Pasar al contenido principal

Car2Go, Emov, Wible y Zity: esto es lo que ofrece cada plataforma de coche compartido

que ofrece coche compartido madrid
Emov.
  • Car2Go llegó a Madrid en 2015 y opera con 500 Smart Fortwo eléctricos de dos plazas. 
  • Emov está presente en Madrid desde 2016 y dispone de 600 unidades del Citroën C-Zero eléctrico.
  • Zity es un servicio de coche compartido que se puso en marcha en 2017 con 500 unidades del Renault Zoe. 
  • Wible ha sido el último en llegar: ofrece coches más grandes y la posibilidad de dejarlos y recogerlos en el extrarradio. 

Car2Go, Emov y Zity son las tres plataformas de coche compartido que hace un tiempo operan en Madrid, a las que en julio se les ha unido Wible. Si la capital española era la única ciudad del mundo en la que operaban tres empresas de carsharing con flotas formadas solo por vehículos a pilas, ahora con la cuarta, queda más que patente que la capital española se está convirtiendo en un verdadero laboratorio de movilidad de cero emisiones. 

Al ser coches 100% eléctricos, tanto los vehículos de Car2Go, como los de Emov o Zity ofrecen tres ventajas colosales frente al coche particular: se encuentran por todo el centro de la ciudad, circulan sin limitaciones cuando hay episodios de alta contaminación y, sobre todo, siempre pueden estacionarse en cualquier plaza dentro de la zona de estacionamiento regulado (SER). 

Estas tres compañías de carsharing —su denominación en inglés— han llegado a Madrid en un lapso de dos años y puede parecer que las tres ofrecen lo mismo. Sin embargo, hay algunas cuestiones que marcan diferencias entre Car2Go, Emov o Zity. Las diferencias se acentúan un poco más cuando se comparan estas tres con la cuarta en liza, Wible, cuyos coches permiten viajes de larga distancia y pueden recogerse y dejarse fuera de Madrid.

Leer más: Cinco pruebas de coches que salieron terriblemente mal

He estado meses utilizando las tres plataformas de coche compartido que operan en Madrid y mi principal conclusión es que la mayor diferencia que hay entre Car2Go, Emov y Zity radica en los vehículos que ofrece cada una.

También hay variaciones de precio y en la disponibilidad puntual de los vehículos compartidos que, como son distintos, pueden cubrir diferentes necesidades puntuales. Por eso, mi primer consejo al respecto es que lo mejor es registrarse en, por lo menos, dos de ellas. 

Eso sí, en ese caso, prepárate a ver cómo la batería de tu teléfono empieza a caer más rápido porque todas tiran de datos y de su sistema de localización. Todo tiene sus ventajas en inconvenientes. El otro factor limitante de estos servicios de coche compartido es que solo operan dentro de ciudad. 

Pero hay dos plataformas de coche compartido con las que cubrir desplazamientos de más larga distancia, se llaman BlueMove y Respiro y son el complemento ideal a Car2Go, Emov, Zity e incluso Wible —ya que esta plataforma no ofrece en realidad viajes— cuando se quiere prescindir totalmente de tener un coche particular. 

Car2Go, los coches compartidos de Smart

Car2Go smart aparcado en madrid
Si no hubiera sido un Smart, aparcar en este espacio cerca de Atocha, hubiera sido bastante más difícil. vicente cano
  • Los coches son Smart Fortwo EV de dos plazas y solo se pueden aparcar dentro de la M-30. 
  • El coste de un Car2Go es de 0,21 €/min. Y de 59 euros si se alquila para 24 horas. 
  • Los coches pueden reservarse con 20 minutos de adelanto y darse de alta cuesta 9 euros. 

Car2Go fue el primer servicio de coche compartido eléctrico que llegó a Madrid. Lo hizo con una flota de 500 unidades de Smart Fortwo EV de la generación anterior a la actual, que se actualizaron para su puesta en marcha. 

Los Smart Fortwo eléctricos son coches de dos plazas y este es un factor a tener en muy cuenta, porque si puntualmente se va a requerir de más asientos o de un maletero amplio, con Car2Go no tienes siempre todas estas necesidades cubiertas. Eso sí, el espacio que ofrecen estos coches es suficiente para llevar atrás las bolsas de la compra, la del gimnasio o hasta una sillita de bebé, si es de las pequeñas. 

Como son los coches compartidos de Madrid más pequeños, los de Car2Go resultan los más ágiles y cómodos para moverse por la ciudad y, sobre todo, a la hora de aparcar en espacios reducidos. Un inconveniente que he encontrado en los Car2Go es que la flota está algo descuidada.

Llevan más tiempo de servicio que sus rivales y, seguramente, debido a la falta civismo de los usuarios, además algunos coches está sucios y presentan numerosos desperfectos. Este es un aspecto a tener muy en cuenta porque, cuando se inicia el alquiler, hay que evaluar el estado de cada vehículo compartido.

Car2Go smart aparcado en madrid
Este es el tipo de desperfecto que es mejor reportar al iniciar el alquiler de un coche compartido. vicente cano

Si no eres meticuloso al hacerlo, la compañía puede hacerte responsable si, por ejemplo, el coche ya tiene un golpe que no has visto y este se denuncia en el siguiente alquiler. Otra cosa que no me gusta de Car2Go es que, en alguna ocasión me ha parecido que el proceso de finalización del alquiler es algo complejo. 

Hay que asegurarse de que todas las puertas —maletero incluido— están cerradas, colocar la llave de vuelta en su hueco específico, etc. Todo esto lleva un tiempo que te cobra este servicio de carsharing, pero una vez lo has automatizado, la finalización del alquiler se hace en menos de un minuto y a través de la app

Tampoco me hace gracia la política de recargos que tiene Car2Go, sin duda, la menos entendible de las tres plataformas de coche compartido de Madrid. Si, por desgracia, pierdes las llaves, tendrás que pagar 350 euros; si te llega una multa, 20 euros; y si esta sanción es especial —las consideradas como muy graves—, el recargo será de 150 euros.

Aunque hay un aspecto en el que tener la app de Car2Go en tu teléfono tiene un gran valor diferencial y ese es su cobertura internacional. Car2Go está presente en otras 12 ciudades solo en Europa y podrás usarlo allí también solo con darte de alta a través de tu perfil antes de viajar a ellas.

Emov, los coches compartidos de Citroën

Emov aparcado en madrid
Los coches de Emov son los que más se ven circulando en Madrid. vicente cano
  • Los coches de Emov son Citroën C-Zero de cuatro plazas y se encuentran en dos zonas fuera de la M-30 además de en su interior. 
  • El coste de un Emov es de 0,24 €/min. Y de 69 euros si se alquila para 24 horas. 
  • Los coches pueden reservarse con 20 minutos de adelanto y darse de alta cuesta 9 euros.

El servicio de coche compartido de Emov llegó con una oferta de 600 unidades a Madrid en 2016 y, como hubo ofertas muy jugosas al inicio, hubo unos meses en los que se veía circular mucho más estos Citroën C-Zero que los Fortwo de Car2Go. 

La oferta es muy similar, aunque como Emov cuenta con más vehículos y en muchas ocasiones resulta más fácil encontrar uno de los Citroën eléctricos que cualquiera de los otros dos servicios de carsharing a pilas. 

Además, los coches de Emov pueden estacionarse tanto por el Norte de la capital, como por su Este, en dos barrios por fuera del anillo de la M-30. Esto y que los coches disponen de cuatro plazas reales son sus ventajas más evidentes sobre Car2Go

Interior de coche de Emov
Sencillo y fácil de usar, un poco anticuado, pero cuando estás en un coche compartido mejor no entretenerse con los detalles o pagarás más. vicente cano

Los coches de Emov son un modelo bastante antiguo, pues el Citroën C-Zero es, en realidad, un Mitsubishi i-MiEV. Este fue uno de los primeros eléctricos con más de 100 km de autonomía, que se lanzó hace casi 10 años. Por eso resulta un poco más vetusto que sus rivales, aunque tiene unas prestaciones similares a ellos y resulta también un coche ágil para conducir por ciudad e igualmente es muy fácil de aparcar. 

En cuanto a los recargos de Emov, el que hay que tener más en cuenta por tratarse de un coche eléctrico, es lo que te cobran si dejas el coche por debajo del mínimo de batería establecido (1/16), que será de 20 euros. Cuando estacionas cualquiera de estos tres coches de carsharing por debajo del 20% de su batería, dejará de estar disponible para el próximo en la app y los gestores de la flota, se lo llevarán para cargarlo. 

El estado general de la flota de Emov es algo mejor que el de los ForTwo EV de Car2Go tanto mecánicamente, como en chapa y en limpieza interior. Una diferencia respecto a sus competidores es que, al inicio del alquiler, te ofrece la posibilidad de quitar la franquicia del seguro por un euro. Emov acaba de abrir servicio en Lisboa, así que con su app podrás conducir también los coches de la plataforma en la capital portuguesa, para ello, solo tendrás que aceptar las condiciones locales del servicio en la aplicación al abrirla. 
 

Zity, los coches compartidos de Renault que te llevan al aeropuerto

coche de zity aparcado en madrid
La flota de Zity, última en llegar, es la más moderna y los coches tienen más autonomía espacio en el interior. vicente cano
  • Los coches de Zity son Renault Zoe 4.0 de cuatro plazas y se encuentran en dos zonas fuera de la M-30 además de en su interior. 
  • El coste de un Zity es de 0,21 €/min. Y de 55 euros si se alquila para 24 horas. 
  • Los coches pueden reservarse con 20 minutos de adelanto y, por ahora, la cuota de alta sigue siendo gratis. 
  • La última novedad de Zity es que ofrece un servicio de recogida y entrega de sus coches en el aeropuerto. 

A final de 2017, Renault lanzó Zity su servicio de coche compartido en Madrid de la mano de Ferrovial. Por ahora, solo hay unas 350 unidades del Zoe disponibles para alquilar, aunque la idea es que a lo largo de 2018, llegue a haber hasta 500 vehículos. 

Los precios de alquiler son similares, así que si tengo que elegir entre un Zity, un Car2Go, un Wible y un Emov aparcados uno detrás del otro, seguramente, escogería siempre o del de Kia o el de Renault por varios motivos. El primero de ellos es que los coches son todos nuevos y, por ello, están más limpios. 

En concreto, los Zoe de la flota de Zity tienen un maletero de unos 300 litros y cuatro amplias plazas, por lo que son válidos para hacer la compra de la semana, desplazamientos en familia o grupos de amigos, etc. También cuentan con mejor conectividad a bordo y hasta todo tipo de conectores para cargar teléfonos móviles. 

Igual que me pasado con Emov, el proceso de apertura y cierre del vehículo me ha parecido más rápido y sencillo, así que no pierdes tiempo ni dinero durante el mismo porque todo se hace con la app. Eso sí, siempre es muy recomendable seguir junto al coche hasta que el sistema procede a bloquear las puertas. 

La conectividad de los coches Zity
La conectividad de los coches Zity, con navegador incluido y una pantalla táctil, también es mejor. vicente cano

Además, el Renault Zoe 4.0 tiene unos 300 km de autonomía real, más del doble de lo que ofrece el Citroën Z-Cero y un 240% más que el Fortwo EV de Car2Go. Esto te permite, por ejemplo, salir a las ciudades de la periferia de Madrid con tu coche compartido, si es que encuentras el coche con un 60% de batería o más. 

Esto último resulta difícil porque todos los Renault Zoe de Zity que he alquilado durante una semana tenían un máximo del 40% de carga disponible. Y es que esta clase de coche compartido eléctrico no se ha ideado para desplazamientos largos. 

Y si te quedas sin batería, dentro o fuera de la zona de alquiler especificada, el recargo que te cobrarán es importante, aunque todavía no esté especificado en las tarifas oficiales de este servicio concreto porque están empezando. En los otros dos, tendrás que pagar recargos si tienes multas, golpes, dejas el coche sucio o cualquier otra incidencia.

Si quieres salir de la ciudad o tener un coche compartido para uno o dos días, BlueMove (2 euros la hora; desde 25 euros + 0,25 euros/km un día completo) y Respiro (2 euros la hora; desde 25 euros + 0,26 euros/km un día completo) son opciones mucho mejores y bastante más económicas para esos casos.  

Wible: coches híbridos enchufables de Kia con Repsol de socio en el proyecto

Prueba de Wible

Vicente Cano.

  • Los 500 coches de Wible han llegado a Madrid en julio de 2018.
  • El coche que emplea esta plataforma es el Kia Niro híbrido enchufable con más de 600 km de autonomía total y 40 en modo eléctrico. 
  • La mayor novedad de Wible en cuanto al servicio son los tres parking en el extrarradio donde pueden dejarse y recogerse sus coches.  
  • El coste de un Emov es de 0,24 €/min la primera hora, 3 €/h a partir de la segunda y 50 euros para todo el día.  

Wible es la cuarta plataforma de coche compartido de Madrid, ha llegado a la capital este verano y lo ha hecho con coches muy diferentes a los que emplean sus rivales. Dentro de dos años, Wible cambiará toda su flota por coches eléctricos, pero por ahora son híbridos enchufables, así que tienen hasta 690 km de autonomía y 40 en modo 100% eléctrico.

wible car sharing madrid
Zona en la que podrán estacionarse los coches de Wible. Wible.

Además de los coches de Wible, más grandes y cómodos que los de Car2Go, Emov o Zity, esta plataforma de carsharing ofrece dos aparcamientos disuasorios en el extrarradio de Madrid. Uno está en Las Tablas y el otro en Villaverde y en ellos se podrá dejar el coche particular aparcado por un precio adicional de 1 euros para todo el día. Wible también tiene otro centro en Las Rozas, pero allí no se ofrecerá este servicio de parking, solo recoger y dejar los coches de la plataforma. 

El área de actividad de Wible también es la más amplia, aunque solo excede la M-30 en dos barrios del norte de la capital. Los coches de Wible, además de tener más autonomía son los más baratos para alquileres de media duración, así que si no encuentras un vehículo de alquiler porque no lo has reservado a tiempo, siempre estará esta plataforma de carsharing para hacer un viaje... eso sí, el coche habría que aparcarlo en sus estaciones o en el centro de Madrid al terminar el alquiler. 

Te puede interesar

Lo más popular