El gel desinfectante funciona para prevenir el contagio del coronavirus, pero tienes que tener en cuenta sus limitaciones

Hand sanitizer is a great way to keep your hands clean when soap and water are not available.
Hand sanitizer is a great way to keep your hands clean when soap and water are not available.

Elizaveta Galitckaia/Shutterstock

  • Los desinfectantes para manos a base de alcohol pueden matar un amplio espectro de bacterias y virus, pero no es efectivo en todos los gérmenes.
  • Los profesionales de la salud recomiendan lavarse con agua y jabón en lugar de usar desinfectante para manos, pero cuando no hay agua y jabón disponibles, el desinfectante es una alternativa efectiva.
  • Debe contener entre un 60% y un 95% de alcohol para ser efectivo en la protección contra enfermedades infecciosas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El jabón de manos y el gel desinfectante pueden parecer intercambiables, pero están diseñados para diferentes circunstancias. Aunque el gel desinfectante es la solución más inteligente para tener a mano cuando viajas, los profesionales de la salud están de acuerdo en que nada es mejor que lavarse bien las manos con agua y jabón.

Para saber cómo y cuándo usar desinfectante para manos y comprender por qué los expertos prefieren el agua y el jabón, Bussines Insider ha hablado con Alex Berezow, microbiólogo y vicepresidente de comunicaciones científicas del Consejo Americano de Ciencia y Salud.

La efectividad del desinfectante para manos

El ingrediente principal en la mayoría de los desinfectantes para manos es el isopropanol o etanol (el ingrediente principal en las bebidas alcohólicas). Este alcohol tiene una larga tradición como desinfectante eficaz contra algunos virus y bacterias, eso sí, siempre que la solución tenga el porcentaje correcto de alcohol.

El desinfectante de manos es un respaldo práctico si no tienes acceso a agua corriente y jabón. Pero en general, los desinfectantes no son tan efectivos como el lavado de manos, además de que requieren una técnica y procedimiento adecuados para funcionar correctamente.

"Las personas generalmente no usan suficiente volumen de desinfectante para manos ni lo extienden alrededor de sus manos tanto como deberían", asegura Berezow. La aplicación adecuada de desinfectante para manos es esencial para su efectividad.

Para usar el desinfectante de manos correctamente, aplica la cantidad especificada en la etiqueta del producto en la palma de la mano y frote el desinfectante a fondo sobre ambas manos hasta que las sientan secas. Al igual que el lavado de manos, deberías prolongar la limpieza al menos durante 20 segundos.

El desinfectante de manos es eficaz para matar algunos microbios, pero no todos. Aquí hay algunos gérmenes contra los que no puede protegerte:

  • Cryptosporidium: Una infección parasitaria que causa problemas respiratorios y gastrointestinales.
  • Norovirus: Una infección viral que puede causar vómitos y diarrea.
  • Clostridium difficile: Una infección bacteriana que puede causar malestar intestinal e inflamación.

Qué buscar en un gel desinfectante

Los desinfectantes a base de alcohol deben contener al menos un 60% de alcohol. Preferiblemente, una relación de concentración entre 60% y 95% es la mejor. Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, los desinfectantes con menos del 60% de alcohol solo reducen el crecimiento de gérmenes en lugar de erradicarlos por completo.

Ten cuidado con los desinfectantes para manos con muy poco alcohol, o los geles desinfectantes que usan sustitutos del alcohol, que no son tan efectivos.

Leer más: De prepararse para la guerra a llenar la despensa con patatas fritas y chocolate: así cambia la cesta de la compra en la segunda semana de cuarentena

El uso indiscriminado de desinfectantes para manos también tiene sus inconvenientes. "Usar demasiado desinfectante para manos seca las manos y pueden agrietarse y sangrar. Si tienes una afección de la piel como eccema, esto podría empeorarla", ha asegurado Berezow.

Los desinfectantes a base de alcohol también pueden causar intoxicación por alcohol si se ingieren, así que asegúrate de guardar cualquier gel desinfectante fuera del alcance de los niños.

¿Por qué el agua y el jabón son mejores que el desinfectante para manos?

Aunque usar gel desinfectante es mejor que no usar nada, los expertos en salud dicen que el agua y el jabón son la mejor manera de practicar una buena higiene de manos y así protegerse.

Si bien el desinfectante de manos puede matar gérmenes, no hace nada para eliminar físicamente los gérmenes de la piel como lo hacen el agua y el jabón. "El jabón es un detergente, por eso se vuelve jabonoso. Los detergentes funcionan disolviendo el agua y el aceite, por lo que simplemente retira los microbios de las manos como si fuera la grasa de un plato", explica Berezow.

El CDC dice que lavarse las manos aunque no mata directamente los gérmenes, reduce la cantidad de gérmenes en tus manos. El agua y el jabón son más efectivos que los desinfectantes para manos, especialmente cuando las manos están visiblemente grasientas o sucias. Después de comer, practicar deporte..., si tus manos están sucias y grasientas, entonces los desinfectantes para manos no sirven de mucho.

También te ayuda con el método: indica que lo primero es humedecer tus manos con agua corriente, luego cierra el grifo y lávate las manos con jabón durante al menos durante 20 segundos. 

Usar jabón es mucho más efectivo que el gel desinfectante porque el jabón contiene tensoactivos, que son sustancias que eliminan la grasa y los microbios de la piel. Ten en cuenta que no hay diferencia entre usar jabón normal (cualquier marca del supermercado) y usar jabón "antibacteriano", ya que ambos tienen la misma efectividad.

Después de enjabonarte, aclara tus manos con agua corriente y luego límpialas inmediatamente con una toalla. Como los gérmenes se pueden transferir más fácilmente hacia y desde las manos mojadas, es importante que te seques las manos tan pronto como termines de enjuagarlas. El jabón y el agua evitarán eficazmente la propagación de virus y bacterias, pero no servirán de nada contra una infección ya contraída. Sin embargo, lavarse las manos te ayudará a prevenir la transmisión de tu enfermedad a otras personas.

Leer más: El jabón caduca, pero no por ello es menos efectivo

La dicotomía se resuelve

Berezow deja claro que "el jabón es un detergente que elimina los microbios, mientras que el alcohol en el desinfectante para manos mata directamente a los microbios. Pero el jabón y el agua son más eficaces para eliminar los microbios". Los microbios que el desinfectante a base de alcohol no puede matar serían retirados fácilmente con un lavado de manos adecuado.

El CDC recomienda usar un desinfectante para manos a base de alcohol con una concentración de 60% o más solo cuando no haya agua y jabón disponibles.

Si tus manos están sucias, encuentra acceso a agua corriente y jabón tan pronto como sea posible, ya que el desinfectante de manos puede no ser muy útil cuando hay suciedad y grasa de por medio.

Por lo tanto, el agua y el jabón siguen siendo la mejor defensa contra los gérmenes. Lávate las manos cada vez que prepares alimentos o comas, después de usar el baño o cambiar un pañal, después de sonarte la nariz, tocar un animal o bajar la basura. Ten especial cuidado si cuidas a alguien que está enfermo para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad.

LEER TAMBIÉN: He jugado online a 'Los Colonos de Catán', el popular juego de mesa, con 3 de mis amigos: así puedes hacerlo desde tu propia casa

LEER TAMBIÉN: Compra online en supermercados: qué cadenas mantienen el reparto a domicilio y cuáles lo han suspendido por el coronavirus

LEER TAMBIÉN: Compra online en Carrefour con reparto a domicilio: así funciona cola virtual y servicio Drive

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Salud
  2. Consejos
  3. Coronavirus