Pasar al contenido principal

El PSOE aprieta para investir a Sánchez antes de Navidades, pero tendrá que llegar a un acuerdo con ERC en 15 días: las fechas claves que se barajan

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, tras anunciar su preacuerdo para un gobierno de coalición
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, tras anunciar su preacuerdo para un gobierno de coalición. REUTERS/Sergio Perez
  • PSOE y Unidas Podemos pretenden lograr un Gobierno de coalición antes de Navidades.
  • El calendario es apretado para el futuro Gobierno progresista, sobre todo por la parsimonia de ERC, pero las fechas todavía dan lugar a una posible investidura.
  • Tendrá que darse una ronda de contactos con el rey y, previsiblemente, dos debates de investidura y una votación final.
  • Si todo sale según lo planeado, Pedro Sánchez podría jurar el cargo el viernes 20 de diciembre.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

PSOE y Unidas Podemos intentarán que España tenga nuevo Gobierno "antes de Navidad". En su contra está el bloque de la derecha y, sobre todo, el cronómetro.

Antes de que Sánchez e Iglesias puedan darse la mano como presidente y vicepresidente hay que lograr los apoyos necesarios en el Parlamento. Les falta el más indispensable de todos, ERC, sea por acción o por omisión. Y Gabriel Rufián no tiene prisa.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha asegurado en declaraciones a la Cadena SER tras su nombramiento que "lograr una investidura antes de Navidad sería lo ideal, pero es ajustado. No es imposible, pero tendrían que cuadrar cosas que no sé si están en condiciones de hacerlo".

Leer más: La socialista Meritxell Batet es reelegida presidenta del Congreso de los Diputados en segunda votación: las claves del inicio de legislatura

El procedimiento está claro. Primero habrá una ronda de contactos por parte del rey, a reglón seguido tendrá lugar un debate de investidura y, de no lograr la mayoría absoluta (176 escaños), la fase terminará con un segundo debate a resolver con mayoría simple (más síes que noes).

¿Es posible lograr este proceso antes de que los españoles se coman las uvas? El calendario es apretado, pero factible.

La ronda de consultas con el rey

Pedro Sánchez y Felipe VI en la ronda de consultas de septiembre de 2019.
Pedro Sánchez y Felipe VI en la ronda de consultas de septiembre de 2019. Casa Real

El primer paso era inaugurar las Cortes Generales, es decir, el Congreso y el Senado. Esto ocurrió ayer martes, por lo que Meritxel Batet, en calidad de tercera autoridad del Estado, se dirigirá a la Zarzuela para informar al rey de que las Cámaras están constituidas y de que la XIV legislatura ha echado a andar.

A partir de este momento el rey puede empezar su ronda de consultas. Podrían empezar el mismo jueves, pero dado que el 6 de diciembre (viernes) es el Día de la Constitución, parece lógico que las reuniones se alarguen hasta mediados de la semana siguiente (días 11 o 12). Es cierto que el rey se ha curtido en estas lides durante los últimos años, pero esta legislatura cuenta con la friolera de 21 partidos políticos, por lo que la "consulta exprés" no está garantizada.

Leer más: Estos son los diputados más jóvenes de cada partido en el Congreso

Mientras se da este periodo de conversaciones los grupos parlamentarios deberán formalizarse como tales mediante escrito a la Mesa del Congreso. El reglamento de la Cámara establece como límite un plazo de 5 días hábiles desde la inauguración de la legislatura —a menos que la presidenta haga una petición para que sea antes—, por lo que el límite será el 9 de diciembre.

Entonces el testigo estará en manos del rey, que deberá valorar si el candidato cuenta o no con apoyos suficientes para llevar a cabo una investidura. En este momento Pedro Sánchez cuenta con unos escasos 165 diputados a sus espaldas, suma de PSOE, Unidas Podemos, PNV, Más País y PRC. De contar también con el apoyo de Teruel Existe, la cuenta se quedaría en 166, todavía muy lejos de los 176 necesarios para la mayoría absoluta.

Primer debate de investidura

 Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. REUTERS

Para organizar estas fechas ya se entra en el marco de "los posibles", ya que dependen de la ronda de consultas con el rey —y de que el candidato tenga los apoyos necesarios— y no de ningún partido.

Los debates de investidura tienen un reglamento muy estricto que la Mesa del Congreso ha de seguir al pie de la letra. En este caso, para desayunarse con un Gobierno de coalición el 25 de diciembre, parece que la fecha más probable —y deseada por PSOE y Unidas Podemos— será el lunes 16 de diciembre.

Leer más: Ciudadanos elegirá a su próximo líder el 15 de marzo: así es la gestora que conducirá el partido hasta entonces

Si la ronda de consultas ha sido satisfactoria, este día empezaría el primer debate de investidura, que se extenderá durante dos jornadas. En la primera, sólo el candidato a la presidencia del Gobierno puede intervenir. En la segunda, ya martes 17 de diciembre, tienen lugar las réplicas.

Durante esta sesión hablan el resto de grupos en orden de representación y se procede a la primera votación de investidura. Para formar Gobierno Pedro Sánchez necesitaría que 176 de los 350 diputados que conforman el Congreso votaran a favor. Es decir, mayoría absoluta. Es decir, voto a favor de Ciudadanos o ERC. Es decir, muy poco probable.

Segundo debate de investidura

Pedro Sánchez abandona su escaño tras el debate de investidura de julio.
Pedro Sánchez abandona su escaño tras el debate de investidura de julio. REUTERS/Sergio Perez

Si la primera votación falla, el candidato tiene una nueva oportunidad de lograr Gobierno 48 horas después, el jueves 19 de diciembre. El procedimiento es el mismo: otro debate de dos días y otra votación de los diputados. En el caso del jueves Pedro Sánchez sería, como candidato, el único en intervenir.

De seguir el calendario indicado, la investidura se cerraría el viernes 20 de diciembre. Sería el segundo día del debate, y aquí las reglas cambian. En este caso, el candidato necesita obtener más síes que noes para ser investido (mayoría simple), por lo que las abstenciones se vuelven cruciales.

Leer más: 8 candidatos a ministro que Unidas Podemos puede presentar en su acuerdo de Gobierno con el PSOE

No hay, por tanto, un número fijo de apoyos necesarios para formar Gobierno. En caso de empate, la Cámara rechaza al candidato y se anula la investidura. Hasta el momento, el PSOE tiene prácticamente asegurados 163 votos en contra —PP, Vox, Ciudadanos, JxCat, Navarra Suma y la CUP—. Quedan pendientes los votos de ERC, Bildu y BNG (19).

Por eso las abstenciones importan tanto. Si los independentistas votan "no", el PSOE perderá la investidura y entrará en el tiempo de descuento para lograr un Gobierno exprés —o ir a terceras elecciones—; si se abstienen, Pedro Sánchez podría presentar a sus ministros —incluidos miembros de Unidas Podemos— y jurar el cargo ese mismo viernes.

Y además