Los científicos creen que el coronavirus de Wuhan saltó de murciélagos a serpientes y personas: los murciélagos han sido la fuente de al menos 4 graves pandemias

Health officials check body temperatures of passengers arriving from Wuhan, China, on January 22, 2020 at an airport in Beijing.
Health officials check body temperatures of passengers arriving from Wuhan, China, on January 22, 2020 at an airport in Beijing.
Emily Wang/AP

Emily Wang/AP

  • El coronavirus originado en Wuhan (China) ha acabado con la vida de 25 personas e infectado a más de 830.
  • Se trata de una enfermedad zoonótica, lo que significa que puede pasar de animales a seres humanos.
  • SARS, el coronavirus que mató a 774 personas a principios de la década del 2000, pasó de murciélagos a civetas y de estas a las personas.
  • El virus de Wuhan también podría haberse originado en murciélagos, que podrían haber transmitido la enfermedad a serpientes, que a su vez habrían transmitido la enfermedad a los humanos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El coronavirus que se ha propagado en China y el brote de SARS (por sus siglas en inglés) de 2003 tienen dos cosas en común: ambos son de la familia de los coronavirus y ambos han pasado de animales a seres humanos en mercados donde se vendían animales vivos.

Los coronavirus son enfermedades zoonóticas, lo que significa que se propagan a las personas en un primer momento de animales infectados. En algunos mercados de Asia se venden animales vivos y muertos —perros, gallinas, cerdos, serpientes, civetas y otras especies—, por lo que en ese foco ese las probabilidades de que un virus de este tipo se pueda propagar de animales a humanos se disparan.

"La mezcla de mercados de animales vivos poco regulados con el comercio ilegal de fauna salvaje representa una oportunidad excepcional para que los virus se propaguen de los animales salvajes a la población humana", afirmó este jueves en nota de prensa la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS, por sus siglas en inglés).

En el caso del brote de SARS, y probablemente en este brote de coranovirus, los murciélagos fueron el huésped original. Después, estos infectaron a otros animales a través de sus heces o de la saliva y estos intermediarios inconscientes acabaron transmitiendo la enfermedad a las personas.

"Los murciélagos y las aves se consideran especies receptoras de virus con potencial pandémico", explica a Business Insider Bart Haagmans, virólogo del Centro Médico Erasmus en Rotterdam, (Países Bajos).

En los últimos 45 años, al menos otras tres pandemias (además del SARS) han sido atribuidas a murciélagos. Estos animales fueron la fuente original del ébola, que ha matado a 13.500 personas en múltiples brotes desde 1976; el Síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS, por sus siglas en inglés) que puede encontrarse en 28 países; y el virus Nipah, que tiene una tasa de mortalidad del 78%.

El coronavirus podría haber saltado primero de murciélagos a serpientes y, luego, a personas

A greater horseshoe bat (Rhinolophus FerrumEquinum), a relative of the Rhinolophis sinicus bat species from China that was the origin of the SARS virus.A greater horseshoe bat (Rhinolophus FerrumEquinum), a relative of the Rhinolophis sinicus bat species from China that was the origin of the SARS virus.
A greater horseshoe bat (Rhinolophus FerrumEquinum), a relative of the Rhinolophis sinicus bat species from China that was the origin of the SARS virus.
De Agostini/Getty

De Agostini/Getty

No todos los coronavirus son mortales: los más endémicos entre los humanos, como el resfriado común, son considerados a menudo irrelevantes. Los coronavirus que posen un riesgo pandémico son, sin embargo, precisamente los que llegan a través de animales.

"Debido a que estos virus no han estado presentes antes en los humanos, la resistencia a estos virus no existe", afirma Haagmans.

El coronavirus que emergió en Wuhan hasta ahora ha dejado 25 fallecidos y más de 830 infectados. Los expertos no han confirmado aún qué especies animales permitieron su propagación a las personas, pero tienen algunas conjeturas. Científicos en China han comparado el código genético del coronavirus de Wuhan con otros coronavirus para descubrir que es similar a dos muestras de coronavirus de murciélagos.

Leer más: Un experto lanzó una inquietante advertencia sobre una epidemia mundial con un coronavirus hace 3 meses: su simulación mostró que podría matar a 65 millones de personas

"Hay señales de que estamos ante un virus de murciélagos" comenta a Business Insider Vincent Munster, científico del Rocky Mountain Laboratories en Estados Unidos.

Según un grupo de científicos que edita el Journal of Medical Virology, la especie intermedia en este caso podría ser la cobra china.

A Chinese cobra.A Chinese cobra.
A Chinese cobra.
Thomas Brown

Thomas Brown

La razón es que análisis genéticos han mostrado que los componentes genéticos del coronavirus de Wuhan se parecen mucho a los de las serpientes. Los investigadores piensan que una población de murciélagos podría haber infectado a las serpientes, las cuales transmitieron el virus a los humanos al venderse en el mercado de mariscos al por mayor de Huanan en Wuhan.

Pero la única manera de estar seguros de dónde vino el virus es tomar muestras de ADN de animales vendidos en ese mercado y de serpientes y murciélagos salvajes de esa región.

Por qué los murciélagos representan una amenaza

Los murciélagos albergan una proporción significativamente mayor de virus zoonóticos que otros mamíferos, según un estudio de 2017. Los expertos consideran que esto es así porque los murciélagos pueden volar cruzando largos rangos geográficos, transportando las enfermedades consigo. Eso les convierte en un portador perfecto.

A nurse wearing protective gear walks outside a Severe Acute Respiratory Syndrome (SARS) clinic in suburban Toronto, 2003.A nurse wearing protective gear walks outside a Severe Acute Respiratory Syndrome (SARS) clinic in suburban Toronto, 2003.
A nurse wearing protective gear walks outside a Severe Acute Respiratory Syndrome (SARS) clinic in suburban Toronto, 2003.
Reuters

Reuters

Los murciélagos transmiten los virus en sus heces: si defecan sobre una pieza de fruta que otro animal pueda comerse, este puede convertirse en un nuevo portador de la enfermedad.

"Sabemos que una buena cantidad de los virus que figuran en la lista de enfermedades prioritarias de la OMS tienen un vínculo directo o indirecto con los murciélagos", afirma Munster. (La lista incluye los virus SARS y MERS)

En marzo de 2019, un estudio predijo que los murciélagos podían ser la fuente de un nuevo brote de coronavirus en China.

"Es muy probable que futuros brotes de coronavirus similares al SARS o MERS se originen en los murciélagos, y existe una mayor probabilidad de que esto ocurra en China", dijeron entonces los investigadores.

Esto se debe a que la mayoría de los coronavirus —tanto los que circulan entre humanos como en animales— se pueden encontrar en China. Además, los autores del estudio aseguraron que "la mayoría de los murciélagos portadores de estos CoV [coronavirus] viven cerca de humanos en China, y posiblemente transmiten virus a las personas y al ganado".

A doctor checks equipment at a SARS screening room at Kuala Lumpur International Airport in Malaysia in 2003.A doctor checks equipment at a SARS screening room at Kuala Lumpur International Airport in Malaysia in 2003.
A doctor checks equipment at a SARS screening room at Kuala Lumpur International Airport in Malaysia in 2003.
AHMAD YUSNI / AFP) (Photo by AHMAD YUSNI/AFP via Getty Images

AHMAD YUSNI / AFP) (Photo by AHMAD YUSNI/AFP via Getty Images

La población de murciélagos que originó el SARS, por ejemplo, vivía en una cueva a poco más de 1 kilómetro de distancia del pueblo más cercano.

Del mismo modo, una investigación de 2017 advirtió que "el riesgo de contagio a las personas y la aparición de una enfermedad similar al SARS es posible". Los autores identificaron al menos 300 cepas distintas de coronavirus que todavía están presentes entre las poblaciones de murciélagos.

Cómo los virus SARS, MERS y Ébola pasaron de animales a humanos

A continuación puedes ver una comparación del virus de Wuhan con otros 4 virus que probablemente tuvieron su origen en murciélagos.

Los investigadores rastrearon el SARS hasta una población de murciélagos de herradura en la provincia china de Yunnan. Los humanos acabaron infectados a través de las civetas —un mamífero similar a una comadreja— presentes en el mercado húmedo de Guangdong.

Entre 2002 y 2003, el SARS mató a 774 personas en 29 países e infectó a más de 8.000. Los enfermos experimentaron fiebre, dolores de cabeza y un tipo de neumonía mortal capaz de generar fallos respiratorios.

An Asian palm civet sits in a cage at the Kopi luwak farm and plantation in Ubud on the Indonesian island of Bali, November 20, 2018.An Asian palm civet sits in a cage at the Kopi luwak farm and plantation in Ubud on the Indonesian island of Bali, November 20, 2018.
An Asian palm civet sits in a cage at the Kopi luwak farm and plantation in Ubud on the Indonesian island of Bali, November 20, 2018.
Oleksandr Rupeta/NurPhoto/Getty

Oleksandr Rupeta/NurPhoto/Getty

De manera similar el virus de MERS pasó de murciélagos a dromedarios en Oriente Medio. Este coronavirus circuló entre la población de estos camellos arábigos durante décadas sin ser detectado antes de saltar a los humanos en 2012. Hasta la fecha 858 personas han muerto en 28 países debido a esta enfermedad, la cual conlleva fiebre, tos y falta de respiración.

Mientras tanto, en el sudeste asiático los murciélagos de la fruta fueron el primer portador del virus mortal Nipah, que se originó en Malasia en 1998 y después nuevamente en India en 2001. Estos animales transmitieron la enfermedad a cerdos de granja, los cuales a su vez se la pasaron a las personas. Los afectados experimentaron dolores de cabeza y vómitos, y muchos de ellos cayeron en coma y acabaron muriendo. 

Los murciélagos de la fruta en África han jugado un papel protagonista en los brotes de ébola desde 1976. Sin embargo, el peor de ellos de la historia llegó de una población de murciélagos. Más de 11.000 personas fallecieron entre 2013 y 2016.

Cómo evitar que las enfermedades zoonóticas pasen a las personas

La proximidad de los vendedores ambulantes —y clientes— a animales tanto vivos como muertos en los denominados "mercados húmedos" de Asia son un enorme caldo de cultivo para las enfermedades zoonóticas.

El miércoles pasado, las autoridades de Wuhan prohibieron el comercio de animales vivos en este tipo de mercados. De hecho, el mercado de marisco que parece ser el foco de origen del brote de este coronavirus se clausuró hace semanas.

Los expertos apoyan este tipo de medidas para ayudar a prevenir la propagación de los virus.

Leer más: China aísla a Wuhan del resto del mundo en una cuarentena sin precedentes para contener la propagación del coronavirus

"Los gobiernos deben reconocer las amenazas mundiales a la salud pública de las enfermedades zoonóticas", ha explicado Christian Walzer, director ejecutivo del programa de salud de la WCS en un comunicado. "Es hora de cerrar los mercados de animales vivos que comercializan con fauna silvestre, fortalecer los esfuerzos para combatir el tráfico de animales salvajes y trabajar para cambiar los comportamientos peligrosos de consumo de animales salvajes, especialmente en las ciudades".

A chicken vendor atop chicken cages at a wet market in Kowloon City, China, in 2004.A chicken vendor atop chicken cages at a wet market in Kowloon City, China, in 2004.
A chicken vendor atop chicken cages at a wet market in Kowloon City, China, in 2004.
Dickson Lee/South China Morning Post/Getty

Dickson Lee/South China Morning Post/Getty

Pero según Eric Toner, científico senior de la Universidad Johns Hopkins, es probable que surjan más brotes de enfermedades desde animales a humanos, incluso sin que existan este tipo de mercados de animales vivos.

"Durante mucho tiempo pensé que el virus más probable que podría causar una nueva pandemia sería un coronavirus", explica Toner a Business Insider. "Estamos en una era de epidemias debido a la globalización y a la invasión de los entornos salvajes".

Sin embargo, el brote de coronavirus de Wuhan no se considera una pandemia. Hasta ahora, la Organización Mundial de la Salud no lo ha declarado una emergencia mundial de salud, ya que China ha puesto en cuarentena a Wuhan y otras ciudades cercanas para detener la propagación del virus.

Más información sobre el coronavirus de Wuhan en Business Insider

LEER TAMBIÉN: 9 enfermedades peligrosas que han reaparecido en los últimos 10 años

LEER TAMBIÉN: La OMS advierte del peligro de 'la enfermedad X'

VER AHORA: "Salir al mercado laboral ahora mismo no es una buena idea; los jóvenes deben seguir estudiando", aconseja este experto en Educación

    Más:

  1. Salud
  2. China
  3. Animales
  4. Enfermedades
  5. Ciencia