Baterías para placas solares: tipos, funcionamiento y coste

La parte trasera de una instalación de placas solares.

gettyimages

Si te estás preguntando cómo funcionan las placas solares, la respuesta es relativamente sencilla: los rayos solares chocan contra los paneles solares fotovoltaicos, que están formados por materiales semiconductores, y transforman la energía recibida en electricidad. Una vez que se genera esa electricidad, llega el momento de almacenarla, es cuando entran en juego las baterías para placas solares

En este artículo de Selectra explican que estos acumuladores fotovoltaicos tienen la finalidad de poder utilizar la energía en cualquier momento del día, fundamentalmente cuando las instalaciones fotovoltaicas no están en funcionamiento (por ejemplo, durante la noche).

Instalar baterías solares, por tanto, permite desconectarse completamente de la red eléctrica. Lo que hace que sea un componente imprescindible en las instalaciones fotovoltaicas aisladas, puesto que hace que toda la energía consumida sea completamente gratuita y renovable.

¿Cómo funcionan las baterías fotovoltaicas?

De nuevo con el texto de Selectra como indispensable ayuda, se explica que el funcionamiento de las baterías de las placas solares fotovoltaicas se basa en un proceso de reducción - oxidación. 

Los acumuladores solares están formados por un polo positivo y otro negativo, así como electrolitos que son los que permiten el flujo de corriente eléctrica al exterior de la batería. 

Gracias a esto, la electricidad generada en los momentos de baja demanda podrá ser almacenada para suministrarla cuando sea necesaria.

Tipos de baterías solares para autoconsumo

Apuntan en Selectra que existen múltiples tipos de baterías para paneles solares, que se clasifican según la tecnología de fabricación.

Entre ellos, se distinguen:

  • Baterías solares AGM: indicadas para pequeñas instalaciones (por ejemplo, autoconsumo en autocaravanas) y no requieren mantenimiento. Son muy versátiles y aunque se sometan a ciclos de descarga profunda, presentan muy buen funcionamiento y se pueden recargar. Los acumuladores AGM cuentan con una vida útil que oscila entre los 5 y 10 años. El coste va de 200 a 2.000 euros.
  • Baterías fotovoltaicas Monoblock: se suelen utilizar en instalaciones aisladas de bajo consumo o uso esporádico (como, por ejemplo, iluminación). Su vida útil es de aproximadamente entre 4 y 5 años. Su precio oscila entre los 500 y los 1.500 euros.
  • Baterías solares estacionarias: cuentan con una excelente calidad-precio en el sector fotovoltaico. Este tipo de acumuladores está diseñado para viviendas, ya que se indican en instalaciones con altos y continuos consumos. De 200 a 7.000 euros.
  • Batería de litio para placas solares: ligeras, compactas y con rápidos tiempos de carga. Este tipo de acumuladores se pueden emplear en cualquier instalación y no requieren ningún mantenimiento. Además, no emiten ningún tipo de gases contaminantes, por lo que son muy sostenibles. Como desventaja, es el acumulador que presenta un precio más elevado, ya que van de 500 a 10.000 euros.

¿Cuántas baterías solares necesitas para tu instalación fotovoltaica?

Para valorar cuántas baterías solares se necesitan en una instalación fotovoltaica de autoconsumo hay que tener en cuenta que debe producir en invierno la energía suficiente para cubrir la demanda energética del mes entero. Por ello, es importante determinar la cantidad de energía que se consume en esta estación.

En Selectra recomiendan calcular el consumo diario en los meses de menor irradiación solar (normalmente, diciembre o enero) por 2. De este modo, se evitará que las baterías se descarguen más de un 50% de forma habitual. Posteriormente, tienes que multiplicar el resultado por 3 para garantizar la cantidad suficiente de energía en tu vivienda durante 3 días sin producción solar.

17 pasos para tramitar una instalación de autoconsumo de energía eléctrica

Después debes determinar el voltaje que es más adecuado para la instalación (12, 24 o 48V) en función de los consejos mencionados anteriormente. El siguiente paso es calcular el amperaje de las baterías solares dividiendo la energía total entre el amperaje.

Un ejemplo: para una vivienda unifamiliar que tiene un consumo de 250 kWh mensuales en enero y una potencia contratada de 4,6 kW:

  1. Cálculo del consumo diario: 250 kWh/31= 8 kWh diarios.
  2. Multiplicar el consumo de enero por 6 = 8 kWh x 6= 48.
  3. Seleccionar baterías de 48V. Con ello, calculas el amperaje de las baterías: 48.000/48 = 1.000 Ah. 
  4. Como resultado, el acumulador a elegir será con un voltaje de 48V y un amperaje de 1.000 Ah.

Las baterías para placas solares, concluyen, son fundamentales en instalaciones fotovoltaicas aisladas para que no te quedes sin electricidad durante la noche o días muy nublados. 

Sin embargo, en instalaciones con conexión a la red eléctrica, no suelen ser recomendables económicamente. 

Otros artículos interesantes:

Cómo instalar placas solares para autoconsumo: requisitos y pasos a seguir

Repsol y Telefónica se unen para desarrollar el autoconsumo fotovoltaico, mientras el precio de la luz sigue disparado

Green Pulse entra en España para desarrollar proyectos de autoconsumo solar en grandes superficies y ya tiene a Decathlon, BMW o Pladur entre sus clientes

Te recomendamos