Los mercados callejeros de animales vivos siguen funcionando China a pesar del coronavirus

Un mercado mojado en Dandong, China.

REUTERS/Philip Wen

  • Miles de personas han comenzado a volver a los mercados callejeros de animales vivos —conocidos como mercados mojados—, con murciélagos, conejos y perros aún en oferta a pesar del brote de coronavirus.
  • Tanto el Covid-19 como el SARS nacieron de este tipo de comercios, donde los animales salvajes transmiten enfermedades por doquier.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial Coronavirus

A medida que China frena la curva de contagio del coronavirus, miles de personas han comenzado a volver a los mercados callejeros de animales vivos —conocidos como mercados mojados en todo el país. Tras el bloqueo de dos meses, la actividad en estos comercios ha regresado a la cuna del brote de coronavirus.

Porque precisamente fue en uno de estos mercados donde se originó el virus, dentro de un animal salvaje vendido para consumo humano, probablemente un murciélago o un pangolín. A pesar de las restricciones impuestas por el Gobierno chino y de la prohibición "inmediata e integral" del comercio de este tipo de animales, la actividad ha vuelto a las calles.

Leer más: "Me quedo con la ayuda que puedo dar a un cliente o la tranquilidad que puedo transmitir a una empresa", dice la directora de una sucursal bancaria en medio de la "horrible" crisis del coronavirus

Un vendedor de medicamentos en un mercado en Dongguan, en el sur de China, fue visto anunciando murciélagos, serpientes, lagartijas y sapos, recoge y documenta con fotos el Daily Mail. Según indicaron los transeúntes al corresponsal, "los mercados han vuelto a operar exactamente de la misma manera que antes del coronavirus" con la diferencia de que "los guardias tratan de evitar que se tomen fotos".

Máscara Protectora Facial

Máscara Protectora Facial

Visera protectora frente agentes patógenos externos. 

La banda de sudor integrada en la frente y el recubrimiento antivaho en el interior aumentan la comodidad durante largos periodos de uso.

Por sólo 9,99 euros

Otro mercado reabierto es el de Guilin, en el suroeste de China, que hace unos días lucía repleto de gatos y perros hacinados en jaulas dispuestos para su sacrificio y posterior consumo. Este maltrato animal, así como las condiciones antihigiénicas de los propios mercados, son uno de los elementos más condenados en la Asia civilizada, más aún cuando incrementan el riesgo de crisis como la del coronavirus.

Leer más: La paralización de la economía española por el coronavirus podría suponer pérdidas de 49.000 millones de euros y el cierre del 15% de las empresas

La experiencia enseña que no hay que jugar con fuego, y esta vez se ha hecho. Porque el Covid-19 no ha sido el primer virus surgido de este tipo de mercados; ya el SARS de 2003, especialmente lesivo en Corea, nació a partir de un mercado mojado y de la compraventa de animales salvajes para consumo. Según un estudio de la Universidad de Hong Kong, la cultura de comer estas especies supone "una bomba de relojería" para la creación de nuevos coronavirus. El informe se realizó en el año 2007.

LEER TAMBIÉN: De prepararse para la guerra a llenar la despensa con patatas fritas y chocolate: así cambia la cesta de la compra en la segunda semana de cuarentena

LEER TAMBIÉN: Compra online en supermercados: qué cadenas mantienen el reparto a domicilio y cuáles lo han suspendido por el coronavirus

LEER TAMBIÉN: Compra online en Carrefour con reparto a domicilio: así funciona cola virtual y servicio Drive

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”