Pasar al contenido principal

El coronavirus pasa factura a las bolsas: el Nikkei cae un 2% y los parqués europeos agudizan sus pérdidas al cierre

Asistentes observan la caída del Nikkei en la bolsa de Japón en 2018.
Reuters

  • El Nikkei cerró la sesión con una caída del 2% tras conocerse que China ha elevado a 80 personas las fallecidas por el coronavirus. 
  • Las bolsas europeas comienzan la jornada en negativo, el Ibex 35 ha abierto la sesión con una bajada del 1,4% y ha terminado la sesión perdiendo casi un 2%. 
  • Los expertos advierten del posible impacto de la epidemia sobre el crecimiento económico de China, que tendría efectos en sus socios comerciales. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

El efecto del coronavirus se nota en los mercados. Las bolsas asiáticas cerraron la sesión con pérdidas. Aunque varios de estos parqués han permanecido cerrados, el Nikkei terminó la sesión con una caída del 2%. En la apertura, las bolsas europeas también han amanecido en negativo., con pérdidas que se han agudizado hasta el cierre. En el caso del Ibex 35, el selectivo comenzó la sesión con un retroceso del 1,4% y ha cerrado la sesión cona bajada del 1,9%.

Dentro del Ibex, Amadeus es la compañía más castigada con un retroceso del 6,13%. Meliá bajó un 5,8% mientras que Ence cayó un 5,4% e IAG se dejó un 5,2%. 

Las empresas relacionadas con los recursos básicos, el transporte y el turismo son los sectores más castigados en las bolsas del viejo continente. El Eurostoxx cerró con una bajada del un 2,78% mientras que el Dax alemán retrocedió un 2,6%; el Cac galo se deja un 2,68% y Londres pierde un 2,2%.   

Las caídas en las bolsas se producen en un momento en el que China ya ha elevado el número de víctimas mortales a 80 personas y a más de 2.000 infectadas. Una situación que ha llevado a que las autoridades del país impongan, además de la cuarentena en la ciudad de Wuhan (foco del virus), restricciones en otras partes del país y alarguen las vacaciones del Año Nuevo en escuelas y universidades. 

Leer más: Los 10 bancos de inversión que ingresan más dinero por comisiones en Europa

En este contexto, los analistas apuntan a que podría ser la causa de una mayor ralentización económica en la región. "La mayor amenaza para la economía global no es únicamente que la enfermedad se propague rápidamente a través de los países por los viajes globales", según una nota de Stephen Innes, estratega jefe de mercados en AxiCorpr, que recoge MarketWatch.

 "El problema es también el efecto que puede tener cualquier turbulencia económica en los colosales motores industriales y de consumo en China que puede expandirse a otros países por los vínculos comerciales y financieros existentes por la globalización", añade. 

En este sentido, Juan Carlos Ureta, presidente ejecutivo de Renta 4, señala en un artículo sobre la situación de los mercados que aunque la causa inmediata de las inquietudes en las bolsas ha sido la aparición del coronavirus, hay que tener en cuenta que las "elevadas cotizaciones que han alcanzado las bolsas, sobre todo las americanas, tras su racha continua de nuevos récords históricos, son un terreno muy propicio para que lleguen las correcciones, sin que haga falta ningún motivo especial". 

En este sentido, Ureta hace referencia a la "llamativa" pérdida de fuerza de la bolsa china a partir del segundo trimestre de 2019. "El Shanghai Composite fue el índice que más subió en los tres primeros meses de 2019 (un 24%) impulsado por los planes de estímulo del Gobierno chino, pero en el segundo y en el tercer trimestre cayó, mientras las Bolsas americanas seguían subiendo, y en el cuarto trimestre solo pudo subir la mitad de lo que lo hacía el S&P", explica el experto. 

"En este inicio de 2020 la Bolsa china no ha sido capaz de beneficiarse de la firma de la llamada fase uno del acuerdo comercial con EEUU ni tampoco del logro que supone para la economía china haber crecido un año más por encima del 6%", añade. 

Y además