Estas 22 fotos muestran cómo la vida de la familia real británica ha cambiado con los años

Los cambios que ha sufrido la monarquía británica desde que Isabel II se coronó como reina.

Getty Images

La reina Isabel II murió el 8 de septiembre tras 70 años de reinado, y la monarquía tiene un aspecto muy diferente al que tenía cuando ella ascendió al trono. 

Algunas normas estrictas se han relajado o cambiado y los miembros más jóvenes de la familia real siguen desafiando las normas y los roles tradicionales de la realeza. 

Estas son las 22 fotografías que muestran cómo ha cambiado la vida de la realeza a lo largo de los años: 

El techo de la habitación White Drawing, en el palacio de Buckingham, fue diseñado por John Nash. 

La habitación White Drawing en Buckingham, 1901.

Nash rediseñó gran parte del Palacio de Buckingham en los años 80. 

"Operación Puente de Londres": esto es lo que pasará cuando muera la reina Isabel II de Inglaterra

Mientras que algunos muebles han sido reemplazados, la mayoría de la decoración original se mantiene en las estancias. 

La habitación White Drawing hoy en día.

Existe una puerta escondida en esta habitación disimulada con un espejo y una vitrina por donde la reina entra a recibir a sus invitados. 

Ray Bellisario, conocido como "el primer paparazzi británico" fue uno de los primeros fotógrafos en hacer fotos no oficiales e informales de la familia real. 

Ray Bellisario en 1962.

Bellisario comenzó a seguir a la familia real en los años 50 y, de acuerdo con The Guardian, la familia no era muy fan del fotógrafo. 

En una ocasión, Bellisario intentó enviar a la reina un ejemplar de su libro de fotografías de 1972, Pisándole los pies a la reina (To Tread on Royal Toes), pero ella lo devolvió con una nota que decía: "Su Majestad no acepta el libro y, por lo tanto, se devuelve por la presente". 

Ahora, cientos de fotógrafos siguen a la realeza en cada movimiento. 

Fotoperiodistas esperando enfrente del hospital después de que Kate Middleton diese a luz a la princesa Charlotte en 2015.

Chris Jackson es el fotógrafo oficial de la familia real, pero hacer fotos de la reina se ha convertido en un negocio al alza. 

Estas decepcionantes fotos muestran cómo es realmente la vida de la familia real británica

La Iglesia de Inglaterra solía prohibir un segundo matrimonio después de un divorcio. 

El rey Eduardo VIII y Wallis Simpson.

El rey Eduardo VIII causó un escándalo cuando firmó su abdicación, después de menos de un año en el trono, para poder casarse con Wallis Simpson, una americana divorciada. 

Los 15 mayores errores de moda cometidos por la realeza británica

La prohibición ha sido levantada desde entonces, allanando el camino a la historia de amor entre el príncipe Harry y Meghan Markle. 

Meghan Markle se divorció, pero nadie de la familia real hizo de eso un problema cuando ella y Harry anunciaron su matrimonio.

La Iglesia de Inglaterra permite el matrimonio a los divorciados desde 2002. 

Estas son todas las veces que Meghan Markle ha roto el protocolo real

La boda de la reina Isabel II fue retransmitida por la BBC en la radio en 1947. 

La reina Isabel II y el príncipe Philip se casaron en la Abadía de Wesrminster en 1947.

Isabel II tuvo que utilizar cupones de racionamiento de ropa para pagar su vestido de novia después de la Segunda Guerra Mundial. 

La boda real entre el príncipe Harry y Meghan Markle fue un acontecimiento global que retransmitieron cientos de canales de televisión de todo el planeta.

El príncipe Harry y Meghan Markle saliendo de la iglesia de St George.

Nielsen informó de que 29,2 millones de personas en Estados Unidos vieron la boda del príncipe Harry y Meghan. Hubo también unas 6,9 millones de interacciones en las redes sociales sobre el gran día. 

14 escándalos y celebraciones reales de 2019 que probablemente hayas olvidado

La reina dio a luz a todos sus hijos en casa.  

La reina Isabel II y el príncipe Philip con la princesa Anne de bebé.

El príncipe Guillermo fue el primer heredero directo nacido en un hospital. 

Ahora no solo los bebés de la realeza nacen en hospitales, sino que se espera de los padres que saluden a los fotógrafos en el exterior pocas horas después de dar a luz. 

El príncipe William y Kate Middleton con el príncipe Louis.

La estilista de Kate Middleton fue al hospital a ayudarla a prepararse para las cámaras después de que naciese el príncipe Louis en 2018. 

Los nacimientos reales solían ser anunciados a través de un boletín publicado en las puertas del Palacio de Buckingham. 

Boletín que anunciaba el nacimiento del príncipe Andrew colgado de la valla de Buckingham Palace en 1960.

Cuando la reina Isabel II dio a luz al príncipe Andrew en 1960, el superintendiente del palacio publicó el boletín, mientras que una multitud de unas 2,000 personas esperaba a las puertas para conocer la noticia, según informa Getty.

Ahora, los nacimientos de los nuevos miembros de la familia real son anunciados por la cuenta oficial de Twitter del Palacio de Kensington, aunque se mantienen los boletines del palacio. 

El Palacio de Kensington anuncia el nacimiento del príncipe Louis en Twitter en 2018.

Según la BBC, la información solo puede publicarse en las redes sociales después de que el comunicado formal es mostrado en el Palacio de Buckingham. 

Los varones tenían prioridad sobre las mujeres en la línea sucesoria

La entonces princesa Isabel y el príncipe Felipe con su hija la princesa Ana y su hijo el príncipe Carlos en 1950.

La sucesión al trono es regulada por el Parlamento. La regla solía ser que, incluso si la primogénita era una mujer, los hombres automáticamente pasaban a estar por encima de ellas en la línea de sucesión, como sucede en España con la ley sálica. 

La ley de sucesión a la corona se hizo efectiva en 2015, cambiando la regla del primogénito varón. 

La princesa Charlotte dándole un beso a su hermano pequeño, Louis.

Antes de que se produjese este cambio, el príncipe Louis, el hijo pequeño del príncipe William y Kate Middleton, hubiese estado por encima en la línea sucesoria de su hermana mayor, la princesa Charlotte. Ahora, la princesa es tercera y el príncipe es cuarto en la línea sucesoria. 

La realeza solía montar pequeños espectáculos navideños para las fiestas.

La reina Isabel II y la princesa Margarita disfrazadas en 1941.

Cuando la reina Isabel II era joven, ella y su hermana Margarita solían hacer pequeñas producciones en el Castillo de Windsor. En Cenicienta, la reina Isabel II realizó el papel de príncipe Florizel y Margarita actuó como Cenicienta. Realizaron la actuación de forma benéfica para la Fundación de Lana del Concierto de la Casa Real. 

Ahora los rumores son que la familia real intercambia regalos divertidos en Nochebuena. 

Miembros de la familia real en Sandringham en navidad, 2018.

Según The Sun, los miembros de la familia real son aficionados a hacerse regalos de broma, como gorros de ducha y asientos de inodoro. También juegan a las charadas y abren galletas de Navidad. 

La reina solía encabezar el desfile de Trooping the Colour o Desfile del Estandarte a caballo. 

La reina Isabel II en 1977.

El Trooping the Colour, o Desfile del Estandarte, es parte de la celebración oficial del cumpleaños de la reina en una tradición que se remonta a más de 260 años. En él participan más de 1.400 soldados que desfilan con 200 caballos y 400 músicos que marchan desde el Palacio de Buckingham hasta Hourse Guards Parade. 

Desde hace algunos años, la reina se sentaba en un coche de caballos. 

La reina Isabell II en Trooping the Colour en 2018.

Antes era necesario hacer reverencias a la realeza. 

Charlie Chaplin hace una reverencia a la princesa Margarita en 1952.

Este era el saludo oficial para los miembros de la familia real, según establece el protocolo de la realeza. 

Aunque se mantiene el saludo tradicional, la realeza de hoy en día opta por aproximaciones más informales.

Kate Middleton llegando a un compromiso real con un apretón de manos.

Según la página oficial de la familia real, "no hay códigos de comportamiento obligatorios al encontrarse con la reina o un miembro de la familia real, pero muchas personas desean mantener las formas tradicionales". 

La experta en realeza Victoria Arbiter afirmó a Business Insider en 2017 que inclinarse o hacer una reverencia a la realeza no es necesario. 

"Ciertamente, con la reina, porque es la generación más antigua, querrías hacer una reverencia", explica. "Las generaciones más jóvenes son menos rígidos cuando se trata de hacer una reverencia, así que no es un requisito, pero se trata de saludar a alguien con respeto". 

Los miembros de la realeza solían mantener las distancias con el pueblo. 

La reina Isabel II visitando Toronto en 1973.

En aquel entonces saludaban, sonreían y mantenían gratas conversaciones, pero siempre manteniendo una distancia significativa. 

Los miembros de la realeza más jóvenes no tienen miedo de romper el protocolo y dar un abrazo.

Meghan Markle dándole un abrazo a una mujer.

Otros artículos interesantes:

18 cosas que no sabías de la princesa Diana de Gales, en el 25º aniversario de su muerte

7 ejemplos de familias reales que han ayudado a las personas afectadas por el coronavirus

Estas son las 10 familias reales más ricas de Europa

Te recomendamos