Pasar al contenido principal

Coinbase habla con la SEC, el regulador estadounidense, para obtener su licencia

Coinbase
Glassdoor/Coinbase
  • Coinbase, una bolsa de criptomonedas de 1.600 millones de dólares, se ha acercado a los reguladores para registrarse como firma licenciada, según The Wall Street Journal.
  • Registrarse en el regulador bursátil de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) permitiría a Coinbase intercambiar aquellas criptomonedas que los federales determinaran como valores.
  • A pesar de que el sector de las criptomonedas ha sido históricamente anti-regulación, la SEC está tomando medidas drásticas.

Coinbase, la bolsa de criptodivisas de 1.600 millones de dólares, se ha puesto en contacto con la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) para inscribirse como firma con licencia y lugar de comercio electrónico, según informaron fuentes a The Wall Street Journal.

Registrarse con la SEC permitiría a Coinbase expandir las criptomonedas operadas en su plataforma para incluir aquellas monedas que la SEC identifica como valores — al tiempo que presionaría a sus competidores para que siguieran su ejemplo, según WSJ.

Coinbase se negó a hacer comentarios.

La SEC aún no ha decidido qué monedas se consideran valores. Hasta que tengan pautas más específicas, la comisión ha recomendado que los posibles inversores sigan el Howey Test, creado por la Corte Suprema en 1946 para determinar si un vehículo financiero no convencional requiere la misma regulación que las inversiones "normales" como acciones y bonos.

Lee más: Esta nueva máquina podría revolucionar el mercado de criptomonedas

La gente del sector cree que la mayoría de las criptomonedas serán reguladas como valores, aunque muchos creadores de criptomonedas trabajan para que no sean tratadas como tal. Este tipo de regulación podría significar mucha burocracia tanto para los compradores como para los vendedores, lo que podría reducir la demanda.

Por su parte, el mundo de la criptomonedo ha sido escéptico, si no abiertamente hostil, hacia los reguladores financieros. Pero Coinbase quiere ser el Google de las criptomonedas, y tiene en mente la expansión de su casa de cambio más allá de las cuatro monedas actualmente enumeradas - Bitcoin, Ethereum, Litcoin y Bitcoin Cash.

Aunque no  es la mayor casa de cambio del mundo, Coinbase está considerado como la plataforma que ha hecho Bitcoin accesible a las masas no tecnológicas. La política de la compañía es sólo trabajar con las monedas que se consideran lo suficientemente estables a largo plazo para el comercio, en comparación con los muchos tokens volátiles que rutinariamente experimentan intensas oscilaciones de precios.

Coinbase ha anunciado recientemente que añadirá soporte para un tipo de moneda conocido como tokens de ethereum, expandiendo el número de tokens que permite comerciar a sus usuarios. Sin embargo, Coinbase también dejó claro que aplazará la adición de nuevas monedas hasta que tenga más claro cómo va a regular el espacio la SEC.

Sin embargo, pese a su voluntad de jugar a la pelota, Coinbase no siempre ha tenido la mejor relación con las autoridades federales.

La compañía luchó contra el Servicio de Impuestos Internos en los tribunales el año pasado, cuando se solicitó información sobre los clientes de Coinbase que ganaban dinero en la plataforma. Finalmente, se ordenó a Coinbase que proporcionara información sobre unos 14.000 clientes que realizaron transacciones por más de 20.000 dólares entre 2013 y 2015.

Mientras tanto, la SEC ha tomado medidas drásticas contra los proyectos de blockchain y las ofertas iniciales de monedas (ICO), que han tenido libertad para hacer lo que les plazca, mientras que los reguladores han luchado por ponerse al día con la tecnología. El lunes, en una de sus acciones más extremas hasta la fecha, la SEC acusó a dos de los fundadores de Centra Tech de fraude relacionado con su ICO de 32 millones de dólares.

También es una práctica común para los proyectos de blockchain crear tokens para su uso dentro de sus plataformas. A menudo, estas empresas albergan ICOs en las que recaudan fondos vendiendo tokens a los inversores. La Comisión de Valores y Cambio de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) está estudiando estos tokens para decidir cuáles deben ser regulados.
 

Te puede interesar

Lo más popular