Los problemas de Amazon con la inflación y cómo están afectando a un imperio de 1.100 billones de dólares, desde dentro: "Este entorno inflacionista no es algo que hubiera previsto"

Jeff Bezos, fundador y actual presidente de Amazon
Jeff Bezos, fundador y actual presidente de Amazon

Getty Images; Jenny Chang-Rodriguez/Insider

El día después de que Amazon revelara sus decepcionantes resultados de este primer trimestre —en el que perdió 3.600 millones de euros y vio caer sus ingresos un 7% interanual—, el vicepresidente de servicios de envíos globales, John Felton, expresó sus preocupaciones en un correo electrónico dirigido a los miembros de su equipo.

"En primer lugar, me gustaría que supierais que lo que veo mirando al primer trimestre es un éxito y estoy impresionado de lo que hemos hecho y cómo. Pero, como vosotros, estoy decepcionado por la facturación", escribió Felton en ese email, al que ha tenido acceso Business Insider.

Los altos costes laborales e inversiones de capital lastraron el negocio de la compañía. La productividad está mejorando, pero todavía hay que ajustarla, agregó.

El "impredecible escenario de inflación", añadió Felton, estaba complicando aún más las cosas.

"Este entorno inflacionista no es algo que hubiera previsto, pero estoy impresionado por cómo los equipos pivotaron y han continuado concentrándose en gestionar los costes, incluso con vientos de cara incontrolables", recalcó el ejecutivo. "Vamos a seguir teniendo retos en materia de costes hasta que seamos capaces de crecer en nuestra capacidad".

La incertidumbre sobre el aumento de los costes y los precios al consumo muestran que incluso Amazon, un imperio de 1.100 billones de dólares obsesionado con una atención meticulosa al detalle, puede verse afectada por el aumento de la inflación, que le ha sumado una sacudida inesperada a un entorno ya volátil desde el inicio de la pandemia, hace ya más de 2 años.

Los documentos internos y empleados que han hablado con Business Insider han arrojado alguna luz sobre los retos que afronta Amazon en este entorno inflacionista

Entre ellos, apuntan a la disminución de los márgenes del negocio de venta minorista y la dependencia de la publicidad; una demanda por parte de los consumidores menor de la esperada; y un incremento de las salidas de empleados que muchos atribuyen a que los aumentos de sueldos están siendo menores a la inflación. 

Todos ellos han pedido mantener el anonimato por no estar autorizados a hablar por parte de la compañía. Amazon no ha respondido a las peticiones de comentarios de Business Insider.

Trabajadora de Amazon en un almacén

La frustración por el impacto de las subidas de precios ha afectado incluso al fundador de la compañía, Jeff Bezos, que raramente entra en debates políticos en redes sociales. La semana pasada, Bezos publicó en Twitter varios mensajes respecto a la inflación, acusó al Gobierno estadounidense liderado por Joe Biden de estar "desorientado" y describió la política americana para controlar la inflación como un "fracaso".

"La Administración ha intentado inyectar más estímulos en una economía sobrecalentada e inflacionada y solo Manchin les ha salvado de sí mismos", tuiteó Bezos, en referencia al senador demócrata Joe Manchin, que votó en contra de un paquete de estímulos de 3.500 billones de dólares. "Esta desorientación no ayuda al país", agregó Bezos.

La publicidad está salvando los márgenes de Amazon

El incremento de costes es un efecto inevitable de la inflación, y se trata de un "gran tema" en el equipo financiero de Amazon, según una fuente interna.

En ese aumento de costes se inscriben el combustible, los costes de envío o los salarios de empleados, todos ellos afectan directamente a las operaciones de Amazon.

En el primer trimestre, Amazon reportó un incremento de costes de 6.000 millones de dólares, debidos a la inflación, la menor productividad y problemas de sobrecapacidad, según su director financiero, Brian Olsavsky. En la conferencia con accionistas explicó que sus costes logísticos se habían más que duplicado respecto a antes de la pandemia, con el combustible 1,5 veces más caro que hace un año.

Como resultado, Amazon reportó un resultado operativo de 3.700 millones durante el primer trimestre, un 32% por debajo de las expectativas de los inversores. La caída de las ventas y el incremento de los costes decepcionaron a Wall Street, haciendo caer la acción de Amazon un 14% el día en el que publicó sus resultados, su mayor caída en un día desde 2006.

Evolución del precio de la acción de Amazon en 2022

Podría haber sido incluso peor, si no hubiera sido por el rápido crecimiento del negocio publicitario de Amazon, que tiene unos altos márgenes, según documentos internos a los que ha tenido acceso Business Insider.

Una métrica interna denominada 'Establecido en Norteamérica', que representa el beneficio procedente de negocios estadounidenses incluyendo publicidad, alimentación y productos digitales, terminó el último trimestre con pérdidas operativas de 2.900 millones de dólares, según un documento interno. Si se incluye la publicidad, pasa a beneficios de 1.600 millones.

Lo mismo ocurre con la métrica "Establecido en Internacional" que incluye los mercados internacionales más maduros para Amazon, como Alemania, Reino Unido y Japón. Esa categoría habría perdido 653 millones de dólares sin publicidad, pero con ella llega a 755 millones en beneficios.

Amazon no ha compartido públicamente estos datos, que demuestran que sin su negocio publicitario habría perdido 3.000 millones de dólares en ingresos operativos en el primer trimestre.

Para combatir esos problemas, Amazon subió el precio de su suscripción Prime un 17% hasta los 139 dólares anuales en EEUU. Sus costes de envíos aumentaron varios veces en los últimos 2 años, y desde el mes pasado, Amazon añadió un recargo del 5% a lo que cobra a los vendedores por la inflación y el aumento del precio de los combustibles.

Aun así, la expectativa de ingresos operativos de Amazon para el segundo trimestre está entre 1.000 millones de pérdidas y 3.000 de beneficios, muy lejos de los 7.700 millones del año pasado.

"El entorno macro es más desafiante en cuanto a los costes que en cualquier otro momento de la historia de Amazon", aseguró en una nota el analista de Evercore Mark Mahaney.

Ingresos operativos de Amazon por trimestres 2020-2022, en miles de millones de dólares

Priorizar con recursos limitados

La inflación está reduciendo la demanda. Amazon sobrestimó la demanda de este año, lo que provocó que no cumpliera los objetivos y tuviera una capacidad excesiva tanto de almacenes como de trabajadores.

Este descenso de la demanda ya se podía intuir en el anterior trimestre, el último de 2021. Documentos internos de Amazon revelaban que el volumen de paquetes era "leve" en el 80% de las semanas del último trimestre del año, comparado con las previsiones internas. En el mercado europeo, los paquetes que movió la compañía en el último trimestre fueron un 15% menos de lo esperado, mientras que en periodos "punta" estuvieron entre un 19% y un 24% por debajo de lo previsto.

El director financiero de la compañía admitió en la última presentación de resultados con analistas que Amazon se había expandido mucho durante la pandemia, por lo que ahora tiene más recursos de los necesarios.

Esto lleva a recortes en su negocio comercial.

Un ejecutivo admitió recientemente que el equipo comercial está reduciendo sus objetivos de contrataciones hasta que el negocio "acelere" hasta determinados puntos de crecimiento. Amazon también pretende reducir sus socios logísticos este año, después de dos años aumentándolos, según ya informó Business Insider.

Aunque Olvavsky aseguró que la demanda por parte de los clientes sigue siendo robusta, Amazon anunció que detendría la expansión de su capacidad física y de empleados por el momento.

"Entendemos que esto no es lo ideal y que los equipos tendrán que tomar decisiones duras para priorizar con recursos limitados", escribió en un correo electrónico Gokul Dakshina, vicepresidente financiero y director financiero del negocio de ventas a consumidores de Amazon Norteamérica. "Ajusten sus previsiones de contratación de acuerdo a esto", agregó en ese mensaje al que tuvo acceso Business Insider.

Evolución de los precios del comercio electrónico en Estados Unidos

Los vendedores que utilizan Amazon, que suponen más de la mitad de los productos que se venden en la plataforma, están aprendiendo a adaptarse también. Los costes de envío han aumentado significativamente por la inflación, provocando que los vendedores tengan o que subir precios o reducir sus márgenes, asegura Juozas Kaziukènas, consejero delegado de la firma de investigación de mercados Marketplace Pulse. Los precios del comercio electrónico en Estados Unidos han subido un 10% desde junio de 2020, según datos de Profitero.

"Lo que supone esto es que los consumidores están pagando más por los mismos bienes", agrega Kaziukènas.

Otras grandes firmas del comercio están sufriendo los mismos problemas. Walmart y Target han reportado resultados trimestrales peores de lo esperado, debido a los aumentos de costes. Ambas han visto caer sus acciones, lo que ha arrastrado a otras compañías.

Aumentan las salidas "no deseadas" por los bajos salarios

La inflación también provoca rotación del personal.

Amazon es conocida por pagar menos que sus competidores. Y con su acción cayendo —un 36% este año— los empleados tienen cada vez menos razones para seguir en la compañía, como ya informó Business Insider.

Para afrontar esta situación, Amazon hizo algunas mejoras en su estructura salarial. Pero según explicaron varios empleados a Business Insider esas mejoras han estado por debajo de la inflación, por lo que les ha llevado a considerar otras oportunidades.

Como consecuencia, Amazon está viendo un aumento acusado de las salidas "no deseadas", los trabajadores que la compañía no quiere perder, según datos internos. Esa tasa estaba en el 5% desde 2016 hasta mediados de 2021, pero a partir de junio de 2021 hasta el último mes se ha más que duplicado, hasta el 12,1%.

La competencia por el talento está obligando a Amazon a ofrecer más compensaciones por acciones a sus empleados, lo que supone un aumento de costes. Olsavsky explicó que Amazon estaba en el camino de alcanzar un récord de 6.000 millones de acciones en compensaciones basadas en acciones en el segundo trimestre, la mayor cantidad nunca pagada por la compañía a sus empleados por esta vía y un 66% más que hace un año.

El correo de Felton a su equipo trataba de enfocarse en lo positivo, destacando los avances en rendimiento. Pero navegar todos estos problemas requerirá que la compañía "pivote" del crecimiento y la expansión a encontrar un equilibrio, según escribió.

"Seguid trabajando porque la oportunidad está ahí. Necesitamos encontrar el equilibrio entre seguridad, calidad, velocidad, y costes", añadió el ejecutivo en su correo electrónico.

Otros artículos interesantes:

Un correo electrónico filtrado revela cómo Amazon está recortando sus objetivos de contrataciones este año conforme se aminora su crecimiento y suben sus costes

Todos contra Amazon: así es la actual la batalla por llevar paquetes a la puerta de tu casa con 'players' como Glovo, Cabify y Apple luchando por el liderazgo

Amazon está construyendo un imperio publicitario, y tiene entre ceja y ceja a Facebook

Te recomendamos