a cambiar ciertas rutinas como los horarios de sueño. Establecerse unos horarios, hacer ejercicio o utilizar un dispositivo que ayude a la respiración son algunas técnicas que se emplean para combatir esto.

Problemas más graves como la epilepsia se tratan de otras formas, con un seguimiento mayor y siempre bajo supervisión de los profesionales.

Otros artículos interesantes:

La técnica del sueño de Dalí para ser más creativo que ahora la ciencia ha demostrado que funciona: despertarse en la fase temprana del sueño

25 consejos para los que sufren de insomnio

5 técnicas para dormirte rápido que realmente funcionan, aunque no tengas sueño

Te recomendamos