Así es como puedes conservar las especias frescas durante todo el año

Picar perejil

Getty Images

  • Las hierbas aromáticas aportan un toque distintivo, sabor y textura a tus platos. 
  • Algunas hierbas delicadas y de hojas como el perejil, la albahaca, el estragón, el cilantro o el cebollino tienen un sabor cuando están frescas.
  • ¿Cómo puedes tenerlas a mano durante todo el año? Presta atención a este sencillo truco. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Aunque debido a la globalización y la proliferación de invernaderos haya frutas y verduras fuera de temporada durante todo el año, existen meses más propicios para el cultivo y recolección de las hierbas frescas

Por ejemplo, la albahaca se da entre mediados de primavera y mediados de otoño, mientras que el perejil está de temporada entre marzo y julio

Muchas de las hierbas aromáticas están más ricas y tienen un sabor mucho más intenso y característico si se consumen frescas, como el cebollino, el cilantro, las ya mencionadas albahaca y perejil, la menta o el estragón. Merece la pena cultivarlas o comprarlas en maceta y no deshidratadas, ¿pero cómo conservar las hierbas frescas todo el año

Aprovecha la abundancia en los meses de temporada y atrapa su intenso sabor y perfume natural con ayuda del congelador.

Cómo congelar las hierbas aromáticas frescas para que permanezcan intactas

Todas las hierbas frescas pueden congelarse sin problemas, tanto la planta entera como sus hojas. Es importante limpiarlas perfectamente y extenderlas en bolsas aptas para la congelación, haciendo vacío si es posible.

Una manera de colocarlas es ponerlas unas sobre otras, como las páginas de un libro, algo especialmente importante para las hierbas como la albahaca que tienen hojas grandes y resistentes. 

En el caso de las hierbas de hojas más pequeñas como el tomillo o el perejil, es más aconsejable picarlas y congelarlas en bolsas sin aire. Puedes picarlas a mano o incluso pasarlas por el procesador de alimentos si la cantidad es muy grande. Se recomienda quitar los tallos gruesos. 

Hay más trucos extra: puedes introducirlas en una cubitera con aceite de oliva y congelar las especias frescas, de manera que tengas a mano cubitos aromatizados para cualquier momento: te alegrarán muchas salsas, sopas, cremas y guisos futuros. 

Una alternativa es preparar un conservante natural para prolongar su vida útil: pica tus hierbas aromáticas favoritas e introdúcelas en un bote con aceite de oliva o el vinagre de tu preferencia, almacenándolo en un lugar seco y oscura durante dos semanas. No debe haber humedad para garantizar un óptimo resultado. 

Así podrás tener a mano vinagres y aceites aromatizados para preparar vinagretas, salsas emulsionadas o aliñar tus ensaladas y aportarles color. 

En el caso de algunas hierbas como el orégano, puedes comprarlo fresco y deshidratarlo haciendo ramilletes que se atan por el tallo y se cuelgan boca abajo en lugar seco y ventilado. En un par de semanas tendrás a mano un delicioso sazonador. 

Otros artículos interesantes:

¿Pueden congelarse las setas frescas o es una pérdida de tiempo?

Qué es el aceite de colza: 6 de sus víctimas se encierran en el Museo del Prado y amenazan con retransmitir "su descanso eterno" en directo

Estos son los problemas de comer algo demasiado picante, según la ciencia

Te recomendamos