El CEO de Roche asegura que liberar las patentes será "una catástrofe"

Severin Schwan, CEO de Roche

Reuters

  • La suspensión de las patentes de las vacunas y productos relacionados con el coronavirus no solucionaría la falta de suministro y provocaría una auténtica "catástrofe", según ha declarado el CEO de la farmacéutica Roche, Severin Schwan. 
  • El directivo asegura que liberar las patentes sería una medida que perjudicaría la innovación a largo plazo y no resuelve el problema actual. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La suspensión de las patentes de las vacunas y productos relacionados con el coronavirus no solucionaría la falta de suministro y provocaría una auténtica "catástrofe", según ha declarado el CEO de la farmacéutica Roche, Severin Schwan, a Financial Times. 

El directivo asegura que liberar las patentes sería una medida que perjudicaría la innovación a largo plazo y no resuelve el problema actual. 

En octubre, India y Sudáfrica enviaron una petición a la Organización Mundial del Comercio solicitando que renunciara temporalmente a la protección de la propiedad intelectual de los equipos, medicamentos y vacunas relacionados con la pandemia de COVID-19. 

La medida ha empezado a valorarse en serio ahora que el gobierno de Biden en Estados Unidos ha decidido respaldarla. La noticia tuvo un impacto directo en las acciones de los fabricantes de vacunas, que cayeron inmediatamente en bolsa. 

Las farmacéuticas caen en bolsa tras el apoyo de Estados Unidos a liberar las patentes de las vacunas para facilitar su producción y distribución a escala global

De aprobarse la medida, conocida como exención de los Aspectos de la Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), permitiría a otros países fabricar vacunas de Johnson & Johnson, Pfizer y Moderna sin temor a recibir sanciones en la Organización Mundial del Comercio.

Sin embargo, Schwan asegura que tomar es decisión será "contraproducente" porque desincentivará la innovación. 

Las farmacéuticas aseguran que la propiedad intelectual no es lo que está limitando la producción y distribución de vacunas 

El apoyo de la Administración Biden, que junto a la Unión Europea era el máximo opositor de la exención de la propiedad intelectual de las vacunas, llega cuando nuevas olas del virus y más datos en el mundo real respaldan la necesidad de un despliegue masivo de vacunas.  

Sin embargo, diversos lobbies de la industria biotecnológica y farmacéutica han afirmado que la decisión podría perjudicar a las empresas farmacéuticas y disuadirlas de responder a futuras crisis sanitarias mundiales. 

Los accionistas de las grandes farmacéuticas han recibido más de 21.000 millones de euros en dividendos y recompra de acciones en plena pandemia

"La propiedad intelectual es el elemento vital de la biotecnología, es como el oxígeno para nuestra industria. Si se quita, no se tiene un sector biotecnológico", ha advertido a Financial Times Brad Loncar, inversor en biotecnología.

"Asegurar las vacunas rápidamente no será el final y, lo que es peor, establece el precedente de que las empresas que han invertido en nueva tecnología corran el riesgo de que se las quiten", ha advertido también el presidente de la asociación comercial de biotecnología Bio, Jeremy Levin. 

Expertos consultados por Business Insider señalan que, incluso si la Organización Mundial del Comercio permite que cualquiera intente copiar estas vacunas, no servirá de mucho para impulsar la producción y distribución de vacunas a nivel internacional, porque faltarían ingredientes clave como científicos capacitados y fórmulas sobre cómo preparar algunas partes de estas vacunas. 

Otros artículos interesantes:

Rovi aumenta su beneficio neto en un 71%, hasta los 23,8 millones, impulsada por su colaboración con Moderna

La tecnología de ARN mensajero podría crear mejores vacunas contra la gripe, según una científica de Pfizer

Cómo el conflicto legal con AstraZeneca podría aumentar la tensión política: Europa quiere las dosis que se fabrican en Reino Unido