Formas en las que las redes sociales afectan a tu autoestima y 3 consejos para acabar con ese efecto

móvil, depresión, tristeza

Con un estimado de 3600 millones de usuarios en todo el mundo, las redes sociales son una gran parte de la cultura actual. Pero desplazarse constantemente por las publicaciones, en particular las imágenes que evocan sentimientos negativos o elevan un determinado tipo de cuerpo, puede afectar la forma en que uno se ve a sí mismo.

Debido a que las redes sociales están repletas de personas que se presentan de la mejor manera, puede ser difícil evitar las imágenes y los mensajes que pueden hacerte sentir mal sobre tu cuerpo. Pero hay formas en las que puedes seleccionar tu feed para que sea un espacio más saludable para ti.

Así es como las redes sociales pueden afectar la imagen corporal y consejos a seguir para usarlas de una manera más positiva.

Cómo las redes sociales pueden afectar negativamente la imagen corporal

La imagen corporal refiere a tu perspectiva sobre la apariencia de tu cuerpo y cómo este se compara con los estándares sociales. Una imagen corporal negativa puede causar expectativas poco realistas de cómo debe lucir tu cuerpo y podría conducir a comportamientos poco saludables, como trastornos alimentarios.

Un pequeño estudio de 2018 encontró una correlación entre el tiempo dedicado a las redes sociales, la imagen corporal negativa y los trastornos alimentarios. Esto era especialmente cierto si los participantes se desplazaban por contenido relacionado con la apariencia, como la cuenta de un instructor de fitness o modelo en Instagram.

Estas son algunas de las formas engañosas en que las redes sociales pueden distorsionar la forma en que percibes tu cuerpo:

Comparaciones constantes

Una de las formas en que las redes sociales pueden dañar tu imagen corporal es exponerte a fotografías de tipos de cuerpo "idealizados", lo que hace que te compares con ellos.

"Las personas terminan creando ideales poco realistas para sí mismos en función de lo que ven y se sienten angustiados cuando no pueden cumplir con esas ideas o expectativas", comenta Neha Chaudhary, psiquiatra de niños y adolescentes en el Hospital General de Massachusetts y Harvard Medical School.

Un estudio de 2015 encontró que los estudiantes universitarios que se identificaban como mujeres y que pasaban más tiempo en Facebook tenían una imagen corporal más pobre. Los investigadores concluyeron que "las mujeres jóvenes que pasan más tiempo en Facebook pueden sentirse más preocupadas por su cuerpo porque comparan su apariencia con la de los demás (especialmente con sus compañeras)".

Estas comparaciones pueden ser parte de un círculo vicioso.

En un estudio de 2021 sobre personas de 15 a 35 años, cuanto más se comparaban con las personas que seguían en las redes sociales, más insatisfechas estaban con sus cuerpos. Los investigadores también señalaron que, si los sujetos ya partían de esta condición negativa, el impulso de compararse con otros en las redes sociales podría verse incrementado.

Este comportamiento podría conducir a una alimentación desordenada u otros hábitos poco saludables. Cada tipo de trastorno alimentario tiene síntomas diferentes, pero algunos signos de un trastorno alimentario pueden incluir:

  • Bajo peso corporal
  • Fluctuaciones frecuentes de peso
  • Esconder la comida o comer solo
  • Preocupación por el peso corporal o la apariencia
  • Atracones y purgas

Filtros para editar tus fotos

De todas las fotos que ves en tus feeds de redes sociales, es muy probable que la mayoría de ellas hayan sido editadas. Según una encuesta de Harris de 2017, casi dos tercios de los estadounidenses editan sus fotos antes de publicarlas.

Photoshop y los filtros que alteran o editan imágenes también pueden contribuir a una imagen corporal negativa, afirma Jill M. Emanuele, directora sénior del Centro de Trastornos del Estado de Ánimo en el Child Mind Institute, una organización estadounidense sin fines de lucro que apoya a familias con problemas de salud mental y aprendizaje.

"Photoshop y los filtros presentan a las personas y las cosas con su mejor luz", indica Emanuele. "Crea un mundo de fantasía distorsionado y eleva el nivel de lo que la gente percibe como 'la mejor' manera de ser".

Incluso el proceso de editar tus propias imágenes puede influir en cómo percibes tu cuerpo. Según una revisión de 2022, la investigación encontró que hacerse y editar selfies era más dañino que publicarlos, tal vez porque te permite concentrarse en tus fallos e intentar corregirlos.

Curiosamente, publicar imágenes no parece tener el mismo efecto. Un estudio de 2016 mostró que publicar más selfies en Instagram se asoció con un mayor grado de satisfacción con la imagen corporal. Otro estudio en mujeres de 2020 encontró que publicar selfies estaba asociado con un aumento en la autoestima.

Fitspo y thinspo

Fitspiration y thinspiration, también conocidos como "fitspo" y "thinspo", son términos que describen cuentas e imágenes de redes sociales que alientan a los usuarios a estar en forma y delgados.

Un gran estudio de 2017 encuestó a mujeres universitarias de EEUU y descubrió que aproximadamente el 10 % había creado publicaciones en las redes sociales sobre el peso, la imagen corporal, el ejercicio o la dieta durante un período de un mes. Mientras tanto, el 27,4% comentó las publicaciones de amigos sobre estos temas.

Los investigadores concluyeron que pasar más tiempo en Facebook conduce a comparaciones de cuerpo y peso más frecuentes y a más sentimientos negativos sobre el propio físico. También encontró que para las mujeres que querían perder peso, más tiempo en Facebook resultó en más síntomas de trastornos alimentarios.

Efectos negativos para los hombres

Si bien la mayoría de los estudios sobre las redes sociales y la imagen corporal se enfocan en las mujeres, un estudio de 2020 encontró efectos similares en los hombres.

El estudio analizó 1.000 publicaciones de Instagram creadas por personas que se identifican como hombres y evaluó las respuestas, en forma de me gusta y comentarios. La mayoría de las publicaciones mostraban musculatura y delgadez, y las publicaciones que enseñaban este tipo de cuerpo recibieron la mayor cantidad de me gusta y comentarios. 

Los investigadores concluyeron que estos hallazgos son "potencialmente dañinos para la imagen corporal de los hombres".

Business Insider crea un usuario ficticio en TikTok de 14 años para comprobar si se muestran anuncios sobre rinoplastias y cirugías estéticas: el primero aparece en tan solo 8 minutos

Para los hombres, la proliferación de un tipo de cuerpo delgado y musculoso en las redes sociales podría generar insatisfacción corporal y dismorfia muscular. La dismorfia muscular es cuando uno percibe que su cuerpo no es lo suficientemente musculoso o delgado. Puede hacer que las personas realicen cantidades poco saludables de ejercicio y puede conducir a una alimentación desordenada.

Según un informe de 2015, los estigmas en torno a la búsqueda de ayuda para enfermedades mentales y trastornos alimentarios podrían desanimar a algunos hombres a recibir un diagnóstico y tratamiento. 

Además, la suposición de que las mujeres son las más afectadas por los trastornos alimentarios podría hacer que más hombres no sean diagnosticados y que sea menos probable que reciban tratamiento temprano, cuando sería más efectivo.

Cómo las redes sociales pueden promover la positividad corporal

Los impactos negativos de las redes sociales sobre el aspecto físico están bien documentados, pero las redes sociales también pueden tener un efecto positivo en la imagen corporal, añade Chaudhary.

Comunidades y contenido positivo para el cuerpo

Un estudio australiano de 2019 encuestó a mujeres de entre 18 y 30 años después de ver contenido positivo para el cuerpo en Instagram. Este tipo de contenido busca mostrar aprecio y aceptación por todo tipo de cuerpos. Los investigadores concluyeron que después de ver contenido positivo, las mujeres no solo se sentían mejor con sus cuerpos, sino que también estaban de mejor humor.

"Las personas tienden a emular lo que ven o ajustan sus expectativas de sí mismos en función de lo que hacen los demás o cómo se ven", matiza Chaudhary. "Los defensores de la positividad corporal y las figuras influyentes definitivamente tienen una capacidad única para tener un impacto positivo en cómo las personas se ven a sí mismas y a sus cuerpos, especialmente cuando se trata de jóvenes".

Las redes sociales también pueden tener un impacto positivo en la imagen corporal al conectarlo con otras personas que ayudan a construir una comunidad que acepta el cuerpo, indica Emanuele.

Instagram Vs la realidad

Una tendencia que tiene como objetivo exponer los estándares performativos ultra retocados de las redes sociales son las imágenes de "Instagram versus la realidad". Estas imágenes a menudo muestran una foto editada de alguien en su mejor ángulo junto con una foto más "real" que muestra sus imperfecciones.

En un estudio de 2019, a las mujeres se les mostró este tipo de publicaciones, ya sea en su forma original o solo las imágenes de "realidad" o "instagram" por separado. Los investigadores descubrieron que las mujeres se sentían menos insatisfechas con sus cuerpos después de ver las imágenes de "realidad" o las imágenes de "instagram versus realidad" una al lado de la otra.

Consejos para fomentar una relación saludable con las redes sociales

Las redes sociales pueden afectar negativamente la imagen corporal, el estado de ánimo y la salud mental en general, pero hay formas de contrarrestar esto. Aquí hay 3 sugerencias para seleccionar un feed más positivo:

1. Tómate un descanso. Si encuentras que te sientes peor después de verlas, retrocede un paso y párate a ver cómo te sientes después de desconectarte. Si te sientes mejor, no te avergüences de apagar el teléfono por un tiempo, ya sean unas pocas horas, días o semanas. Incluso un descanso de una semana puede ser suficiente para mejorar tu estado de ánimo, según un estudio de 2022.

2. Deja de seguir las cuentas que no te hacen sentir bien. Presta atención a qué cuentas, personas e imágenes te animan. "Les digo a mis pacientes que uno de los mayores cambios que pueden hacer es comenzar a reemplazar el contenido que los deja sintiéndose peor con contenido que los hace sentir mejor cuando lo consumen", aconseja Chaudhary.

3. Encuentra una comunidad. Siga las cuentas de cuerpo positivo y únete a grupos de apoyo que pueden ayudarte a cambiar tu forma de pensar sobre los tipos de cuerpo "ideales".

Puedes pensar que simplemente estás navegando por las redes sociales para relajarte, pero la investigación ha encontrado que las imágenes que ves y las personas con las que interactúas pueden tener un impacto en su autopercepción.

Pero eso no significa que todo el uso de las redes sociales sea malo. Simplemente indica que es posible que debas volver a evaluar cómo las utilizas.

Puedes hacer que las redes sociales sean un entorno más saludable para ti, ya sea que eso signifique dejar de seguir ciertas cuentas, encontrar una comunidad saludable o tomar descansos del uso diario.

Otros artículos interesantes:

"Doctor, quiero parecerme a mi selfi": los cirujanos plásticos alertan del exponencial aumento de intervenciones como el relleno facial o el rasgado de ojos por la imagen distorsionada que construyen los filtros de las redes sociales

Una semana sin TikTok e Instagram te ayuda a reducir la ansiedad, según un estudio reciente

Te recomendamos