Pasar al contenido principal

China ha aislado a 50 millones de personas por el coronavirus de Wuhan, pero un planificador urbano dice que no existe una manera efectiva de bloquear una ciudad

Guardias con máscaras faciales en la estación de ferrocarril de Hankou el 22 de enero de 2020, en Wuhan, China.
Guardias con máscaras faciales en la estación de ferrocarril de Hankou el 22 de enero de 2020, en Wuhan, China. Xiaolu Chu/Getty Images)
  • Por lo menos 12 ciudades chinas han sido bloqueadas a medida que un mortal coronavirus se propaga por todo el país.

  • El virus ha matado a 56 personas e infectado a más de 2.000. Se ha propagado a por lo menos 10 países fuera de China, incluyendo Francia, Australia y los Estados Unidos.

  • La ciudad donde se originó el virus —Wuhan, China— lleva en cuarentena desde el jueves.

  • Un planificador urbano asegura que no existe una manera efectiva de sellar completamente una ciudad, pero el cierre del transporte reduce significativamente las posibilidades de que la gente huya.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

La mayoría de los planificadores urbanos no diseñan una ciudad con la idea de aislarla. Muchos abogan por lo contrario: hacer que las ciudades fluyan lo más libremente posible para fomentar el turismo y atraer a los trabajadores.

Pero el jueves por la mañana, las autoridades de Wuhan —la ciudad china de 11 millones de habitantes donde comenzó el brote del coronavirusdecidieron poner bajo cuarentena toda la ciudad.

"Si vives en ciudades, tu movilidad puede ser controlada a través del transporte público", explica Fei Chen, un profesor de diseño urbano de la Universidad de Liverpool, a Business Insider. "Wuhan tiene un aeropuerto internacional. Tiene autopistas y ferrocarriles. Así que si se cierran todos, básicamente se cortan los medios para que la gente pueda huir".

Leer más: Estos son los síntomas del mortífero coronavirus de Wuhan y cuándo deberías preocuparte

Eso es, en efecto, lo que hicieron las autoridades. Se detuvieron todas las formas de transporte público, incluyendo autobuses, metros y ferrocarriles. No hay trenes ni aviones que entren o salgan de la ciudad, y se instalaron controles de carretera para impedir que los coches privados se marchen de la ciudad.

A los residentes de Wuhan se les ha pedido que no salgan de la ciudad, salvo en circunstancias excepcionales.

El virus, que los científicos llaman 2019-nCoV, ha matado a 56 personas e infectado a más de 2.000. Se ha propagado a por lo menos otros 10 países: Francia, Australia, Tailandia, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Vietnam, Singapur, Nepal y los Estados Unidos. Es probable que el brote se haya originado en un mercado clandestino de Wuhan que vendía animales vivos como pollos, cerdos, serpientes y civetas. El mercado se cerró el 1 de enero.

Sin embargo, Chen explica que no hay manera de aislar completamente una ciudad.

Wuhan cerró sus principales puntos de entrada

El brote de coronavirus comenzó en Wuhan el 31 de diciembre. La familia de este tipo de virus también es responsable de la neumonía, el resfriado común y el SARS, que infectó a unas 8.000 personas y mató a 774 en China entre 2002 y 2003.

El nuevo coronavirus provoca fiebre, escalofríos, tos, estornudos y dolor de garganta. Parece que se propaga de persona a persona con mayor facilidad y rapidez que el SARS, pero es mucho menos mortal.

Como uno de los principales centros de transporte de China, las líneas ferroviarias de alta velocidad de Wuhan conectan con Shangái y Guangzhou (ciudades con una población de 24 y 13 millones de habitantes, respectivamente). El Aeropuerto Internacional Tianhe de la ciudad también atiende a más de 20 millones de pasajeros al año.

"Las ciudades chinas están actualmente realmente conectadas, especialmente a nivel regional", explica Chen. "Es realmente fácil viajar de una ciudad a otra".

Un tren mayormente vacío viaja a Wuhan desde Shanghai el 23 de enero de 2020.
Un tren mayormente vacío viaja a Wuhan desde Shanghai el 23 de enero de 2020. HECTOR RETAMAL/AFP via Getty Images

Muchas de las ciudades vecinas de Wuhan también han sido aisladas. Hasta el viernes, al menos 11 ciudades habían impuesto sus propias restricciones de viaje. Las restricciones hasta ahora afectan a unos 50 millones de personas en la provincia de Hubei, donde se encuentra Wuhan.

Leer más: China confirma que el coronavirus se contagia entre humanos: todo lo que debes saber acerca de la neumonía de Wuhan

"Es algo inteligente por el Año Nuevo Chino", comenta Chen. "Los chinos tenemos la costumbre de volver a casa para pasar tiempo con la familia, y existe un gran movimiento de población durante esos días".

Una autopista casi desierta en Wuhan, China, el 24 de enero de 2020.
Una autopista casi desierta en Wuhan, China, el 24 de enero de 2020. Associated Press

Antes del brote, se esperaba que cientos de millones de personas viajaran hacia y dentro de China para la celebración del Año Nuevo Lunar, que comenzó el sábado y durará hasta el 8 de febrero.

Ahora, subraya Chen, es casi imposible salir de Wuhan.

"La posibilidad de salir de la provincia de Hubei es bastante remota", comenta. "Si quieres salir de la provincia, normalmente lo haces a través de las carreteras principales y ferrocarriles de alta velocidad".

Muchas de las redes de autopistas recientemente construidas en China, explica, tienen peajes que normalmente cuentan con puntos de control para facilitar la vigilancia del flujo de entrada y salida de coches.

Pero la cuarentena de la ciudad no es infalible

Chen explica que podría ser más difícil poner en cuarentena a pueblos pequeños y aldeas sin vínculos con los principales sistemas de transporte. Estos pueblos se conectan con las grandes ciudades a través de carreteras secundarias.

Eso significa que la cuarentena no es infalible.

"No diría que es 100% efectiva, pero en gran medida han controlado o mantenido a la gente dentro de la región", subraya Chen.

Los residentes de Wuhan usan máscaras cuando compran alimentos el 23 de enero de 2020.
Los residentes de Wuhan usan máscaras cuando compran alimentos el 23 de enero de 2020. Getty Images

Las cuarentenas son probablemente más fáciles de aplicar en China, agrega, debido al sistema político de la nación.

"Todas las fuerzas policiales obedecen esas órdenes", cuenta Chen. "El transporte público es público, así que está controlado por el gobierno. Si se compara con el Reino Unido, donde el transporte público a veces es propiedad de empresas privadas, es mucho más difícil hacer algo así".

Kristin Stapleton, una historiadora urbana que estudia historia china en la Universidad de Buffalo, explica a Business Insider que piensa que "probablemente mucha gente se está manteniendo en casa por miedo, tanto al coronavirus como a la vigilancia de alta tecnología que se ha vuelto omnipresente en las ciudades chinas".

Leer más: El gobierno de EE.UU. evacuará de Wuhan a sus diplomáticos y ciudadanos que se encuentran en medio del brote de coronavirus

¿Deberían diseñarse las ciudades para aislamientos?

Chen explica que algunos planificadores urbanos están empezando a discutir lo que se necesitaría para aislar una ciudad, pero tienen en mente el cambio climático, no un potencial virus.

El personal médico usa trajes protectores en el hospital Zhongnan de Wuhan.
El personal médico usa trajes protectores en el hospital Zhongnan de Wuhan. STR/AFP via Getty Images

"No diría que hemos pensado exactamente en cómo aislar una ciudad entera, porque eso es muy raro", cuenta. "Pero estamos hablando de cómo una ciudad podría ser resistente a los desastres naturales como inundaciones y terremotos o la subida del nivel del mar".

Aun así, explica que los planificadores urbano harían bien en considerar los servicios que los ciudadanos podrían necesitar si su ciudad estuviera aisladas, como clínicas de atención médica en diferentes barrios para que la gente no tenga que desplazarse distancias largas para recibir tratamiento.

Los doctores en Wuhan han denunciado que no hay suficientes recursos para tratar a los pacientes, y la gente está esperando durante horas para recibir atención médica. Hasta ahora, los kits capaces de detectar la infección han sido reservados para los pacientes con los síntomas más severos, por lo que los diagnósticos pueden retrasarse horas o incluso días.

Mientras tanto, la ciudad se apresura a construir un nuevo hospital con 1.000 camas en solo seis días.

"Lo que realmente debería considerarse en la planificación urbanística es cómo se podría proporcionar la mejor y más eficiente atención médica a los residentes", resume Chen. "No creo que la cuarentena sea algo que debamos priorizar cuando planifiquemos una ciudad".

Más información sobre el coronavirus de Wuhan en Business Insider

Y además