El cuerpo responde de forma rápida y eficiente a la reinfección con COVID-19, según un estudio

Sanitaria con anticuerpos.

Simon Dawson/Pool vía REUTERS

  • El sistema inmunológico es capaz de reconocer al nuevo coronavirus en la reinfección con COVID-19.
  • Su respuesta al virus es más eficaz gracias a la memoria de las células T y B, que recuerdan al SARS-CoV-2 tras el primer contagio. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los contagiados con COVID-19 que se recuperan de la enfermedad, muestran una defensa más rápida y eficaz ante la reinfección con el nuevo coronavirus, según un estudio no revisado por pares.

La evidencia más sólida de la respuesta inmune del cuerpo al SARS-CoV-2, confirma que el sistema inmunológico es capaz de recordar al coronavirus y mejorar la calidad de los anticuerpos.

Esto tiene lugar gracias a la memoria de las células T y B que luchan contra los patógenos que invaden el organismo. Por una parte, las células T buscan y destruyen células infectadas, mientras las células B liberan anticuerpos a la sangre. 

"La respuesta de las células B de memoria al SARS-CoV-2 evoluciona entre 1,3 meses y 6,2 meses después de la infección de una manera que es compatible con la persistencia del antígeno, el aumento de la potencia y la resistencia a las mutaciones", concluyen los investigadores de la Universidad Rockefeller en Nueva York, Estados Unidos.

"La expectativa es que las personas puedan producir una respuesta rápida de anticuerpos y resistir la infección en un gran número de casos", ha explicado a The Guardian Michel Nussenzweig, director de inmunología molecular de Rockerfeller y autor principal del estudio.

Los asintomáticos inmunodeprimidos podrían contagiar durante 70 días, según un estudio

Hasta el momento, varias investigaciones habían desvelado que los niveles de anticuerpos a COVID-19 desaparecían entre semanas y 3/4 meses después de la infección. 

La desaparición de los anticuerpos preocupaba ante posibles reinfecciones, tan sólo unos meses después de superar la enfermedad que provoca. Aunque los científicos ya habían encontrado pruebas de inmunidad duradera, basada en los hallazgos corroborados por el presente estudio. 

Los expertos no habían estudiado la naturaleza y la calidad de las células B de memoria que serían necesarias para producir anticuerpos tras la reinfección —dado que estas, como las células T, se almacenan tras haber trabajado contra la infección—. 

La respuesta de las células T dura hasta 6 meses después de la infección con COVID-19, según un nuevo estudio

De acuerdo con la presente investigación, publicada en bioRxiv, el número de células B de memoria no cambia aunque disminuyan los anticuerpos y la actividad neutralizante en el plasma.

Para más, 6 meses después, los anticuerpos que expresan tienen una mayor hipermutación somática, mayor potencia y resistencia a las mutaciones RBD (dominio de unión al receptor).

Es decir, aunque los anticuerpos a COVID-19 desaparezcan, tu cuerpo puede responder a la reinfección más rápidamente, evitando que la enfermedad evolucione y se agrave.

No obstante, Nussenzweig explica al medio que aún no se ha concluido cuánto puede durar dicha protección —la que estiman que persista durante años—. 

En palabras de la profesora Fiona Watt, presidenta ejecutiva del Medical Research Council —que descubrió que las células T persisten también 6 meses después— es una noticia prometedora: "Si la infección natural con el virus puede provocar una respuesta sólida de las células T, entonces esto puede significar que una vacuna podría hacer lo mismo".

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España