Las empresas de cambio de divisas sufren caídas del 95% y se ven desamparadas porque dependen del turismo, pero no pertenecen oficialmente al sector

Un hombre frente a una sucursal de cambio de divisa.
REUTERS/Gleb Garanich
  • Las empresas de cambio de divisas sufren por la falta de viajeros, pues dependen fuertemente de la atención en la calle y del turismo, ahora inexistente.
  • El cierre de fronteras y las restricciones para los turistas de fuera de la Eurozona han provocado caídas sin precedentes.
  • Las casas de cambio encuentran obstáculos para pedir ayuda estatal por no ser establecimientos turísticos pese a depender totalmente de ese sector.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los negocios del centro de Madrid, y el sector turístico en general, han pasado uno de sus peores veranos hasta la fecha y los rebrotes que golpean la ciudad amenazan con hundir más aún a la capital.

Leer más: Así será el euro digital: Europa pone en fase de pruebas su alternativa a las criptomonedas y a las divisas electrónicas de China y Rusia

Según los últimos datos de la Encuesta de Gasto Turístico (EGATUR) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en los 7 primeros meses de 2020, el número de turistas extranjeros se desplomó un 72,4% hasta los 13,2 millones.

Una de las regiones más afectadas ha sido Madrid, con una caída del 85% de las pernoctaciones en comparación con 2019.

Abundan los carteles de locales disponibles y las persianas están bajadas desde hace meses. Entre ellas, las casas de cambio de divisas, desamparadas antes la falta de turistas

Hay días que no hay ningún cliente y hay casas que han cerrado”, explicaba a principios de mes el empleado de una casa de cambios cercana a la Plaza Mayor a Business Insider España

Estos negocios sufren por la falta de viajeros, pues dependen fuertemente de la atención en la calle y del turismo, ahora inexistente. 

La facturación de iWorld Cambio cayó un 95% en comparación con el mismo periodo de 2019, al igual que los clientes

"Los escenarios van cambiando día a día por las constantes restricciones de los diferentes países que son muy difíciles de cumplir", comenta a este medio José Antonio Baz Risueño, Director Regional EASA del Grupo Global Exchange. 

A fecha de hoy, la empresa prevé terminar el año a un 30% del volumen operado en 2019, pese a que estimaban alcanzar los 200 millones de euros para 2020, es decir, un crecimiento del 25% sobre el año anterior. 

"Hasta el estado de alarma lo íbamos cumpliendo, por lo que las previsiones eran correctas. Teníamos una apuesta firme por todas las concesiones aeroportuarias que hay en España, tanto para el cambio de divisas como para la devolución de impuestos, y tenemos nuevos contratos con Aena en diferentes aeropuertos", apunta.

Reuters

Pero, ante la falta de viajeros en los aeropuertos, desde principios de marzo hasta septiembre los clientes han caído un 92% frente a 2019.

Leer más: El "coladero" de Barajas, a examen: qué dicen exactamente los estudios científicos sobre el contagio de coronavirus en aviones

José Luis G. Porras, Managing Director de iWorld Cambio, también preveía que 2020 iba a ser un gran año para su empresa y todas las previsiones parecían "muy positivas". Una sensación común en el sector, según explica.

"Dada la trayectoria y el ritmo de crecimiento que venía teniendo el turismo en los últimos años, nosotros predecíamos un 20% de incremento en las ventas. Ahora, llevamos meses trabajando en calcular y predecir cuánto nos va a costar esta crisis", señala a Business Insider España.

Porras considera que, pese a ser pronto para predecir certeramente las consecuencias económicas, la pandemia puede acabar con el 80% del turismo extranjero y extracomunitario en los próximos 2 años, por lo que el sector del cambio de divisas se vería afectado de lleno. "Hemos enfocado la facturación hacia el turista externo a la Eurozona, el cual ni está viniendo ni se le espera que venga en un tiempo". 

Desde enero, la facturación de iWorld Cambio ha caído un 95% en comparación con el mismo periodo de 2019, al igual que los clientes.  

"Son números sin precedentes en el sector del cambio de divisas, incluso en el comienzo del 2002, cuando se produjo la transición de la peseta al euro, la facturación no cayó tanto como ahora. Hace unos meses teníamos mercado, ahora no lo tenemos, y no sabremos qué pasará en los próximos meses", señala.

Sin clientes externos a la Eurozona vienen los ERTE y el cierre de agencias

iWorld Cambio tenía prevista la apertura de 5 agencias de cambio en España, las cuales fueron canceladas. Ahora, su principal preocupación es la negociación con proveedores y con los propietarios de los locales donde tienen las agencias. En el caso de que estas no sean satisfactorias, se verán obligados a cerrar algunas de ellas. "Como se puede ver, la situación es totalmente la contraria a la que nos imaginábamos", apunta Porras.

El pequeño repunte que han podido experimenta otros negocios no se ha notado en este sector, ya que la mayoría de los pocos vuelos que ha habido han sido nacionales o de la zona Euro. 

Reuters

Baz Risueño sostiene que hubo cierta mejoría con la llegada de británicos a comienzos de verano, pero los viajes se redujeron de forma drástica tras imponerse mayores restricciones que obligaban a guardar cuarentena a su vuelta a Reino Unido.

"Necesitamos clientes 'No Euro'. En nuestro caso, el cliente más importante es Estados Unidos, así como asiáticos, latinoamericanos, rusos… Prácticamente todos estos países tienen cerradas las fronteras actualmente", explican desde Global Exchange. 

Ante la falta de clientes se vieron obligados a acogerse a un ERTE por fuerza mayor. A día de hoy, solo una cuarta parte de la plantilla se ha reincorporado.

"A finales de mayo se hablaba mucho de 'salvar el verano', refiriéndonos a tener cifras cercanas a las de años anteriores, pero el resultado no ha sido el mismo, como es natural", lamenta Porras, que también tuvo que hacer un ERTE en su empresa.

El problema de depender del turismo, pero no pertenecer oficialmente al sector

Las casas de cambio no tienen el tratamiento jurídico de establecimiento turístico, pues su código nacional de actividad económica (CNAE) es de entidad financiera, y están regulados por el Banco de España. Esto les ha afectado a la hora de pedir líneas ICO, y cualquier tipo de ayuda estatal, explican y señalan que han sido uno de los sectores más perjudicados en lo que se refiere a recibir ayudas estatales. 

Leer más: "Lo único que nos puede ayudar es una vacuna", lamenta Pedro Camara, CEO del marketplace de conexiones turísticas TravelgateX

"Ayudas del Estado, cero", subraya Porras. "Hasta ahora hemos aguantado con recursos propios. Y en el futuro, lucharemos para que se nos incluya en el mismo grupo que a los hosteleros y demás establecimientos turísticos, pues nuestra principal fuente de ingresos proviene de una parte del sector turístico. A nosotros un nacional que hace turismo por España no nos deja ni un céntimo".

El turismo en nuestro país no recuperará los índices anteriores a la pandemia hasta finales de 2021 o principios de 2022, según la Organización Mundial del Turismo. Hasta entonces y ante la falta de ayudas por parte del Estado, al sector de las casas de cambio solo le queda luchar para sobrevivir por sus propios medios.

LEER TAMBIÉN: 23 colonias baratas de Mercadona que mejor imitan a reconocidos perfumes de lujo

LEER TAMBIÉN: Los trucos que debes aplicar para ganar el Euromillones según un matemático y varios ganadores

LEER TAMBIÉN: Las mejores freidoras sin aceite que puedes comprar en 2020

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Crisis
  3. Eurozona
  4. Negocios
  5. Turismo
  6. Top