El CEO de Moderna espera que su vacuna se pueda distribuir a nivel mundial a partir de marzo o abril de 2021

Moderna CEO Stephane Bancel at the 2019 Forbes Healthcare Summit in New York City in December 2019.
Steven Ferdman/Getty Images
  • El consejero delegado de Moderna, Stephane Bancel, ha adelantado que su vacuna contra el coronavirus estará lista para su distribución en marzo o abril de 2021.
  • "Al final del primer trimestre o principios del segundo es una previsión razonable", aseguró Bancel en una conferencia organizada por el Financial Times.
  • Moderna espera presentar la vacuna para su "autorización de uso de emergencia" por las autoridades de Estados Unidos el 25 de noviembre, lo que permitiría utilizarla para vacunar a los sanitarios. Bancel ya dijo a Business Insider que la compañía sabría en noviembre si su vacuna experimental funciona.
  • Durante el debate presidencial de Estados Unidos, Donald Trump, que este jueves dio positivo por coronavirus, dijo que Estados Unidos está "a unas semanas" de conseguir una vacuna, pero el inicio de 2021 parece una perspectiva más realista.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El consejero delegado de Moderna, una de las compañías más avanzadas en la carrera para desarrollar una vacuna contra el coronavirus, aseguró este miércoles que la vacuna de su compañía estará lista para su distribución en marzo o abril de 2021.

"Creo que a finales del primer trimestre o inicios del segundo es una previsión razonable, basándonos en lo que sabemos actualmente sobre nuestra vacuna", aseguró el primer ejecutivo de Moderna, Stéphane Bancel, en una conferencia organizada por el Financial Times.

Bancel admitió que Moderna no podrá presentar la vacuna a la agencia estadounidense de alimentos y medicamentos (FDA) para su licencia biológica antes de enero de 2021, que es el permiso necesario para distribuir un medicamento a la población general. Por ello, la vacuna no estaría disponible para su uso general hasta marzo.

El ejecutivo también explicó que Moderna no intentará obtener la autorización de emergencia (EUA) hasta el 25 de noviembre, un permiso que permitiría utilizarla para tratar a los trabajadores de primera línea, entre ellos los sanitarios.

Leer más: Moderna sabrá en noviembre si su vacuna funciona, según el CEO de la compañía

"El 25 de noviembre será cuando tengamos datos suficientes para presentar la petición de EUA a la FDA, asumiendo que la seguridad de los datos es buena, porque una vacuna debe ser considerada segura", aseguró en esta conferencia, según el FT.

Esta autorización de emergencia será "una herramienta médica importante para comenzar a proteger a la gente de alto riesgo, como los trabajadores sanitarios o los mayores", añadió, según recoge la CNN.

Bancel dijo al periodista de Business Insider Andrew Dunn que Moderna calculaba que sería en noviembre cuando sabrían si su vacuna experimental funciona.

En la conferencia, Bancel explicó que Moderna está adecuando sus líneas de producción a una gran demanda. "Estamos intentando ponernos a la cabeza de la carrera, de manera que si la seguridad y la eficacia de la vacuna son buenas, la fabricación no retrase la disponibilidad de una vacuna para un primer uso de emergencia", explicó.

Trump presiona a las farmacéuticas

El presidente de Estados Unidos Donald Trump, que ha dado positivo por coronavirus junto a su esposa Melaniaha anunciado durante semanas la llegada inminente de una vacuna contra el coronavirus, incluso cuando las farmacéuticas aseguraban que no estaban preparadas aún.

Leer más: Donald Trump y su esposa Melania, positivos en coronavirus

Durante el debate presidencial del martes, Trump dijo que Estados Unidos estaba solo "a unas semanas" de obtener la vacuna.

"He hablado con Pfizer, he hablado con mucha gente con la que deberías hablar, como Moderna, Johnson & Johnson, y otros. Pueden ir mucho más rápido", dijo a su rival, el demócrata Joe Biden.

Pero el consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla, criticó las declaraciones de Trump asegurando en una nota interna a sus empleados que la evolución de su vacuna va "al ritmo de la ciencia", según recoge Associated Press.

"La única presión que sentimos, que es fuerte, es la de millones de personas, negocios y administraciones gubernamentales que dependen de nosotros", escribió Bourla en esa comunicación interna.

El consejero delegado de Moderna aseguró que ellos no han sido objeto de ninguna presión política. "Nadie, desde que comenzamos esta carrera contra el virus en enero, de ningún partido, compañía o gobierno de ningún país, nos ha pedido que vayamos más rápidos o más lentos", aseguró el miércoles.

El responsable de la FDA, Stephen Hahn, dijo en esa misma conferencia que el proceso de validación del organismo que dirige será el mismo y que no lo acelerarán para conseguir una vacuna antes de tiempo.

LEER TAMBIÉN: Una nueva investigación encuentra la fórmula matemática para viajar en el tiempo

LEER TAMBIÉN: Cuándo se cobra el paro de octubre y cómo se abonan los ERTES

LEER TAMBIÉN: Las mascarillas de cobre y zinc son más seguras: así eliminan el coronavirus

VER AHORA: Joan Jordi Vallverdú, CEO de OmnicomMediaGroup: “La principal herramienta que tenemos es el talento de las personas”

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades