Pasar al contenido principal

El coronavirus ya ha provocado una recesión a escala global en el comercio exterior y el empleo que superará a la de 2008, según la OMC y la OIT

Cartel ante un negocio de Madrid cerrado por las medidas de contención del coronavirus
Reuters
  • El impacto económico del coronavirus ya empieza a reflejarse en los pronósticos de las principales instituciones y en los datos macroeconómicos de comercio exterior, demanda de los consumidores, inversión empresarial y desempleo en varios países de todo el mundo.
  • La Organización Mundial del Comercio (OMC) revisa a la baja sus previsiones de comercio internacional y estima que caerá hasta un 32% en 2020, lo que generaría una caída del PIB global de hasta el 8,8%.
  • La Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó este martes sus estimaciones actualizadas de pérdida de empleo por la crisis económica derivada de la pandemia, en las que estima que se destruirán 195 millones de puestos de trabajo en todo el mundo durante el segundo trimestre.
  • Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial han advertido de que una recesión inminente que podría superar a la que se produjo tras la pasada crisis financiera.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Ha provocado el coronavirus una recesión a escala global? En los últimos días, la publicación de los datos macroeconómicos del primer trimestre y de las estimaciones para el segundo por parte de instituciones y analistas han motivado que los expertos hayan pasado de intentar calcular el impacto económico de la pandemia a predecir en qué momento comenzará una recesión mundial provocada por el virus.

Para que comience una recesión, según el criterio definido en 1974 por el economista estadounidense Julius Shiskin, es necesario acumular 2 trimestres consecutivos de retroceso interanual del PIB. Dado que la crisis provocada por el coronavirus comenzó durante el trimestre pasado, será difícil saber a ciencia cierta si estamos ante una recesión hasta que se publiquen los datos del segundo trimestre a principios de julio.

Leer más: El aumento del paro por el coronavirus en España o Estados Unidos no ha hecho más que empezar, según los expertos

Sin embargo, varios indicios ya apuntan a que nos encontramos en plena recesión desde el pasado mes de marzo, según las estimaciones de Bloomberg, que muestran que el PIB mundial se contrajo un 0,5% en marzo tras caer un 0,1% en febrero y que dan por sentado que la contracción de la economía global continuará durante, al menos, abril y mayo, como indican las previsiones de las principales instituciones económicas.

Esa recesión parece ya evidente en los sectores que están sufriendo con mayor dureza las consecuencias del coronavirus, según el medio financiero, que destaca al comercio exterior, al consumo, la inversión empresarial y el desempleo. Además, señala que la duración y gravedad de la contracción de la economía global dependerá de cuánto tiempo estén vigentes las medidas de contención de la pandemia, siguiendo el cálculo de la OCDE, que estima que cada mes de confinamiento resta 2 puntos al PIB mundial.

En cuanto al flujo de exportación e importación, la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha revisado este miércoles a la baja sus previsiones de comercio internacional, estimando que se reducirá este año entre un 13% y un 32%. De confirmarse ese desplome, la OMC calcula que el PIB mundial caería entre un 2,5% y un 8,8%, aunque destaca que para 2021 prevé una fuerte recuperación, de entre el 5,9% y el 7,4%.

El director general de la OMC, Roberto Azevêdo, ya había advertido de que el retroceso en el comercio global debido al coronavirus superaría las peores cifras de la pasada crisis económica, cuando el flujo de importaciones y exportaciones se redujo en un 12,6% en 2009. Pese a que Azevêdo señala que el impacto será global, Europa es la que peor parada sale en sus pronósticos, dado que la OMC estima que su PIB caerá entre un 3,5% y un 10,8% este año.

Respecto al empleo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó este martes sus estimaciones actualizadas de pérdida de empleo por la crisis económica derivada de la pandemia, en las que estima que se destruirán 195 millones de puestos de trabajo en todo el mundo durante el segundo trimestre. La  OIT estima que Asia sufrirá la mayor destrucción de empleo, mientras que estima que Europa perderá 12 millones de empleos a tiempo completo.

El secretario general de la OIT, Guy Ryder, ha advertido de que los efectos del coronavirus sobre el mercado laboral mundial superarán a las consecuencias de la pasada crisis financiera, especialmente en hostelería, industria, comercio y tareas administrativas. Mientras, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial también han recurrido a la comparación con 2008 para advertir de que la inminente recesión podría superar a la que se produjo hace una década.

Mientras, en España, las previsiones para el conjunto de 2020 también están empeorando a marchas forzadas. Este miércoles, la CEOE ha estimado que el PIB español podría reducirse hasta un 9% durante el año, mientras que el Observatorio Financiero del Consejo General de Economistas estima que la caída será de un 4%, siempre y cuando la actividad se recupere a partir de mayo, en tanto que Funcas ha pronosticado un retroceso del 3%.

Estas previsiones podrían confirmarse cuando se publiquen los datos de PIB del segundo trimestre. Por el momento, todas las estimaciones parten de la base de que la economía mundial nunca se ha enfrentado a una paralización como la actual y de que se desconoce cuando se reanudará la actividad. Algunos países, como Austria o Alemania, volverán al trabajo en los próximos días, mientras que EEUU o Japón apenas acaban de implantar medidas de contención.

Y además