Cómo eliminar el pulgón de las plantas con remedios caseros

Pulgón en las plantas

Getty Images

El pulgón es una de las plagas más comunes en las plantas. Aunque puede aparecer también dentro del hogar, es más frecuente encontrarlo en plantas de exterior, como las situadas en jardines. El problema que trae este pequeño bichito es que hace que las plantas terminen enfermando.

Existen 8 tipos de pulgón en las plantas, pero los más conocidos son el pulgón verde, el pulgón amarillo, el pulgón negro, el pulgón blanco y el pulgón rojo. La parte positiva es, que si se actúa con tiempo, se puede acabar con la plaga devolviéndole la salud a la planta afectada.

Diversos insecticidas a la venta en el mercado están hechos para acabar con este bicho, pero también existen remedios naturales para terminar con el problema, y que funcionan. Estos son algunos trucos caseros para acabar con el pulgón de las plantas:

Infusión de ajo para eliminar el pulgón

El ajo no solo es bueno para comerlo, y tampoco sirve únicamente para eliminar las ojeras, sino que tiene muchas propiedades insecticidas que seguramente desconocías. Este alimento es perfecto para combatir las plagas en las plantas.

Si tienes un problema con el pulgón, un remedio es hacer una infusión de ajo, calentando agua con trozos de este producto y dejándola reposar durante 24 horas. Después solo tienes que pulverizar la mezcla sobre la planta. Se aconseja no hacerlo más de 4 días seguidos para que la planta pueda descansar.

Vinagre para el pulgón

Está más que demostrado que el vinagre sirve para multitud de cosas: limpieza, malos olores, arrugas en la ropa, etc. ¿Cómo no iba a ser un remedio para eliminar el pulgón en las plantas? Sobre todo teniendo en cuenta el uso que se le da para acabar con los piojos.

Por su fuerza, se recomienda utilizar vinagre de vino, aunque también sirve el de manzana. Lo mejor es añadir aproximadamente 20 mililitros de vinagre a un litro de agua para que no dañe la planta. Al igual que con la infusión de ajo, solo tienes que pulverizar la mezcla, sobre todo donde hayas localizado el problema.

Estos son los insectos que viven dentro de ti, dejando huevos bajo tu piel que podrían ser clave para varias investigaciones científicas

Jabón potásico para acabar con el pulgón

La mezcla de agua con jabón, por muy sencillo que parezca, también puede ser bastante efectiva. Puedes utilizar cualquier jabón, pero el potásico en una solución de 20 mililitros es el más efectivo.

Quizás la parte que menos puede gustar es que antes de aplicar la mezcla a la planta... Debes quitar los bichos. Puedes hacerlo empleando agua a presión. Pero cuidado de no estropear la planta por un exceso de potencia. Aunque si aplicas esta mezcla, cada día el pulgón se irá yendo poco a poco.

Infusión de ortigas contra el pulgón

El aroma que desprenden las ortigas tanto verdes como blancas es perfecto para eliminar el pulgón. En especial afecta al pulgón negro, blanco, amarillo, rojo y verde. La razón es que esta planta tiene también grandes propiedades insecticidas.

Lo que necesitas es meter un manojo de ortigas en un recipiente con hasta 2 litros de agua. Lo mejor es que las dejes en remojo un día. Y pasado el tiempo a pulverizar el agua por la planta. Verás cómo el pulgón va desapareciendo de forma rápida.

El tabaco como remedio natural

Los efectos que tiene el tabaco en la salud son realmente negativos. Sin embargo, quizás por primera vez, que tengas tabaco en casa puede serte de gran utilidad. La razón es que la nicotina que posee es bastante eficaz para combatir el pulgón.

Para disfrutar de sus beneficios tienes que añadir unas cucharadas de tabaco de liar en agua para que libere las sustancias que tiene. Se recomienda dejarlo reposar durante un par de días. Después solo tienes que pulverizar el agua por todas las plantas afectadas. 

Es importante que no tengan exposición directa al sol y tampoco deberías rociarlas durante más de 15 días seguidos.

Con estos remedios caseros para eliminar el pulgón también previenes que aparezcan otros insectos dañinos en tus plantas. Son tan sencillos, y económicos, que no suponen un extra muy costoso. Además, si destacan por algo, es por su eficacia.

Otros artículos interesantes:

Cómo acabar con las hormigas en casa para siempre: 6 remedios sencillos, baratos y caseros

El silencioso y espeluznante colapso global de los insectos: un tercio de ellos está en peligro de extinguirse y ya hay un 60% menos en algunas zonas del planeta

Las mejores ideas para decorar tu casa con plantas, según los expertos

Te recomendamos